La competividad en el Villarreal
Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)

La competividad en el Villarreal

Opinión | Es difícil saber las causas por las que un equipo que hace tan bien las cosas como el Villarreal todavía no ha logrado llegar a una final, a pesar de que por equipo y calidad esto ya se había podido producir.

JuanVillarroya
Juan Antonio Villarroya

El sábado pasado el Villarreal visitaba el Ramón Sánchez Pizjuán y después de hacer 70 minutos excepcionales en el que los amarillos iban ganando 0-2, finalmente el Sevilla consiguió equilibrar el partido con un final de partido excepcional. En este partido se evidenció el enorme gen competitivo del conjunto hispalense que ha mostrado durante la última década y lo cierto es que el Villarreal siempre ha pensado la causa por la que el Submarino siempre ha echado en falta en algunos momentos ese plus que hace a un equipo campeón. El Sevilla ha ganado en los últimos once años ha conseguido la friolera de 9 títulos, algo difícilmente imaginable en su momento.

Durante la última década Sevilla y Villarreal han estado luchando de manera regular por los mismos objetivos tanto en España como en Europa, aunque al final siempre parecía que los sevillistas iban un paso por delante. Hace un par de temporadas sin ir más lejos ambos equipos se enfrentaron en los Octavos de Final de la Europa League y el entonces equipo por Marcelino no tuvo oportunidad ante los de Unai Emery, que al final acabaron llevándose el título a sus vitrinas. 

Sí que es cierto que, de la mano del técnico asturiano, el Villarreal logró alcanzar un nivel de competitividad con unos jugadores que alcanzan un grado de rendimiento espectacular. De hecho, de la mano de Marcelino el Submarino alcanzó las semifinales de la Europa League siendo eliminado por el Liverpool. En la actualidad el conjunto amarillo se encuentra inmerso en una etapa de transición, donde el tiempo dirá si se sale reforzado o debilitado.

Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)
Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)

La afición

La hinchada del Sevilla es una de las más apasionadas y fieles de España, la química que se forma cuando el conjunto hispalense va a salir el campo y suena el himno es indescriptible, sin duda una de las claves en las que se sustenta el éxito del conjunto entrenado por Montella es este. El Villarreal es cierto que ha logrado formar una masa social de 20.000 aficionados que acuden al Estadio de la Cerámica jornada tras jornada independientemente del partido, pero el ambiente que se vive dista mucho de lo que se vive en otros campos, es imprescindible que la atmósfera del campo amarillo mejore ostensiblemente para que el Submarino pueda alcanzar objetivos mayores.

Esto es algo que no es tan descabellado que se consiga, es cierto que es casi imposible que se logre lo que hay en Sevilla, pero siempre se puede ir acercando poco a poco. De hecho, si se echa la mirada atrás se puede observar la impresionante evolución del Submarino en este aspecto, la entidad amarilla ha logrado tener una gran presencia de aficionados en su estadio, pero el ambiente brilla por su ausencia. Esto es algo que durante mucho tiempo se ha intentado cambiar con diversas iniciativas, pero no se ha logrado, solamente en momentos muy puntuales la afición amarilla ha rugido de verdad. El tramo final de temporada el año del ascenso sí que se consiguió tener un ambiente que era un elemento diferenciador, lo que ayudó a que el Villarreal volviera a la máxima categoría por la vía rápida.

Hace un par de temporadas el club dirigido por Fernando Roig detectó que entre 3000 y 4000 no iban regularmente al estadio amarillo, por lo que a partir de ese momento incentivaron la asistencia del estadio premiando con un descuento a aquellos aficionados que acudieran a su asiento jornada tras jornada. Esta iniciativa fue un éxito, ya que el Estadio de la Cerámica presenta un gran aspecto en todos los partidos, por lo tanto el Villarreal debe intentar hacer algo para que los jugadores sientan el apoyo de la afición y eso pasa irremediablemente por la creación de una grada de animación, solo así el ambiente mejorará y además el resto de la afición agradecerá un foco de animación donde aglutinar todos los cánticos.

Títulos

Otra de las grandes diferencias entre el Sevilla y el Villarreal es que en su momento el conjunto hispalense encadenó muchos títulos y el Submarino se quedaba muchas veces a la puerta de la gloria. Conseguir un título es algo que da grandeza a un equipo y hace que sus objetivos vayan a más año tras año, el Villarreal ha jugado semifinales de la Liga de Campeones y de Europa League, además de lograr un Subcampeonato de liga, el Sevilla en cambio desde su primer gran título hace algo más de 10 años parece que ha venido teniendo más facilidad para lograr el éxito independientemente del rival al que se enfrente. Para los aficionados del Villarreal es inevitable ver al conjunto hispalense y no preguntarse el por qué el equipo amarillo no ha tenido esa capacidad para lograr algo importante en momentos puntuales. El Submarino ha tenido entrenadores excepcionales como Pellegrini y jugadores de la talla de Riquelme, Senna, Bruno, Cazorla, Forlán y un largo etc, a pesar de ello en esos momentos puntuales ha faltado echar el resto para conseguir un éxito que para la mayoría de aficionados del fútbol consideran más que merecido. 

Sin duda lo que el Villarreal necesita para lograr el grado de competitividad que posee el Sevilla es lograr ese ansiado título, para lograrlo el equipo presidido por Fernando Roig debe hacer una profunda reflexión al término de esta temporada. Es necesario renovar las ilusiones de todos los estamentos del club, las dos últimas temporadas es algo obvio que dicha ilusión ha menguado bastante a pesar de que el Submarino ha seguido compitiendo, pero las dos últimas participaciones en la Europa League se han saldado con sendas eliminaciones bastante duras contra el Lyon este año y sobretodo la temporada pasada ante la Roma en los Dieciseisavos de Final. En la actualidad no hay demasiados jugadores con carácter y que puedan levantar del equipo en momentos puntuales como el pasado sábado cuando el Sevilla se volcó en busca del empate, es necesario que el Submarino logre tener este tipo de jugadores en el equipo, ya que con Bruno ausente, alguien debe tomar el testigo.

VAVEL Logo