Antecedentes RCD Espanyol - FC Barcelona: nunca es un partido más.
Los jugadores pericos celebran su última victoria contra el FC Barcelona / Foto: Noelia Déniz (VAVEL).

Hablar del derbi barcelonés es hablar de la historia del futbol español. Pericos y culés llevan viéndose las caras desde incluso antes de la fundación de la liga española y su rivalidad hoy en día sigue siendo tan ferviente como aquellos años en los que ambos clubes eran unos “recién nacidos”. Porque por muchos años que pasen, los derbis entre Espanyol y Barça nunca serán un partido más.

El FC Barcelona fue fundado en 1899 por el empresario suizo Hans Gamper y, un año después, en noviembre de 1900, el estudiante de ingeniería Ángel Rodríguez fundaría la Sociedad Española de Foot – ball que, diez años más tarde, cambiaría su denominación a RCD Español.

Ambos clubes fueron miembros fundadores del Campeonato de Cataluña de Fútbol y el primer derbi de Barcelona se disputó el 23 de noviembre de 1900 en el Camp de l’Hotel Casanovas con un resultado final de 0-0. Otro derbi destacado durante esta época fue el disputado en el Camp de Les Corts en 1924. Aquel partido es conocido como “El derbi de la xavalla” (el derbi de la calderilla, en español) debido a que en un momento determinado del partido los aficionados comenzaron a arrojar monedas al terreno de juego, teniendo que ser suspendido y terminado a puerta cerrada.

Estos partidos fueron disputados durante el Campeonato de Cataluña de Fútbol, competición en la que participaron hasta que en 1928 se decide crear la primera liga del futbol español, siendo otra vez el Barça y el Espanyol miembros fundadores de dicha competición. Además, el FC Barcelona se acabaría coronando como el primer ganador de la Liga Española y Pitus Prat, jugador blanquiazul, pasaría a la historia como el primer goleador de la Liga Española.

Además, en esta misma temporada, el Espanyol se coronaría como campeón de la Copa del Rey tras eliminar en semifinales al FC Barcelona y tras ganarle la final al Real Madrid por 2-1. El encargado de levantar la Copa conquistada por los pericos fue ni más ni menos que el mítico portero Ricardo Zamora.

La rivalidad se iría incrementando a cada temporada que pasaba y tanto jugadores como aficionados marcaban con rojo la fecha del próximo derbi en sus calendarios, aunque el futbol español se vería interrumpido a finales de la década de los 30 debido a la Guerra Civil que azotó nuestro país y que canceló la mayoría de eventos deportivos.

Con el final de la guerra, volvió la Liga Española y, con ella, los derbis de la ciudad condal. El Espanyol volvió a la actividad de la mejor manera posible y ganó la por entonces Copa del Generalísimo tras vencer al FC Barcelona en cuartos de final, al Valencia en semifinales y, de nuevo, al Real Madrid en la final.

A partir de entonces, el Espanyol entraría en una gran crisis deportiva y económica, todo lo contrario que su vecino, el FC Barcelona, quien empezó a cosechar sus primeros títulos continentales. Llegó entonces la temporada de 1956 y, con ella, una nueva edición de la Copa del Generalísimo. En esta ocasión, RCD Espanyol y FC Barcelona se enfrentaron en la que es, hasta día de hoy, la única final en la que ambos equipos de Barcelona se han visto las caras. La contienda se disputó en el Estadio de Montjuïc y el Barça de Kubala se impuso por 1-0 a un Espanyol entrenado por Ricardo Zamora.

Nos trasladamos ahora 10 años en el tiempo para acontecer el único enfrentamiento en competición europea entre los dos clubes de la ciudad condal. Espanyol y Barça se vieron las caras en los cuartos de final de la Copa de Ferias, donde se clasificarían los culés y que, a la postre, acabarían ganando el título contra el Real Zaragoza.

Llegamos ya al siglo XXI. El FC Barcelona ha entrado en la mejor etapa de su historia mientras que el Espanyol consigue sobrevivir a la gran presión que sus vecinos ejercen sobre ellos y, aparte de su centenaria historia, se ha hecho un hueco entre los históricos del fútbol europeo. Nos situamos entonces en la temporada 2006-2007. El Espanyol, tras conquistar la Copa en 2005 y perder la Supercopa de España contra el Barça busca venganza. Y la encontró. Un gran Espanyol dirigido por Valverde se impuso por 3-1 en Montjuïc y, en la vuelta, con el Barça y el Real Madrid igualados a puntos a falta de dos jornadas para acabar la Liga, pasa lo siguiente: el Real Madrid perdía en La Romareda y el Barça ganaba al Espanyol en el Camp Nou. Con estos resultados, el Barça se proclamaba prácticamente como campeón. Pero, de repente, van Nistelrooy empata para los merengues y, un minuto después, Tamudo marca el empate en el Camp Nou convirtiéndolo en un cementerio. A la postre, el Real Madrid acabaría ganando la Liga.

Y, por último, cabe destacar un derbi de los disputados el año pasado en el RCDE Stadium. El correspondiente a la ida de los cuartos de la Copa, cuando el Espanyol recibió en casa a su eterno rival. Durante 90 minutos el Espanyol le tuteó al Barça y en el último suspiro encontró su recompensa. Gol de Melendo. El único jugador perico que ha pasado por todas las categorías de la cantera perica hasta llegar al primer equipo. Tristemente, el Espanyol acabó perdiendo en la vuelta y fue eliminado de la Copa.

MEDIA: 4VOTES: 1
VAVEL Logo