El bochorno verde se agrava aun más en Abegondo
rcdeportivo.es

Ni la vuelta a Galicia, donde hace 15 días el Toledo consiguió su primera victoria a domicilio, ni la motivación del último partido del año, ni cualquier milagro divino parecen impedir la debacle del Club Deportivo Toledo en este final de 2017. El Toledo de Onésimo Sánchez, el cual no sabemos hasta qué jornada aguantará al frente del barco, cae de nuevo derrotado en un partido donde no fue capaz de implantar su estilo dominador del balón. El Fabril se mostró superior en cada acción de ataque, viéndose las caras con el guardameta Jon  Ander en la primera mitad, y viendo recompensada su pegada en la segunda parte con los goles de Ismael y Pinchi.

Los primeros 20 minutos del Toledo daban algo de esperanza a sus aficionados. Sobre todo, por la vuelta de Carlos De Lerma, algo más que un capitán. Con el "puma" sobre el césped, el equipo verdiblanco denota mucha más seriedad y colocación que nunca, pero la situación de este conjunto parece afectar a más aspectos del juego. Este primer combate del encuentro disputado en Abegondo representaba a dos equipos luchando por hacerse con el dominio del esférico, demostrando mucho juego físico y pocas ocasiones. De hecho, fue Charly Rodríguez el que avisó por parte del Toledo con un disparo roscado que se marchó desviado de la portería de Uzoho e instantes despues, Borja Galán tendría la réplica con una buena jugada por banda derecha que no supo culminar hacia la portería. Esto quiere decir que los primeros minutos no reflejaban más apuestas que el mero empate por lo poco que se proponía sobre el terreno de juego. Sin embargo, como vinie siendo habitual esta temporada, la defensa toledana se volvía más endeble con el paso de los minutos, y el conjunto local pudo aprovechar estas dudas para adelantarse en el marcador, pero Jon Ander hasta en tres ocasiones mantuvo el 0-0 inicial. La ocasión más clara de todas ellas fue al borde del descanso, cuando el joven guardameta desvió a bocajarro con sus piernas un remate de Ismael en el área pequeña. Un Jon Ander que volvía a la titularidad de forma signficativa después de que Alcolea fallara la jornada anterior en el gol que otorgaba el triunfo a la Ponferradina. Onésimo facts.

La segunda parte tuvo nombre propio tras ver la pobre actuación que acabó mostrando el equipo visitante. Sin que hiciera falta la mejor versión del Fabril, Ismael Díaz hacía estragos cada vez que tocaba el balón en territorio defensivo del Toledo. Los locales comenzaron a volcarse al ataque ante la facilidad que le regalaban sus rivales, y fruto de ello, así es como llegó la única jugada de peligro del Toledo en toda la segunda parte. Charly recuperó un balón que dejaba vendido al Deportivo e iniciaba una contra en una superioridad numérica de 4 para 2 jugaodores, en la que acabó tomando la peor decisión asistiendo a Sergio García que pateó al aire dentro del área. No pudo existir mayor descripción gráfica en una jugada de la situación tan drástica y negativa que está viviendo el club castellano-manchego. Así fue, que después de malgastar la única oportunidad visitante de seguir vivos en el partido, Ismael Díaz se puso el traje de héroe en el minuto 56 y bailó a la defensa verdiblanca con un gol maradoniano que probablemente no habría anotado ante ninguna otra defensa del grupo. El Toledo intentó despertar en los minutos posteriores al 1-0, pero su juego se aleja mucho de las temporadas anteriores, desconocido en su propio estilo, sin profundidad y sin alma, intentaba hacer daño a su rival por la banda izquierda del recién entrado Obed Esaú, el jugador verde más activo en esta segunda parte, aunque no significa que fuera, ni mucho menos, el más brillante. Que el Deportivo Fabril ampliara su ventaja era cuestión de tiempo, pues sus salidas a la contra dejaban entrever la principal seña de identidad de este Toledo, la inseguridad. En el minuto 75', Dani Pichín pondría el segundo tanto en el marcador al aprovechar una jugada por banda derecha que acabaría empujando a la red en el área pequeña después de ganarle la espalda a Carlos Expósito. 

Finalmente, el Deportivo Fabril se hizo con la victoria del encuentro y recorta tres puntos al todopoderoso Fuenlabrada en la cabeza de la tabla. El Toledo, por su parte, llega a las vacaciones de navidad con más pena que gloria, tan solo 19 puntos en una primera vuelta para olvidar, en la que sería una de las plantillas más caras de su historia. Llega la Navidad, llegan los Reyes Magos, y quizás sean los indicados para traer la esperanza y los nuevos cambios en un Toledo abocado al fracaso. 

Puntuaciones
Ismael Díaz 3 puntos
Dani Pichín 2 puntos
Jon Ander 1 punto

 

VAVEL Logo