Un campeón para poner a prueba a este Betis
Imagen del último Real Betis-Real Madrid/ Fuente: Real Madrid

El Real Betis de Manuel Pellegrini se enfrentará este sábado ante su primera gran prueba. El Real Madrid de Zidane llega al Villamarín con muchas dudas ofensivas y sin rodaje tras disputar tan solo el estreno liguero del pasado domingo sumado a un amistoso frente al Getafe.

Tras disputar dos buenos partidos frente a Alavés y Real Valladolid, el Real Madrid exigirá que el Betis dé un paso más para poder confirmar el buen camino por el que lo está llevando el técnico chileno.

El Real Madrid viaja a la capital de Andalucía con dos bajas aseguradas: Mariano y Militao. El delantero tuvo que ser intervenido hace una semana de amigdalitis, y está siguiendo un tratamiento especial para recuperarse de manera correcta. La baja del central brasileño se debe a unas molestias musculares en su pierna izquierda.

Además de esas bajas, hay varios jugadores que siguen siendo duda para viajar a la ciudad hispalense. Uno de ellos es Hazard. El belga no está disfrutando de una etapa dorada en el club blanco. Las lesiones, sumadas a su irregularidad en el terreno de juego, originan dudas en el aficionado blanco, sin embargo, durante esta semana se le ha visto muy fino entrenando y apurando al máximo para estar en la cita de este sábado.

Además, Zinedine Zidane puede volver a contar con Isco, Lucas Vázquez y Asensio, todos ellos con molestias en el debut liguero frente a la Real Sociedad. También podrá jugar Martin Odegaard, que dio positivo en los test PCR el pasado lunes. En las últimas pruebas dio el segundo negativo y podrá estar en el Benito Villamarín.

El Madrid, el peor enemigo de Pellegrini

Manuel Pellegrini se ha enfrentado con el Real Madrid 19 veces, y no ha tenido especial suerte. De todas las ocasiones que ha tenido a los blancos como rivales, solo ha podido salir victorioso en tres de estos compromisos. Los restantes fueron seis empates y diez derrotas. Estas cifras indican que el chileno no ve con buenos ojos tener al vigente campeón de Liga como adversario.

Este Madrid abusa del balón sin mirar a puerta

El problema del equipo de Zidane está claro: el gol. La falta de acierto de cara a puerta se mostró de manera clara el pasado domingo frente a la Real Sociedad. 16 tiros realizó el Real Madrid la semana pasada, y tan solo cuatro de ellos fueron entre los tres palos. Un porcentaje bajísimo que refleja el gran escollo de los blancos. Este hándicap no viene solo de este inicio de temporada, ya la campaña pasada les costaba meter el balón en la portería. Necesita generar mucho para poder marcar. Ante esta cuestión, parece increíble que el francés cuente muy poco con los delanteros que tiene en la plantilla (sin contar a Benzema, que es indiscutible). Jovic es un espejismo de lo que era en el Eintracht de Frankfurt, jugando tan solo 806 minutos el pasado curso, en los que logró hacer la insulsa cifra de dos dianas. Todo apunta de que el camino del serbio no va a cambiar, pero necesita una gran oportunidad para demostrarle al técnico que está listo y que puede frenar su problema con anotar, ¿será este sábado la gran ocasión para el ariete?

Al Madrid se le atraganta el Benito Villamarín

El campo del Real Betis pone siempre muchos apuros al Real Madrid. Sin ir más lejos, el conjunto blanco perdió la última vez que visitó el Villamarín, el día ocho de marzo (último partido antes de que confinaran el país). Los verdiblancos tiraron de garra ese encuentro que supuso un mazazo enorme para Zidane y sus aspiraciones para ganar la Liga, pero gracias a la pandemia, la importancia de esta derrota se vino abajo.

El anterior triunfo como local del Betis frente a los madridistas se remonta a la campaña 2012-13, un 1-0 firmado por Beñat, y un lustro antes, en la temporada 2007-08, se dio un 2-1 tras remontar Edu y Mark González el gol con el que Drenthe había adelantado al conjunto dirigido por aquel entonces por Bernd Schuster.

Sin embargo, cuando el Real Madrid gana frente al Betis en casa lo hace de manera plácida, como el 0-5 de la 2013-2014 o del 1-6 de la 2016-2017.

A pesar de esta preeminencia del Real Madrid en los dos últimos decenios, el balance global de los 64 partidos oficiales jugados por estos dos contendientes en la capital andaluza está equilibrado, ya que ambos han sumado el mismo número de victorias, veinticuatro, y ha habido dieciséis empates.

El partido será muy complicado para el conjunto verdiblanco, que tendrá un gran escollo por delante, pero en estas pruebas es donde se ven las intenciones de este proyecto, que pinta muy bonito e ilusionante.

VAVEL Logo