El enésimo ridículo
Juanmi sobre el césped. Fuente: La Liga

Las visitas del Real Betis al Ciutat de Valencia no suelen acabar bien. Y el partido empezaba de la peor manera posible para los verdiblancos. Con un 4-2-3-1 claro con falso delantero en punta, saltaban los verdiblancos al terreno de juego. Apenas se había cumplido el primer minuto del encuentro cuando el Real Betis tenía que comenzar a remar en contra. 

Nuevamente a balón parado y tras un error defensivo en la zaga verdiblanca, el primer gol llegó para los granotas. Los fallos en defensa en el Real Betis no son ninguna novedad, como tampoco lo es la falta de concentración en los primeros minutos del encuentro. Y muy bien aprovechó la oportunidad el Levante quien, tras un desajuste, consiguió ponerse por delante en el marcador. 

Tras ello, fueron los granotas quienes se hicieron con el dominio del encuentro. Pese a ello, y con polémica, fueron los verdiblancos quienes anotaron el segundo tanto del encuentro. Fue a la salida de un córner, algo insólito en el Betis, a quien le costaba rematar jugadas a balón parado. Ponía Mandi el empate en el marcador y tras ello, el Betis intento asediar la portería granota. Pero sin suerte, ya que sus disparos no vieron portería y si consiguió ver puerta, por partida doble, Morales. Y es que el Real Betis sigue teniendo un problema defensivo que hace que encajen los goles con facilidad. Así fueron los dos chutazos de José Morales, una de las bestias negras para los béticos. Y es que el '11' levantinista hizo un traje a la defensa bética anotando dos auténticos golazos que dejaban muy hundidos a los verdiblancos.

Así se llegaba al tiempo de descanso. La salida de túneles de vestuario no favorecía tampoco a los verdiblancos, que muy pronto, tras una nueva pifia defensiva, ampliaba la ventaja en el electrónico. Pese a estar tres goles por debajo en el marcador, el Betis intentaba no rendirse. La salida de Canales al césped tras meses alejado de los terrenos de juegos daba vida a los verdiblancos. Y es que el cántabro consiguió dar al Betis el equilibrio que necesitaba y anotó dos goles que sirvieron para maquillar el resultado reflejando el 4-3 definitivo.

El Betis volvía a tener que remar en contra en un encuentro que muy pronto se puso cuesta arriba. Pese a ello lo intentó y poco después empató el partido. El error volvía a llegar en tras la facilidad que muestran los verdiblancos en defensa. Y es que los errores en la zaga hacen que para los béticos sea muy difícil encontrar una línea victoriosa.

Como nota positiva del encuentro, cabe destacar la vuelta de Sergio Canales, pilar verdiblanco desde su llegada. El cántabro saltó al césped meses después para ponerse a punto de cara al derbi. Anotó dos goles y consiguió mejorar la imagen de su equipo. Otro dato a destacar es la actitud del Betis pese a ir por debajo en el marcador. Si hace meses hubiese bajado los brazos, ahora consigue al menos no perder la cara al partido. 

VAVEL Logo