La falta de pegada castiga al Real Betis (2-0)
Fotografía: LaLiga

Se vestía de gala el Wanda Metropolitano para acoger el duelo que enfrentaba a Atlético de Madrid y Real Betis. Ambos equipos venían de encajar duras derrotas. Los verdiblancos lo hicieron la jornada pasada ante la Real Sociedad tras recibir un duro 0-3 en el Villamarín. Si ganó el Atleti de Simeone en la LaLiga, pero no pudo hacerlo en Múnich ante un imparable Bayern

Con ritmo vertiginoso comenzaba el duelo. Un Betis muy incisivo arrancó con ganas de acechar la portería de los rojiblancos, pero no fue hasta el minuto 12 cuando el portero esloveno tuvo que realizar su primera intervención ante un cabezazo de William Carvalho. Los pupilos de Manuel Pellegrini estaban aparentemente cómodos sobre el terreno de juego, y consiguieron anular al cuadro madrileño durante los primeros compases del encuentro. 

Pero los rojiblancos quisieron dar ritmo al partido y en dos ocasiones seguidas rozaron el gol. En la primera de ellas, tras una buena jugada colectiva, Luis Suárez remató muy cerca de la portería defendida por Claudio Bravo. También fue para el charrúa la segunda ocasión a favor de los madrileños. Esta llegó tras un fallo de la defensa bética. Carvalho peinó un balón hacia atrás que llegó al '9' colchonero para dejarlo solo ante el portero, pero su tiro se marchó forzado fuera de los tres palos de la meta verdiblanca. 

La superioridad verdiblanca en el terreno de juego fue palpable también por el entrenador rojiblanco, que desde comienzos del segundo tiempo sentó a Lemar y Torreira para dar pasó a Herrera y Carrasco. Algo que rápido surtió efecto, porque apenas habían pasado veinte segundos desde el comienzo de la segunda mitad, cuando el Atlético se adelantaba en el marcador. Una buena maniobra de Marcos Llorente en la primera aproximación a la portería bética, acabó con el balón en el fondo de las mallas, poniendo el primero para su equipo en el electrónico. 

Pero no bajó los brazos el Betis, quien siguió aproximándose a la portería rojiblanca. En una de las oportunidades, Fekir vio como su lanzamiento se marchaba lamiendo la madera tras rebotar en un defensa rojiblanco. Aunque fue el Atlético de Madrid quien se hizo con el dominio del partido y asedió la meta verdiblanca en un sinfín de ocasiones. 

Se vio obligado Pellegrini a mover el banquillo para intentar tener el dominio que tuvo en la primera mitad. Salieron del césped Tello y Carvalho, siendo sustituidos por Loren y Joaquín, quienes tuvieron la ocasión de ayudar a su equipo a buscar la remontada.

Pero el Real Betis no recuperó el nivel del primer tiempo, y solo pudo esperar a que el balón llegara a sus pies para aproximarse a la portería del Atlético de Madrid. Pero las oportunidades sólo llegaban para los rojiblancos. La más clara, un mano a mano de Ferreira Carrasco tras una delicatessen de Joao Félix, quien dio un pase con el exterior dejando a su compañero solo ante el portero rival. 

Y cuando el tiempo llegaba a su fin, el bajón psicológico que rondaba a los verdiblancos tras la expulsión de Montoya, por derribar a Carrasco siendo el último hombre, hizo que los rojiblancos encontraran la comodidad en el encuentro. Así llegó el segundo para los locales. Esta vez de la mano de Luis Suárez, que tras una buena asociación con Lodi, envió el balón al fondo de la red de la portería defendida por Bravo.

Así, la entidad rojiblanca recuperaba sensaciones y volvía a ganar tras la derrota intersemanal en Alemania, y los verdiblancos, pese a ser mejores en gran parte del encuentro, volvían a Sevilla sin premio a su esfuerzo. 

VAVEL Logo