El Eibar, un modesto en la élite
Los jugadores celebran uno de los goles. | Foto: UGS Vision.

“Un club modesto en la élite de un sector singular”. Así se titula el “caso Eibar” que han elaborado tres Profesores de la Escuela de Negocios IESE de la Universidad de Navarra. El estudio será objeto de discusión con directivos en un curso sobre dirección y gobierno de pymes que imparten estos tres profesores así como en otros cursos en los cinco continentes. El caso arranca constatando que el sector del fútbol, que dispone de 2.328 millones de euros en ingresos y supone el 0,75 por ciento del PIB en España, tiene “unos datos estratosféricos” de deuda, cifrada en 3.000 millones de euros y 22 de las 33 SAD que han estado en Primera División desde 2003 han entrado en concurso de acreedores.

Se trata de un contexto en el que destaca la peculiaridad de la Sociedad Deportiva Eibar, a la que consideran "un club singular en un sector muy importante y mediático que tiene un gobierno manifiestamente mejorable”. Una de las singularidades es la esacasa población de la ciudad (con 27.000 habitantes ocupa el puesto 280 en el conjunto de España); la atomización de sus accionistas, “con una base democrática y un capital fragmentado”; los dos ascensos consecutivos protagonizados hasta llegar a Primera pese a sus limitaciones presupuestarias; el incremento de 1 a 32 millones en su presupuesto de ingresos en solo tres años; y su singularidad económica, con 4,4 millones de beneficios tras impuestos, 7,6 millones de recursos propios, 0 euros de deuda y 9,6 millones de liquidez.

Los profesores del IESE han defendido que "todo esto no es fruto de la casualidad sino de aspectos como la simbiosis afición, equipo, gestión y gobierno” o la existencia de “un circulo virtuoso caracerizado por principios inmutables como competir siempre - fidelidad a los principios -gestión eficaz - equilibrio financiero - aplicación de excedentes”. En un entorno "caracterizado por el desgobierno y por los altos riesgos" la Sociedad Deportiva Eeibar ha logrado respetar los principios generales de buen gobierno de las empresas mercantiles que van bien, entre ellas los valores inmutables e innegociables: esfuerzo y sacrificio, resilencia, seriedad y responsabilidad, humildad y autenticidad, innovación y atrevimiento, implicación, cercanía, participación y transaparencia y rendición de cuentas.

VAVEL Logo