Remodelaciones de Primera
noticiasdegipuzkoa.com

Después de los dos ascensos consecutivos el equipo eibarrés afronta su debut en Primera División con las mismas instalaciones que en Segunda División B. "Renovarse o morir", el conjunto armero tiene que hacer honra al famoso dicho para afrontar y sacar el mayor partido posible a su primer año en la Liga BBVA. La directiva ya se ha puesto manos a la obra, nunca mejor dicho, para mejorar las instalaciones deportivas del club.

Campo de entrenamiento de la primera plantilla

La entidad azulgrana no tenía lugar de entrenamiento propio, sino que alternava sus ejercicios rutinarios en las instalaciones deportivas de Abadiño y de Bergara. Aranzábal y su equipo han puesto la mira en el campo de Atxabalpe, propiedad del Ayuntamiento y cerrado permanentemente desde 2007. Después de varias negociaciones por fin se ha llegado a un acuerdo y la SD Eibar podrá disfrutar de sus propias instalaciones, un campo de entrenamiento y y un edificio anexo con vestuarios.

El acuerdo ya está firmado, y el equipo podría empezar los entrenamientos en Atxabalpe en el mes de Noviembre. Las obras empezarán ésta semana y todos los costes de la remodelación correrán por parte de la SD Eibar. El Eibar abonará 600 euros al mes como alquiler, dicho contrato de cesión tiene una duración de uso es de un año, prorrogable por otros doce meses.
 

Acondicinamiento del estadio Ipurúa

Uno de los puntos más importantes de ascender a Primera División es el correcto acondicionamiento del estadio respecto a la categoría en la que se jugará al fútbol. Ipurúa tiene que ser un campo a la altura de la competición y de los equipos que pasarán por él. La directiva ya ha presentado la propuesta de aumentar el aforo en más de 1.000 asientos. La situación del estadio eibarrés complica bastante una profunda ampliación de aforo, pero se ha encontrado el lugar adecuado y se realizará en la Tribuna Norte.

El graderío se ampliará en 1.229 espectadores más, frente a las 720 localidades que tiene actualmente. El acondicionamiento de la Tribuna Norte se realizará en dos mitades, la primera ampliación formará parte del graderío fijo existente, para que los trabajos no hagan perder el aforo actual,  y la segunda se hará a modo de graderío supletorio. Después de que las dos mitades estén completadas se procederá a quitar la estructura de mecanotubo de la grada supletoria para que pase a formar parte de la estructura fija del estadio. La duración de la obra se estima en cinco meses, después de este periodo de tiempo Ipurua pasará de tener 5.200 espectadores a 6.000.

VAVEL Logo