El FCB Juvenil A agranda su moral tras conquistar Girona
El FCB Juvenil A celebrando un tanto esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

No se antojaba sencilla la visita del FCB Juvenil A de Franc Artiga y Alberto Encinas al Municipal de Vilablareix en la duodécima jornada de la División de Honor Juvenil. El Girona FC de Álex Marsal, uno de los conjuntos más rocosos como locales, recibía en su alcoba al equipo azulgrana, invicto en el arranque de la segunda vuelta y dispuesto a no descolgarse de la pugna por el liderato.

Persistiendo en la misma idea dibujada en los últimos partidos, Franc Artiga y Alberto Encinas mantenían prácticamente intacto el ‘once’ delineado en las postreras jornadas dónde sólo el baile entre Carlos Gallego y Joan González logra permutar en la alineación. Apostando por tercera jornada consecutiva con Ramón Vila en la garita, la defensa quedaba forjada con Marc Alegre y Arnau Solà en los flancos y Moussa Ndiaye y Joan González como dupla de centrales para la ocasión. Álex Rico, capitán incuestionable en mediocentro, guarecía las espaldas de Gavi e Ilias Akhomach, bailando de nuevo en las vestiduras de interiores. Arriba, sin sorpresas, la responsabilidad en ataque persistía en las botas de Jaume Jardí, Ángel Alarcón y Diego López, el ‘9’ más peligroso de La Masía.

El control no es negociable

Tal y como vaticinaba el encuentro de la primera vuelta dónde los gerundenses lograron mantener con firmeza las intenciones del FCB Juvenil A en la Ciutat Esportiva (1-1), un inicio eléctrico del equipo de Álex Marsal permitía encerrar a los visitantes en el área de Ramón Vila vaciándose con hasta tres saques de esquina en los primeros tres minutos de juego.

Sin embargo, experto en desquitar la presión rival a base de picaduras letales, Diego López no desaprovecharía la ocasión para romper el equilibrio a los siete minutos de la primera parte. Conduciendo una contra perfecta descolocando a la defensa del Girona, Ángel Alarcón asistía desde la izquierda para Diego, que no dudaba en enganchar de primeras el centro de Alarcón con un disparo cruzado y seco con la izquierda (0-1).  El de Turón, espléndido desde que amarrara la titularidad con cuatro goles en los últimos tres partidos, volvía a encumbrarse como el delantero centro más fructífero de la cantera.

Diego López celebrando un tanto en la CE Joan Gamper. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La defensa, excesivamente adelantada esbozada por los ‘blanc-i-vermells’, propiciaba la caída constante del FCB Juvenil A en fuera de juego, llegando a tropezar hasta en ocho ocasiones con el banderín alzado por parte del asistente. Desatado como un huracán en tierra firme, Ángel Alarcón protagonizaba hasta cuatro ‘offside’ en la primera mitad, convirtiéndose sin discusión en el jugador más desequilibrante del encuentro en un vaivén constante al límite del fuera de juego.

El despertar del Girona

Firmando un primer asalto en la batalla de pleno dominio y control pero sin refrendar la superioridad que les caracteriza, el FCB Juvenil A saltaba tras el entreacto aletargado y sumido al interés de los gerundenses, completamente lanzados a por el empate de la mano de Gabri. El ‘7’, un viejo conocido en La Masía, marcaba las tablas en el primer cuarto de hora de la segunda mitad desde el punto de penalti (1-1).

Sufriendo las embestidas del buque de Álex Marsal, la aparición precisa de Ramón Vila volvía a salvar el devenir del equipo azulgrana con una gran intervención trastabillando el disparo de Richmond Dapaah, recién incorporado tras el tanto. Pese a no poder evitar el tanto desde los once metros por tercer encuentro consecutivo, el meta de Sallent de Llobregat brotaba a tiempo desde la garita para cambiar el rumbo del encuentro.

Dispuestos a recuperar el timón, Franc Artiga y Alberto Encimas removían el partido con la entrada de Txus Alba y Brian Peña en lugar de Ilias Akhomach y Álex Rico. Sin el capitán azulgrana sobre el verde, Gavi retrasaba su posición en el tapiz como mediocentro, tomando los mandos de la medular y ejecutando los tiempos a la perfección.

Sin Álex Rico sobre el campo, Gavi impartía un auténtico recital como mediocentro

Sin desistir en su empeño y tumbados en territorio enemigo, el Girona perdonaba dos goles cantados: primero en las botas de Ricard Artero, encontrándose con un Ramón Vila inspirado y un Moussa Ndiaye salvando los muebles ‘in extremis’ segundos más tarde, y dos minutos más tardes con el disparo de Richmond al travesaño. La suerte, esta vez, se inclinaba al costado azulgrana de la balanza.

Y ahí, en el momento más impreciso de los visitantes, el gol encontraría el lugar. Ángel Alarcón, el mejor del partido frente al Girona, caía en el área rival a manos del arquero y se encargaba de ejecutar la pena máxima con un lanzamiento que a punto estuvo de voltear el propio Joel Ruiz (1-2). Un gol que premiaba la insistencia de Ángel desde el costado izquierdo y la incidencia abismal del catalán durante el encuentro.

Alarcón esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

A falta de diez minutos para el final, la nota emotiva llegaba con el ingreso de Zacarías Ghailán en detrimento de Jaume Jardí. El marroquí, fuera de los terrenos de juego desde pretemporada, volvía a vestirse de corto cinco meses después frente al Girona. Una vuelta esperada que alimenta con más 'inri' el ataque azulgrana. 

La victoria permite al FCB Juvenil A mantenerse en la segunda plaza del Subgrupo A del Grupo III con 22 puntos, todavía a nueve del líder, un RCD Espanyol invicto con su partido frente al RCD Mallorca en Son Bibiloni todavía por disputarse.

VAVEL Logo