Buen juego sin premio en el Wanda Metropolitano
Jugadores de Atlético y Betis durante una acción | Fotografía: LaLiga

El Atlético de Madrid, días después del empate frente al Celta (1-1), recibía al Real Betis en el Wanda Metropolitano, un partido vital para consolidarse en puestos que den acceso a disputar Champions League la temporada que viene. Simeone sólo hizo dos cambios respecto al duelo en Balaídos del pasado martes. Introdujo a Kieran Trippier en el lateral derecho en detrimento de Santiago Arias, y Mario Hermoso salió en el centro de la zaga en el lugar del lesionado José María Giménez.

El Betis mejora sus sensaciones, pero sin premio

En cambio, Alexis Trujillo, tres días después de doblegar a Osasuna con mucha contundencia en el Benito Villamarín (3-0), introdujo bastantes cambios en el once inicial respecto al que dispuso frente al cuadro navarro, con seis variantes. Antonio Barragán fue la sorpresa en el lateral derecho, Marc Bartra y Sidnei Rechel formaron el eje de la zaga, William Carvalho se colocó en el centro de la sala de máquinas, Sergio Canales regresaba tras cumplir ciclo de tarjetas, y Loren Morón fue el elegido para apuntalar la zona del ataque.

La intensidad en el encuentro fue de menos a más, con el Betis tratando de controlar el partido por medio de la posesión. Aunque el balón era de los verdiblancos, fue el Atlético el primero en inquietar la meta rival. Primero probó Marcos Llorente en el 9', con un disparo que tocó en el palo, y un minuto después, Koke Resurrección, a pase del '14' colchonero, chutó flojo, tanto que fue muy fácil para Dani Martín atajar el esférico.

Marcos Llorente con el esférico | Fotografía: LaLiga
Marcos Llorente con el esférico | Fotografía: LaLiga

Loren Morón fue el primero que se atrevió a meter el miedo en el cuerpo a Jan Oblak tras una gran carrera, pero Mario Hermoso estuvo muy atento para enviar el balón a córner. Pero sólo un minuto después de esta acción, en el 22', Ángel Correa dio la alegría momentánea a los suyos. Se formó un gran revuelo en el área verdiblanca que finalizó con el disparo del argentino hasta el fondo de las mallas. Tras la revisión de la jugada por parte del colegiado en el monitor, se anuló por mano de Llorente. Seguía el 0-0 en el electrónico.

Loren, Thomas Partey y Andrés Guardado, fueron los próximos en intentar inquietar la meta contraria, siendo el disparo del mexicano el más peligroso. El '18' fue el más listo de la casa, recibió el esférico perfecto de las botas de Carvalho e incorporándose con mucha potencia por banda izquierda lanzó el balón directo a la escuadra, aunque éste se marchó desviado, cerca de la portería defendida por Oblak.

En el 34' llegaría el segundo 'gol' de la noche. Álvaro Morata, aprovechando un descuido de la zaga verdiblanca, se marchó en velocidad, y aunque Bartra intentaba seguir al madrileño y desestabilizarle fue misión imposible. Dani Martín abandonó su zona de confort, dejando un hueco perfecto para que el ariete mandara la pelota al fondo de las mallas. El VAR intervino, y tras unos instantes de incertidumbre, fue anulado por fuera de juego del ex del Real Madrid.

Sidnei Rechel tratando de mantener el balón frente a Santiago Arias | Fotografía: LaLiga
Sidnei Rechel tratando de mantener el balón frente a Santiago Arias | Fotografía: LaLiga

Correa y Guido Rodríguez también se atrevieron a intentar marcar la diferencia antes del descanso. El primero se encontró con los guantes de Dani Martín, mientras que el segundo recibió un balón de Álex Moreno, lo controló y desde el balcón del área lanzó un disparo que se marchó desviado. Antes de pasar por el túnel de vestuarios también hay que destacar la marcha del terreno de juego de Trippier, por problemas digestivos y mareos, entrando Arias en su lugar, y Guardado también salió del césped, dejando su puesto a Alfonso Pedraza. Posteriormente, en rueda de prensa, Alexis confesó que el mexicano "se ha roto el isquiotibilial".

Tras el descanso, Loren tuvo las dos primeras acciones de la segunda mitad. Un centro de Barragán en el 48' y rematado por el marbellí se marchó por el lateral de la red, mientras que en la segunda oportunidad se marchó en velocidad y a trompicones de los rivales, hasta quedarse mano a mano con Oblak. El ariete optó por la sutileza, y envió el esférico por la derecha del guardameta, sin llegar al objetivo de batir la meta de los colchoneros. Nabil Fekir también quiso inquietar al portero esloveno, y muy vigilado por los defensores del conjunto madrileño, chutó más flojo de lo que el francés deseaba, siendo atajado el esférico por el arquero.

En el 56' se produjo la acción que pudo hacer cambiado el partido. Loren se marchaba en velocidad por el centro del campo cuando Hermoso puso sus ojos en él, en detenerle, y lo hizo con tal contundencia y por detrás que se llevó la roja directa, dejando a los suyos con diez futbolistas sobre el verde a falta de más de 30 minutos para el final del encuentro y con 0-0 en el marcador.

Loren Morón frente a Vitolo Machín | Fotografía: LaLiga
Loren Morón frente a Vitolo Machín | Fotografía: LaLiga

Aprovechando esta superioridad numérica, Álex Moreno, por el flanco izquierdo, se internó hasta dentro del área para lanzar un disparo que se marchó desviado. Además, las entradas de Joaquín Sánchez (que al saltar al verde alcanzaba la friolera de 550 partidos en Primera División), y Emerson Royal potenciaron y mucho las bandas verdiblancas. Precisamente de las botas del brasileño, en el 72', nació una combinación con Fekir donde el galo acabó chutando, enviando el esférico por fuera de la portería.

A la tercera va la vencida, y si los dos goles anteriores del Atlético fueron anulados, Diego Costa, que saltó al césped en el minuto 56, marcó el tercero en el 74', el que sí subiría al marcador, no sin revisión del VAR por posible mano en una noche que la tecnología tuvo mucho protagonismo. Tras un libre directo, el delantero saltó lo justo y necesario para batir con la testa a un Dani Martín que apenas tuvo capacidad de reacción a un cabezazo letal.

Esta acción llevó consigo polémica, y es en el 78', durante la pausa de hidratación, entre suplentes de ambos equipos se produjo un pequeño rifirrafe, señalando el colegiado incluso alguna que otra cartulina amarilla. Tras este parón poca más emoción se produjo sobre el césped, excepto dos acciones aisladas de Bartra y Guido, que no tuvieron el premio esperado.

Marc Bartra y Diego Costa en la acción del gol | Fotografía: LaLiga
Marc Bartra y Diego Costa en la acción del gol | Fotografía: LaLiga

Con los objetivos cumplidos por ambas partes, el Atlético visitará al Getafe el próximo jueves 16 de julio a las 21:00 horas, mismo momento en el que el Betis recibirá a un Alavés que todavía no tiene asegurada la permanencia.

VAVEL Logo