Remontada colosal para romper la maldición de Anoeta
Los jugadores azulgranas celebran un gol | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Fin a la maldición de Anoeta. Victoria y remontada del FC Barcelona en territorio inexpugnable tras ver como la Real asestaba dos zarpazos en el corazón blaugrana. Los goles de Willian José y Juanmi dejaban tocado al equipo de Valverde, que mediante Paulinho se aferraban a sus opciones de no caer de nuevo en San Sebastián. Suárez desató su mejor versión para darle la vuelta al partido y Messi cerró de la mejor manera, con un golazo, una primera vuelta colosal del FC Barcelona.

Pese a que la estadística de los últimos años le daba el papel de favorito a la Real Sociedad, las dinámicas con las que llegaban ambos equipos al choque hacían pensar que la maldición de Anoeta podía llegar a su fin para el FC Barcelona. Los de Valverde aterrizaban de lleno en el partido con la moral por las nubes tras su excelsa primera vuelta, a la espera de ponerle la guinda en San Sebastián. La Real, en el lado opuesto, una sola victoria en los últimos siete encuentros y bastantes dudas en el equipo de Eusebio Sacristán.

Los locales salían a la cita con todo el potencial posible, a excepción de las bajas en defensa, y de la suplencia de Mikel Oyarzabal. 4-3-3 con mucho poderío en la zona ofensiva y un mediocampo bien armado. Los azulgranas, conscientes de la dificultad del choque, poblaban el medio campo de músculo con un 4-4-2 con André Gomes en el lugar de Andrés Iniesta. Dembélé como arma para la segunda mitad.

Busquets volvía a ser titular en liga tras la sanción | Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Busquets volvía a ser titular en liga tras la sanción | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Vendaval vasco

Sin volverse loca, la Real comenzaba el encuentro con la idea de molestar al Barça en la creación del juego, pero sin ejercer una presión asfixiante. Los de Valverde, pese a tener dificultades en la salida de balón, conseguían llegar al área rival mediante la iniciación de jugada en busca de Paulinho. También en el intercambio de asociaciones. Luis Suárez primero, y Sergi Roberto después, cerca estuvieron de controlar delante de Rulli, pero el meta argentino estuvo atento para la anticipación.

Se animaba el Barça con otra llegada de Sergio Roberto desde la derecha. No encontraba el camino para que pudiera rematar a portería Luis Suárez. Messi, que había aparecido relativamente poco en los primeros compases, realizó una acción individual con finalización que no encontró la meta de Rulli. La Real, pese a no estar cómoda, iba a sacar el gen ganador que parece atesorar ante el FC Barcelona, y en la primera llegada, se iba a adelantar en el electrónico. Tras varios centros casi consecutivos, Willian José remataba picado uno de Xabi Prieto, batiendo a Ter Stegen. Otra vez le tocaba remar al Barça.

La réplica culé no se hacía esperar. Rakitic cedía un buen balón a Paulinho, pero el brasileño en el punto de penalti no conseguía rematar de forma idónea. Pasaban los minutos y el Barça empezaba a no sentirse cómodo en el terreno de juego. Las posesiones le duraban muy poco al equipo de Valverde, que parecía agarrotado sobre el verde de Anoeta. La salida de balón no era limpia, y en un error de Rakitic, Willian José hacía el segundo con un disparo que rebotaba en Piqué. Para suerte visitante, el colegiado anulaba el gol por falta previa muy dudosa sobre el croata.

Vermaelen volvió a cuajar un gran partido, asistencia incluida | Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Vermaelen volvió a cuajar un gran partido, asistencia incluida | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El conjunto vasco seguía en su empeño de aumentar la diferencia en el electrónico, y Canales obligaba a Ter Stegen a intervenir para evitar el segundo. No lo iba a poder hacer en la siguiente acción. Pase al hueco de Canales y Juanmi, con la ayuda de Sergi Roberto en el desvió, batía por bajo al meta Ter Stegen.

Sin embargo, el rumbo del partido iba a cambiar en una acción aislada. Atascado en ataque el equipo catalán, tuvo que rescatar al Barça una acción individual, sumado a un despiste local. Alba encontró en banda a Suárez, que cedía para que Pauliho batiera a Rulli. Se metía de lleno el equipo de Valverde. Pese a la mínima diferencia al descanso, la Real se iba con la convicción de que el resultado era corto para lo realizado en el primer tiempo. Lo contrario pensaba un Barcelona muy plano que se encontró con un gol de Paulinho casi sin merecerlo.

Reacción de campeón

Sin cambios en el descanso, quería dar otra imagen el equipo azulgrana en la creación de juego. Siendo más vertical, iba a llegar el premio en forma de golazo para empatar el partido. Messi encontraba a un Luis Suárez que con un remate de parábola espectacular batía a Rulli. Tablas en el marcador y partido nuevo en Anoeta. Las fuerzas se equilibraban bajo el diluvio que caía desde el cielo de San Sebastián.

Luis Suárez anotó un doblete y dio una asistencia | Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Luis Suárez anotó un doblete y dio una asistencia | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El partido entró en una inercia muy favorable para el FC Barcelona. La Real, con menos fuerza que en el primer tiempo, sufría las conexiones de un Messi muy enchufado. Desde el banquillo, Valverde daba entrada a Dembélé en busca de un toque de chispa necesario para poder ganar el partido. El Barça se había visto en la lona, pero como los mejores boxeadores, este equipo de Valverde aguanta todas las adversidades.

La presión y la garra del conjunto azulgrana iban a tener el premio a la enorme mejoría en el segundo acto. Rulli buscaba en largo a un compañero, Vermaelen, reivindicándose en cada acción, se sobreponía por alto a la disputa del esférico y habilitaba a Luis Suárez, que en el mano a mano perforaba la red de la Real Sociedad. Aparecía el 'pistolero' más eficaz para darle la vuelta al partido. Tras el gol, la Real parecía no tener ya capacidad de reacción, después de haber hecho lo más complicado, ponerse dos goles arriba en la primera mitad.

Si los locales aún atisbaban un halo de esperanza en busca de igualar el partido, ya se iba a encargar Leo Messi de frenar cualquier capacidad de reacción. Inmaculado golpeo de falta para poner el 2-4, que sería ya definitivo en el encuentro. El Barça se lleva tres puntos que consagran la temporada que está realizando el conjunto de Ernesto Valverde, que acaba la primera vuelta nueve puntos por encima del Atlético de Madrid, once respecto al Valencia y a diecinueve  Real Madrid. La Real, sigue con su mala dinámica pese a la gran primera parte. Valverde parece haber encontrado la tecla de un Barça al que no le frena nadie en su carrera a conquistar el título de Liga.

VAVEL Logo