Un Barça sin ideas derrota a una combativa
segunda unidad del Athletic 
Sancet y Busquets en la pugna por el balón durante el partido - FC Barcelona

El partido comenzaba con un peligroso centro de Unai López rechazado por Ter Stegen en el minuto 3 y una peligrosa ocasión del Barça un minuto después, pero el partido pronto entraría en un profundo letargo de posesiones largas sin peligro, chispazos de Messi y contragolpes del Athletic. Si bien el Barça comenzó presionando muy fuerte tras pérdida, pronto perdió esa energía y comenzó a trabarse en la circulación, sobre todo cuando la bola pasaba por las botas de Vidal.

Igualdad inicial

Los primeros 20 minutos serían de igualdad, pues hubo ocasiones para ambos equipos. Williams tuvo la primera en una contra en la que estrelló el balón en el lateral de la red y en la siguiente jugada Suárez tendría su ocasión para adelantarse en el marcador. La posesión se decantaba del lado del Barça, pero el Athletic también causaba peligro con las contras. El gran problema de los de Setién se situaba en los ¾ de campo ya que en ese punto el Athletic se cerraba en el centro y el Barça se empeñaba en entrar combinando por dentro debido a la falta de un extremo puro que fijara al lateral y atrajera marcas.

En la primera parte destacaron sobre el resto Oihan Sancet, por su control del espacio y del cuerpo y Unai López por sus deliciosos centros. Mientras que en el equipo contrario destacaron Suárez, con alguna buena jugada y sobre todo Busquets, que recuperó y distribuyó una gran cantidad de balones.

Sustituciones influyentes

En la segunda parte Griezmann tendría una gran oportunidad ante Simón, pero antes de que el francés recibiera el balón para rematar, el guardameta se apresuró a cerrarle los espacios en una gran demostración de inteligencia táctica. Pronto llegarían los cambios en los locales y el primero de ellos fue Riqui Puig por Arthur y más tarde entrarían Rakitić y Ansu Fati. El joven centrocampista del Barça dejó varios destellos de calidad y supo encontrar mucho mejor que sus compañeros al hombre libre entre líneas. Además la entrada de Ansu permitió fijar a De Marcos y atraer la atención de Vesga, por lo que el Athletic se fue abriendo poco a poco. Tras varios remates de Messi en su jugada más reconocible llegó el único gol del partido. Tras una jugada trastabillada el croata se adelantó a Sancet y remató ante el guardameta vasco para dar los tres puntos a su equipo.

Finalmente, y con un Athletic mucho más abierto en busca del gol Messi intentaría marcar su gol número 700 entre equipo y selección, pero este parece resistírsele aún. Así, el Athletic se aleja un poco de la lucha por Europa, mientras que el Barça se queda a la espera del partido de mañana en el Bernabeú.

VAVEL Logo