Ocampos salva otro empate con sabor a poco
Lucas Ocampos en el lanzamiento del gol del empate en los minutos finales |Foto: @LaLiga

Lopetegui salió con un once de muchas garantías ante el Pucela, con Escudero repitiendo en el lateral izquierdo y el Mudo Vázquez sorprendiendo con su titularidad. Ocampos, Munir y De Jong volvieron a formar la tripleta de ataque. Más sorprendente fue la alineación que sacó Sergio, destacando el debut como titular de Hatem Ben Arfa, y la oportunidad para el joven delantero Miguel de la Fuente, que logró buenas cifras goleadoras en el filial.

Un Sevilla impotente, y un Valladolid eficaz

La primera mitad parecía empezar bien para los locales, ya desde el principio el Sevilla empezó a aproximarse a la portería de Masip. Munir fue la referencia ofensiva en el primer tiempo, se notó que sus compañeros le buscaban, tanto Escudero en corto, como los centrales con balones al espacio.

Éver Banega fue el mejor del centro del campo sevillista en los primeros 45 minutos. Sus 48 pases precisos, además de sus cinco duelos ganados, ayudan a entender el 71% de posesión del equipo, que fue, por otro lado, bastante estéril por momentos.

Por su parte, los de Sergio González supieron aguantar atrás sin demasiados problemas, más allá de un par de disparos a las manos de Jordi Masip, y un balón que Ocampos estrelló en el larguero desde el área pequeña, aún con 0-0. El gol del Pucela no se hizo esperar, en este caso gracias a la estrategia del balón parado.

En el veinticinco de partido, Míchel puso un gran balón colgado al lateral del área, que Kiko Olivas mandó al fondo de las redes cuando nadie lo esperaba. La jugada probablemente estuvo diseñada para el pase del propio Olivas y el remate de otro jugador, pero el central vio la oportunidad y no dudó en buscar portería, tras zafarse primero de la marca de Fernando.

Munir, demasiado solo arriba

Cualquiera que haya podido ver los últimos partidos del Sevilla, se ha dado cuenta de que Munir está en un momento de forma exquisito. Lopetegui también.

Tanto en la primera mitad por banda izquierda, como en posiciones más centradas con la salida de Luuk De Jong, el hispanomarroquí fue el encargado de generar peligro al Valladolid, pero estuvo muy poco apoyado por sus compañeros de ataque.

Ni De Jong, ni En-Nesiry cuando entró, ni siquiera Lucas Ocampos, a pesar del gol, estuvieron a la altura de Munir en ataque, y eso se tradujo en pocas ocasiones durante el partido. Quizá Suso fue quien más aportó en los minutos que jugó.

El propio Munir hizo el empate tras un gran remate de cabeza, precedido de un centro de Jesús Navas. Tras más de dos minutos de espera, el VAR determinó la posición incorrecta del delantero sevillista, y anuló así el gol del empate.

Javi Sánchez y Vaclík echaron una mano a Lopetegui

La entrada de Joan Jordán por Fernando se notó, y bastante. El brasileño no había estado acertado en el primer tiempo, y Banega estuvo bastante solo en la creación de juego. Ya en la segunda, la entrada del jugador catalán ayudó al argentino en esta tarea, y el equipo mejoró en la circulación del balón.

A pesar de este buen movimiento, Julen Lopetegui veía como su equipo seguía por detrás en el marcador. Una mano discutible del ex del Real Madrid Castilla, Javi Sánchez, dio a Ocampos la posibilidad de salvar los muebles. El argentino no falló desde los once metros, marcó su doceavo gol en liga, y dio esperanza a un nervioso Lopetegui que apenas quiso mirar el lanzamiento.

Ya en el 89, y con empate a uno en el marcador del Sánchez Pizjuán, Tomas Vaclík sacó un disparo de Alcaraz en el área pequeña, con una parada de puros reflejos, que salvó el empate para los suyos.

El Sevilla mira abajo, el Valladolid ya no

Tras el cuarto empate consecutivo, el Sevilla podría empezar a complicarse su plaza de Champions en función de lo que hagan sus rivales. Getafe y Villarreal podrían ponerse a uno y dos puntos, respectivamente, en caso de ganar sus partidos.

Los de Sergio González, se colocan ya con 35 puntos, a nueve del descenso, y están prácticamente salvados salvo sorpresa mayúsculo.

VAVEL Logo