Pablo de Blasis, habitual en el banquillo del Eibar
De Blasis pugna por un balón | Fotografía: laliga.es

Pablo de Blasis, habitual en el banquillo del Eibar

El extremo argentino llegó para hacer olvidar a Inui y Alejo.

carlos-martin
Carlos Martin

El jugador argentino, Pablo de Blasis, llegó al Eibar en el mercado estival para reforzar la banda derecha. Pero su presencia en los onces iniciales se ha ido diluyendo, no convenciendo a Mendilibar, que le ha dejado sin alinear en seis partidos.

Pablo de Blasis, extremo izquierdo de 31 años, llegaba este verano a Eibar con la intención de hacer olvidar a las figuras de Inui e Iván Alejo, del que no se tiene un buen recuerdo en Ipurúa. El conjunto armero pagó dos millones al Mainz 05 por su traspaso y lo cierto es que comenzó con buen pie en el equipo. Es bien sabido que "Mendi" es un entrenador testarudo, y que si no está seguro de que el jugador va a rendir al nivel que espera de él, no le pone y no le tiembla el pulso.

Debutó en la jornada cuatro en el Wanda Metropolitano, frente al Atlético de Madrid, y disputó los noventa minutos. El cuadro armero fue por delante todo el partido, pero en los últimos minutos, Borja Garcés rescató un punto para los locales. Pese a ser zurdo, ese partido lo jugó en la banda derecha dejando grandes detalles de calidad. Encaraba a su par, estaba pendiente de las ayudas en defensa… En resumidas cuentas, parecía que había encajado bien en el equipo. Disputaría dos encuentros completos más, alternando la banda derecha con la izquierda, ante Leganés y Espanyol. En la séptima jornada, ante el Sevilla, Mendilibar extrañamente lo deja fuera de la convocatoria.

Posteriormente encadenaría cuatro partidos de titular, alternando banda derecha con la izquierda y dejando la sensación de que podía hacer algo más. Sin embargo, todo se tuerce a partir del encuentro en Ipurúa ante el Alavés en la undécima jornada. El jugador argentino vio dos cartulinas amarillas en el mismo minuto y fue expulsado. Algo cambió a partir de ahí, no se sabe si fue la relación con el entrenador, o que Cucurella, Orellana y Marc Cardona comenzaron a cumplir de manera impecable su cometido dejándole sin sitio. Pero lo cierto es que tras su partido de suspensión, comenzó un periplo en el que en los siguientes cuatro partidos acumuló un total de cuarenta y tres minutos, siempre partiendo desde el banquillo.

En la décimo octava jornada se quedó sin alinear, para la siguiente jornada disputó veintiséis minutos en el Camp Nou. Y de nuevo volvió a la titularidad, en casa y frente al Espanyol disputó ochenta y tres minutos, anotando incluso un gol. En la siguiente jornada, en Butarque, jugaría los noventa. Pero a partir de ahí, vuelta al banquillo. Los siguientes cuatro partidos no fue alineado por Mendilibar y en los dos siguientes quedaría fuera de la convocatoria. En total, seis partidos sin jugar un solo minuto. En el último partido de liga jugado en Ipurúa ante el Valladolid, salió un minuto.

Lo cierto es que el fichaje, que tanto prometía al principio, parece que quedará en agua de borrajas como tantas veces pasa en el fútbol. No se sabe si es la falta de química con Mendilibar, que no se adapta al juego del equipo, pero lo cierto es que no está teniendo una temporada fácil con los armeros.

VAVEL Logo