La revolución surte efecto (1-0)
Vinicius Jr. celebra el solitario tanto del partido | www.realmadrid.com

Real Madrid y Real Valladolid se veían las caras en la cuarta jornada de la competición doméstica. Tras el encuentro en el Benito Villamarín, los pupilos de Zinedine Zidane llegaban a este compromiso con la tranquilidad de haber logrado ya su primera victoria en la presente campaña de LaLiga Santander. Pero no era tiempo para relajaciones. Enfrente, once guerreros pucelanos que visitaban el Alfredo Di Stéfano con la intención de llevarse la primera victoria de la temporada o, de al menos, sacar algún punto. Los de Sergio González cosecharon dos empates y una derrota en el inicio de esta temporada, motivo claro por el cual llegaban con hambre de victoria al feudo madridista. Pero tenían que luchar contra el campeón, el equipo que defiende el trono de LaLiga: era David contra Goliat.

  • Confianza para Jovic

Saltaba la sorpresa, una semana más, en el once titular del Real Madrid. Después de la pobre actuación del serbio frente al conjunto de Manuel Pellegrini, Zinedine Zidane volvía a darle un voto de confianza alineándolo en el once de gala. Además, el francés optaba también por darle minutos al lateral derecho A. Odriozola desde el inicio. De este modo, el Real Madrid salía con un 4-4-2: T. Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, R. Varane, Marcelo; F. Valverde, Casemiro, Modric, Isco; K. Benzema y L. Jovic.

Por otro lado, Sergio González desplegaba sobre el terreno de juego un 4-2-3-1: Roberto; Pablo Hervías, Bruno, Javi Sánchez, Raúl Carnero; F. San Emeterio, Míchel; Waldo, Orellana, Óscar Plano; y S. Weissman como hombre más adelantado.

  • El Real Valladolid iba en serio

Señalaba el inicio del partido el colegiado Soto Grado y ambos equipos tanteaban con la pelota durante los primeros minutos, sin lograr llegar a portería rival con claridad. El Madrid, con la posesión del balón, iba comiendo terreno a los pucelanos que, no obstante, mostraban una imagen seria y férrea durante este primer tiempo. 

El primer susto para los de Sergio llegaría en el minuto siete de partido cuando una jugada elaborada por Jovic, Isco y Marcelo acababa con un balón muerto dentro del área del equipo de Pucela que Fede Valverde iba a rematarlo con un disparo peligroso que posteriormente detenía Roberto con una parada bastante difícil para el guardameta blanquivioleta. El Real Madrid proseguía intentando llegar con claridad a la portería del Real Valladolid con jugadas, sobre todo, por el centro. Benzema y Jovic iban a ser los encargados de coordinar los ataques de los blancos pero los centros posteriores desde los extremos no llegaban a ser rematados por algún jugador del Madrid. En el minuto 12, Jovic iba a tener la oportunidad de abrir la lata en el marcador tras una acción rápida por banda derecha y un pase al primer toque desde la misma zona que el serbio iba a rematar con la pierna izquierda mandándola muy lejos de la portería. El Valladolid usaba sus armas jugando al contraataque. Así, se acercaba al arco de Courtois con jugadas como la del minuto 27, un balón en profundidad para Óscar Plano que intentó dejarlo atrás pero que finalmente no iba a encontrar a un jugador pucelano para ensayar el disparo a puerta.

Bien es cierto que al Madrid le costaba generar su fútbol y los de Zizou, con el cronómetro andando, no llegaban a portería rival de manera clara. A la media hora de encuentro, Jovic lo intentaba de volea tras una dejada de Modric que envió al lateral de la red. Por otra parte, sobre el minuto 37 iba a llegar el primer disparo a puerta del Real Valladolid: Orellana lo iba a intentar desde lejos con un chut fuerte desde la frontal pero muy centrado, fácil para el guardameta belga. Con poco peligro más, exceptuando algún disparo desde fuera del área de los futbolistas del Valladolid, el colegiado del encuentro señalaba el final del primer tiempo.

Twitter oficial Real Madrid
Twitter oficial Real Madrid

 

  • El que la sigue, la consigue

Volvía a rodar el esférico sobre el césped del Di Stéfano. Mismo planteamiento de Zidane y Sergio, que no iban a introducir ningún cambio en el descanso. Más de lo mismo en el comienzo: al Madrid le faltaba profundidad y el Pucela se sentía cómodo y seguro sobre el césped, bien asentado. En el minuto 48, llegaba la primera ocasión del segundo tiempo: paradón de Roberto después que Jovic cabeceara un centro de Modric. En esta misma jugada, Casemiro remató al larguero el rechace. Minutos más tarde pero en la otra portería, Courtois iba a salvar al Real Madrid con una mano prodigiosa abajo tras un contragolpe finalizado por Weissman

Zidane no quería esperar más: triple cambio para introducir a Asensio, Vinicius y Carvajal. El Madrid necesitaba más profundidad y piernas frescas para el resto del partido. Y ahora sí. El brasileño Vinicius Jr. iba a inagurar el marcador: error clamoroso de Bruno que intenta regatear al extremo cerca del área y le roba la pelota. El pase para Karim Benzema es desviado por Raúl Carnero que, sin querer, iba a tomar la dirección de donde se encontraba Vinicius, definiendo así delante de Roberto

Pero el Real Valladolid no se rendía. Continuos disparos desde la frontal asediaban la portería de Courtois pero el belga estuvo atento y bien situado para repelerlos. También buscaba el segundo el Madrid e incluso Modric llegó a estrellar un disparo en el palo tras un robo muy cerca de la portería de Roberto.

Tras los segundos 45 minutos, Soto Grado señalaba el final del partido en Valdebebas. El Real Madrid conseguía sus tres primeros puntos en su feudo; no sin esfuerzo y trabajo: enfrente, se mostró un Valladolid serio y valiente que hizo pasar apuros al Madrid en algunos momentos del partido y que no obtuvo recompensa en su visita al campeón actual de LaLiga

VAVEL Logo