SD Eibar 2-2 Athletic Club: Europa se aleja 
Iker Muniain tuvo un encuentro complicado por la presión del Eibar / Foto: Athletic Club

La SD Eibar y el Athletic Club se enfrentaron con un estilo de juego similar, pero con objetivos radicalmente opuestos. Los leones llegaron a Ipurua con Europa en mente, mientras que los armeros tenían el infierno del descenso acechando. 

Sorprendió la ausencia de Iñaki Williams en el once titular de Gaizka Garitano, quien introdujo a Larrazabal en su lugar. En el conjunto local, el once varió notablemente respecto al anterior encuentro ante el Real Madrid

Primera parte con dos fases

Salieron los dos equipos con ganas de tener la posesión del balón, aunque fue el Athletic quien lo consiguió en los primeros minutos. En la segunda jugada ofensiva de los de Garitano, en el minuto siete, el colegiado pitó penalti a favor de los rojiblancos por mano; tras revisarlo en el VAR. Rául García transformó dicho penalti tras lanzarlo a la izquierda de la portería de Dmitrovic, abriendo la lata en los primeros minutos del encuentro. 

Los de Mendilibar no bajaron los brazos y se echaron hacia delante para marcar cuanto antes. Y así fue, en el minuto 19, tras un error defensivo del Athletic y el centro de Pedro León, Kike García remató prácticamente solo para igualar la contienda. Tras ese gol, las fuerzas se igualaron entre los dos equipos, con un Eibar crecido. El Athletic, en cambio, fallón, lento e impreciso. Los últimos cinco minutos de la primera mitad fueron totalmente del conjunto local, llevándose todas las segundas jugadas y balones sueltos. Aún así, el luminoso no se movió y la primera parte finalizó con empate a uno. 

Segunda mitad armera

Iñaki Williams se incorporó al encuentro en el inicio de la segunda mitad sustituyendo a Córdoba, con la misión de meter una marcha más al juego ofensivo del equipo. La tensión del partido era muy grande, con lances donde los jugadores iban al límite. Y en una de esas jugadas el técnico armero, José Luis Mendilibar, fue expulsado a la grada del Municipal de Ipurua por protestas al árbitro principal.

El Eibar fue superior en gran parte de la segunda mitad, al contrario que el Athletic, que no dio señales de vida; y que veía el sueño europeo esfumarse mientras transcurrían los minutos. En el minuto 76 Dani García cometió penalti sobre Escalante, una vez más revisado por el VAR durante varios minutos. Orellana puso el 2-1, a falta de diez minutos para el final del enfrentamiento. En la siguiente jugada, el recién incorporado Villalibre, en su primer toque, logró el empate a dos tras un remate en el área pequeña; devolviendo la ilusión a la afición athleticzale. Finalmente, y aunque los dos equipos lo intentaron hasta el final, se repartieron los puntos. 

El resultado final no sentó muy bien en ninguno de los bandos. Tanto el Eibar como el Athletic necesitaban la victoria como el respirar, pero ninguno de los dos equipos se impuso en el marcador.

VAVEL Logo