El Granada CF jugará la Europa League la próxima temporada
Los futbolistas rojiblancos celebran la histórica clasificación europea sobre el césped del Nuevo Los Cármenes. Foto: Granada CF

El fútbol le debía una al Granada. La última vez que el equipo jugó en el Nuevo Los Cármenes con público, el Athletic dejó a los nazaríes sin final de Copa. Hoy, cuatro meses después, el Athletic volvió a visitar el feudo rojiblanco en una oportunidad histórica. Soldado, Puertas, Carlos y Montoro se encargaron de hacer la faena en Granada. Reguilón echó una mano en el Sánchez – Pizjuán, el Atleti la otra en el Wanda, y el Levante dio el último empujón en La Nucía. Europa, esa palabra prohibida dentro del vestuario rojiblanco, ya no era una quimera. Europa es una realidad. El Granada CF jugará competición europea por primera vez en su historia.

Ganar y ponerse a soñar. Las cuentas estaban claras, y en busca de hacer lo que estaba en su mano, el Granada salió con sus dos delanteros centros en el once inicial. La otra gran novedad en el esquema fue la inclusión de Ramon Azeez como carrilero diestro, con motivo de la ausencia por lesión de Foulquier. En el bando visitante, hasta ocho cambios realizó Garitano con respecto al último encuentro frente al Leganés.

Pese a que eran los nazaríes los que más se jugaban bajo la noche de Granada, fue el Athletic el primero en avisar. Raúl García remató alto un balón muerto en la frontal del área cuando apenas se llevaba un minuto de encuentro. Había que estar atento a un futbolista que ha vuelto del confinamiento en un estado de forma extraordinario.

La picardía de Azeez puso en bandeja la primera gran oportunidad rojiblanca, pero la decisión de Carlos Fernández no fue la mejor, cuando con poco ángulo, busco la meta de Herrerín en vez de realizar un pase atrás hacia la figura de un Soldado en boca de gol. La replica no tardó en llegar. Afortunadamente para el Granada, estaba Rui bajo palos. Villalibre se plantó solo ante el portugués gracias a un preciso envío de Córdoba, pero el arquero aguantó bien en la salida y minimizó las opciones de remate del bilbaíno.

Los minutos pasaban sin ocasiones de peligro y sin noticias en el resto de campos. Estaba todo igual que antes de empezar. El Athletic, relajado al estar sin opciones matemáticas de entrar en Europa, pisaba en mayor tiempo el campo nazarí y tenía posesiones más largas que unos granadinos algo nerviosos en la circulación de balón.

Merodeando entre centrales como quien no quiere la cosa. Por allí andaba el más listo y veterano de la clase, cuando una cesión errónea de Vesga en el centro del campo permitió a Soldado plantarse ante Herrerín. Con la sangre fría que le atesora, realizó una vaselina a la altura de muy pocos arietes de La Liga para situar, de manera momentánea, al Granada en posición de Europa League. Los andaluces iban a la pausa de hidratación cumpliendo su objetivo.

La presión ejercida por los futbolistas del Granada sobre el colegiado a punto estuvo de dar sus frutos tras una dura entrada de Dani García sobre Yangel Herrera, pero el centrocampista evitó la segunda amarilla de manera milagrosa. El tanto vino acompañado de otra negativa noticia para los intereses del Athletic Club. Mikel Vesga tuvo que ser sustituido por Unai López a falta de cinco minutos para el descanso, debido a unos problemas musculares.

Los leones, hoy de verde, se animaron en el tramo final del primer tiempo con varias internadas de un insistente Lekue por banda derecha. El Granada, consciente de la ventaja conseguida gracias al tanto de Soldado, defendió a las mil maravillas las intentonas de los de Garitano antes del descanso. El recién ingresado Unai López puso a prueba a Rui en la última acción del primer tiempo, en un disparo que atrapó manso y seguro el portugués. A cuarenta y cinco minutos para el término de la liga, el Granada era equipo de competición europea.

La reanudación se puso en marcha con dos modificaciones en el conjunto visitante. Yuri y Muniain ingresaron para intentar darle el vuelco al electrónico. Diego Martínez, en vista del buen hacer de los suyos en el primer acto, prefirió no tocar nada. Tal y como ocurrió en la primera parte, el Athletic fue el equipo que más merodeó el área rival. Pese a ello, sus intentos de poner a aprietos al Granada, quedaban una y otra vez en vano.

Y es que, pese a ser los de Garitano los que iniciaron con mejor pie el segundo tiempo, fueron nuevamente los de Diego Martínez los que volvieron a golpear. En un contragolpe bien guiado, aunque con algo de fortuna, por Carlos Fernández, Neva se plantó solo ante Herrerín, pero no pudo batir al arquero. El esférico volvió a caerle en los pies al gaditano que, con toda la tranquilidad del mundo, la misma que no había tenido para definir, cedió en bandeja el gol a Antonio Puertas para que el almeriense pusiera tierra de por medio en el Nuevo Los Cármenes. El Granada CF estaba cumpliendo. Tocaba mantener la ventaja y esperar.

En busca de piernas frescas en ataque y control en el centro del campo introdujo dos modificaciones Diego Martínez. Montoro y Gil Dias saltaron al verde en detrimento de Eteki y de un superlativo Soldado que sigue teniendo el hambre de un chaval de dieciocho años. Pero si alguien estaba mereciendo con creces el tanto era el de siempre, Carlitos.

En un buen esférico de Víctor Díaz a la espalda de la zaga visitante, Puertas llegó a línea de fondo y tiró un recorte descomunal que dejó sentado a Unai Núñez. Generoso como el que más, el almeriense que hacia un rato acababa de ver puerta, le regaló el tanto a Carlos Fernández en el más que probable último encuentro del sevillano con la camiseta rojiblanca. La faena en Los Cármenes estaba hecha. Era tiempo de transistor.

En la pausa de hidratación todos querían saber qué sucedía en el resto de campos, sabedores de que el trabajo que estaban realizando sobre el césped de Los Cármenes estaba siendo impecable. El chamán quiso aprovechar el parón para dar entrada a Antoñín y Fede Vico en el lugar de Puertas y Carlos Fernández. Si este ha sido el último encuentro del sevillano con la zamarra del Granada, puede irse tranquilo. Su temporada ha sido descomunal, en la línea de un equipo empecinado en hacer historia. Diez minutos le separaban de hacerla.

Entre posesiones largas de ambos conjuntos esperando al pitido final, Antoñín tuvo el cuarto en sus botas, pero su disparo se topó con la pierna de un defensor cuando Herrerín estaba prácticamente vencido. La temporada estaba a punto de acabar, y este Granada quería seguir disfrutando de ella. En la aproximación más peligrosa del Athletic, Williams sacó un violento zapatazo al que reaccionó de la mejor manera posible Rui.

A dos minutos del final, llegó a Granada el tanto de la Real Sociedad. Januzaj metía a los suyos en Europa y dejaba fuera al Getafe. Los ojos estaban puestos en La Nucía. Un gol del Getafe tiraba por tierra toda opción de disputar competición europea para los nazaríes. Entre angustias y con la vista puesta en Alicante, Montoro hizo el cuarto para los andaluces tras una embarullada jugada de Gil Dias. La celebración rompió con el asombroso silencio que reinaba entre los suplentes del Granada CF en el Nuevo Los Cármenes. La tensión podía palparse en el ambiente.

Tras el pitido final, los jugadores se reunieron en el centro del campo a la espera de que el partido en La Nucía llegara a su fin. Todos alrededor de un Álvaro Vadillo que fue el encargado de anunciar el gol del Levante que certificaba la presencia rojiblanca en Europa la próxima temporada. Como bien diría el gran Fran Viñuela, si hay un lugar en el que los sueños se cumplen es en el Nuevo Los Cármenes.

Ficha técnica

Granada CF (4): Rui Silva, Víctor Díaz (Vallejo, 87’), Germán, Domingos Duarte, Neva, Herrera, Eteki (Montoro, 62’), Azeez, Puertas (Fede Vico, 75’), Soldado (Gil Dias, 62’), Carlos Fernández (Antoñín, 75’).  

Athletic Club (0): Herrerín, Capa (Ibai Gómez, 71’), Núñez, Martínez, Balenciaga (Yuri, 45’), Dani García, Vesga (Unai López, 62’), Lekue, Córdoba (Muniain, 45’), Raúl García, Villalibre (Williams, 62’).

Goles: 1-0, Soldado (29’). 2-0, Puertas (55’). 3-0, Carlos Fernández (67’). 4-0, Montoro (93’).

Árbitro: Del Cerro Grande (comité madrileño). Ha amonestado al local Yangel Herrera, y a los visitantes Dani García y Yuri.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número treinta y ocho de la Liga Santander.

VAVEL Logo