El Granada vence y convence en su presentación
Foto: Antonio L. Juárez

El Granada Club de Fútbol saldó con éxito la presentación del nuevo proyecto ante su público. Con un juego convincente y con los goles de Robert Ibáñez y Jhon Córdoba, los rojiblancos doblegaron con firmeza a un Udinese que jugó 45 minutos con un hombre menos.

Prueba seria

Aunque no dejara de ser un amistoso de pretemporada, el partido que se disputaba sobre el césped del Nuevo Los Cármenes tenía bastantes alicientes. Para el Granada era el momento de presentarse ante su hinchada, con la mosca detrás de la oreja tras los dubitativos resultados de la última semana. La entidad del rival, a priori superior a cuantos se ha enfrentado este verano, invitaba a resarcirse de las dos derrotas consecutivas que arrastraban y dejar buen poso en sus aficionados. Para los nuevos, la oportunidad de demostrar por primera vez en casa el porqué de su fichaje. Y enfrente, Udinese, equipo venido a menos en los últimos años pero con cartel. Los de Friuli llegaban a tierras andaluzas sin su gran estrella, Antonio Di Natale, pero con dos ex granadinistas en sus filas: Orestis Karnezis y Manuel Iturra. Homenaje para ambos.

Sandoval apostaba de inicio por un once que se podría asemejar al que se vea dentro de dos semanas en el arranque de Liga. Andrés Fernández y Salva Ruiz eran las únicas caras nuevas del equipo que saltaban como titulares. El técnico de Humanes apostó por Fran Rico y Javi Márquez en el doble pivote, con una línea de tres por delante formada por Robert, Rochina y Piti. Para la punta de ataque el elegido fue El Arabi. En el banquillo esperaban su turno el resto de recién llegados como Nico López, Rubén Pérez o Miguel Lopes.

Dominio desde el arranque

Arrancó el partido con el Granada intentando hacerse dominador de la pelota y llevando la iniciativa. Los rojiblancos presionaban arriba, con las líneas adelantadas para intentar ahogar la salida de balón de los italianos. En el minuto ocho llegaba la primera internada de Foulquier por la banda, cuyo centro acabó en córner. El saque de esquina lo remató Piti en el primer palo, generando la primera ocasión de peligro para los nazaríes.

El juego ofensivo de los locales generó llegadas con peligro en el primer tramo de encuentro. Primero, una internada de Salva Ruiz cuyo centro no pudo rematar El Arabi y, acto seguido, otro remate de Piti en un córner que sacó un defensor de Udinese cuando se colaba. Entre ataque y ataque nazarí, tiempo para ovacionar a Iturra y agradecerle los dos años que defendió la camiseta rojiblanca.

El primer acercamiento peligroso de Udinese llegó en el 18, con un disparo de Duvan Zapata que atajó Andrés Fernández en dos tiempos. Los hombres de Stefano Colantuono no habían terminado de sacudirse el dominio de los locales cuando vieron como el Granada se adelantaba en el marcador. Robert Ibáñez aprovechó un pase en profundidad para batir cruzado a Karnezis en un gol de perfecta defición. De momento, la propuesta local agradaba a su afición.

Robert abría el marcador para el GranadaEl gol no hizo sino dar más confianza al conjunto granadino que siguió atacando en post del segundo. Foulquier arrancaba constantemente en velocidad por el costado y hasta El Arabi, en dos ocasiones, se atrevía a intentar superar a Karnezis de tacón, sin encontrar el efecto deseado. En respuesta, Thereau batía a Andrés Fernández pero el colegiado anulaba el gol por fuera de juego. Poco después, el mismo jugador chutaba fuera en un disparo desde la frontal.

Con una nueva intentona de El Arabi terminaba la primera parte. El Granada fue superior a lo largo de los 45 minutos iniciales, con constantes subidas por banda y ocasiones para haber ampliado la distancia. En la marcha a vestuarios era expulsado Danilo, jugador de Udinese, por protestas al linier.

Continuidad para rematar 

Sandoval decidió no mover ficha en el descanso mientras que Colantuono introdujo tres cambios de una tacada. El ritmo era más pausado que el del comienzo del encuentro y el Granada no tenía prisa en matar la contienda, sabedor de que las fuerzas corrían de su lado al estar con uno más.

Piti tuvo la oportunidad de abrir brecha en el 53, en un balón que le dejó Rochina para que empujara al fondo de la red pero que mandó alto. Acto seguido, Rochina volvía a aparecer en escena en una contra en la que se plantaron dos jugadores solos ante Karnezis, sin acertar en el pase final a El Arabi. La superioridad rojiblanca con un hombre más era manifiesta.

El Granada se encontró muy cómodo durante todo el encuentroEn el 60, Sandoval decidía empezar el carrusel de cambios con la entrada de Rene Krhin, Edgar y Córdoba. Posteriormente iría dando entrada al resto de hombres que estaban en el banquillo, quedando por debutar Miguel Lopes y Nico López. El juego cayó en intensidad y los nazaríes dejaron de llegar con claridad a la meta rival.

Isaac Success entró al campo dispuesto a revolucionar el partido y, en la primera que tocó, desbordó por banda y puso un centro medido para que Córdoba rematara en plancha e hiciera el segundo. Excelente jugada del nigeriano e impecable definición del cafetero. El Granada se imponía en el juego y en el marcador.

Con el partido decidido llegó el turno del debut de Nico López y Miguel Lopes. El primero buscó el gol nada más saltar, en un disparo que se marchó fuera por poco. Poco podía hacer Udinese con un hombre menos y a merced de los rojiblancos, que se encontraron muy comodos durante todo el encuentro. Los minutos finales sirvieron para el lucimiento de Success, que promete un futuro esperanzador y para haber podido incrementar la diferencia en el electrónico sin que esto ocurriera.

Con el buen sabor de boca se marchó el aficionado nazarí que pudo ver como el conjunto de Sandoval va, poco a poco, engrasando la maquinaria de cara al arranque de campeonato. La última cita veraniega para el Granada será el Trofeo Ramón de Carranza, el próximo fin de semana, donde los rojiblancos se enfrentarán en semifinales al Real Betis.

VAVEL Logo