Hierro dice adiós a la Roja

Fernando Hierro ha dejado su puesto como entrenador de la selección española de fútbol, según ha informado en un tuit la Federación Española de Fútbol. Hierro se desvincula también de la RFEF pese a tener contrato en vigor.

Hierro dice adiós a la Roja
Hierro tras el partido de España contra Rusia | Fuente: sefutbol

Fernando Hierro asumió el cargo de seleccionador de España a falta de dos días para el inicio del Mundial de Rusia tras la sorprendente destitución de Julen Lopetegui. Su fracaso en la cita mundialista, cayendo en octavos ante Rusia, ha precipitado que el malagueño rechazara seguir como director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol a pesar de tener contrato en vigor.

El organismo futbolístico ha emitido un comunicado donde anuncia la decisión de Hierro, que se ha decantado “por buscar nuevos horizontes y emprender nuevos retos profesionales”. La Federación agradece los “valores profesionales y humanos de un extraordinario deportista, además de su “compromiso y sentido de la responsabilidad al ponerse al frente del combinado nacional en unas situación extraordinaria”.

Tras dos etapas como director deportivo de la Federación, la primera entre el 2007 y el 2011 -cuando España ganó la Eurocopa de 2008 con Luis Aragonés como seleccionador y el Mundial de 2010 con Vicente del Bosque- y la segunda desde noviembre del 2017 hasta ahora, la RFEF "quiere agradecer a Fernando Hierro su compromiso y sentido de la responsabilidad al ponerse al frente del combinado nacional en unas situaciones extraordinarias, así como en el desempeño de todas sus funciones en la que siempre será su casa".

La federación, que destaca "los valores profesionales y humanos de un extraordinario deportista al que desea la mejor de las fortunas", hace a continuación un repaso por la vida profesional de Fernando Hierro y destaca sus "89 partidos con la selección nacional, en los que marcó 29 goles, participando en los Mundiales de 1990, 1994, 1998 y 2002 y en las Eurocopas de 1996 y 2000".

La trayectoria como jugador y entrenador y "la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, que le fue concedida en 2002" completan la nota, que finaliza con un enfático "¡Gracias por todo, Fernando!".