Asensio
se sube al barco
Asensio en el golpeo que supuso el 1-0 ante el Eibar. Fuente: Real Madrid

El encuentro liguero frente al Eibar no dio para muchas lecturas, por la escasa oposición del rival, la vuelta tras el parón FIFA y la cercanía del partido de cuartos de final de Liga de Campeones. Zidane, ante tanto ajetreo de juegos y lesiones, que sigue afectando a la plantilla, optó por un once titular con futbolistas sin mucho protagonismo como Marcelo, Isco o Militao. Pero quien realmente destacó fue Marco Asensio, que lleva tres goles en los últimos tres partidos.

Parece que la suplencia en la eliminatoria ante el Atalanta y en el campeonato doméstico contra Elche y Celta ha despertado el talento y el instinto goleador de Marco. El sistema 5-3-2 instalado por el entrenador francés en el último mes, deja solo una plaza para acompañar a Benzema en ataque. Vinicius, a base de méritos, se había ganado el sitio, pero el ‘20’ no ha dicho su última palabra.

Ante el conjunto de Mendlibar, aprovechó la oportunidad que le brindó Zidane y dio rienda suelta a la magia que tiene en sus piernas. En los 60 minutos que estuvo sobre el verde, desarboló a la defensa eibarresa, abrió la lata, estampó una falta en el travesaño y le fue anulado un gol por fuera de juego de tacón, similar a aquel mítico de Di Stéfano en un derbi madrileño de 1954.

Con una defensa red condicionada por las bajas, un partido similar al del pasado sábado puede ser el factor desequilibrante en una eliminatoria, a priori, igualada. La presión es ahora para Zidane, que reservó a Vinicius, aunque es por todos sabido, su preferencia por el jugador mallorquín antes que por el brasileño. El despertar de Asensio en el momento más crítico de la temporada ilusiona a un madridismo, expectante de ver a su equipo competir por LaLiga y la Champions League.

VAVEL Logo