La Europa League de la explosión total de Yangel Herrera
Yangel cabecea un balón en Old Trafford. Foto: Granada CF. 

Granada, Los Cármenes, Diego Martínez y la Europa League. Cuatro elementos que han visto crecer a pasos de gigante a un centrocampista no muy alto, pero que gana duelos aéreos como si de un pívot cogiendo rebotes de un aro se tratara. Yangel Herrera dejará de vestir la rojiblanca horizontal el próximo mes de junio, tras convertirse en uno de los jugadores más revalorizados de la plantilla nazarí.

De oficio, llegador

El de La Guaira presentó su faceta goleadora bien pronto, en la fase de clasificación a la competición. Ante el Teuta, en la segunda ronda previa, Yangel tuvo buena parte de culpa para que los nazaríes cumplieran el trámite, gracias a un doblete, como si de un ariete clásico se tratara. Unos números que aumentaría en la ronda previa a la fase de grupos, donde el Granada conquistó Malmo con otro tanto de Yangel.

El venezolano quiso dejar su huella también en Chipre, y en el desplazamiento de los rojiblancos ante el Omonia, anotó su cuarta diana en la competición. Pero la de mayor prestigio llegó ya en las eliminatorias, y ante todo un Napoli. Yangel apareció como si un tren de mercancías en el área italiana y se llevó por delante balón y defensor para perforar el arco de los de Gatusso. Un tanto que, a la postre, fue clave para el pase una semana más tarde en el Diego Armando Maradona.

De afición, gladiador

Si bien es cierto que el mediocentro venezolano ha destacado por ser el máximo anotador del Granada CF en la Europa League, su ímpetu en cada balón dividido es algo que no ha pasado desapercibido. Yangel es aquel soldado que todo capitán de escuadra mandaría a la batalla más importante para vencer una guerra. Porque el vinotinto mete la pierna, y hasta la cabeza pese a no ser un privilegiado en lo que a altura se refiere, en lugares de los que otros jugadores huirían.

Y es que no solo ha sido el líder del equipo en la faceta goleadora, también en la de los duelos individuales a lo largo de toda la competición. Yangel ha disputado en esta Europa League doce encuentros, once de ellos como titular, en los que se ha visto involucrado en la friolera de 500 disputas. O lo que es lo mismo, Herrera ha tenido más de 41 duelos individuales por partido. A casi duelo por cada dos minutos de juego. Una barbaridad. Y no solo eso, con unos números tan elevados de disputas por encuentro, lo habitual sería que tuviera un porcentaje de éxito muy bajo. Nada más lejos de la realidad. Yangel ha ganado el 49% de los duelos en esta Europa League, es decir, 245, más de 20 por choque.

Otra faceta en la que ha dejado huella es en las disputas aéreas. Yangel mide 1,84 metros, por lo que no es un jugador pequeño, pero tampoco de los más altos. La garra, la entrega y la intensidad con los que pelea cada esférico, compensan esos centímetros de menos que tiene con alguno de sus contrincantes. El de La Guaira ha rondado el centenar de balones aéreos ganados (98), de los 181 que ha disputado. Un poderío físico que se vio el pasado jueves ante el Manchester United, con buenas oportunidades de gol que no fue capaz de convertir.

En definitiva, una Europa League que ha presentado en sociedad a un futbolista que ya estaba bien considerado en territorio español, con un Valencia que estuvo a punto de firmarlo el pasado verano. Una participación de Yangel Herrera en competición europea que le ha abierto la puerta para no dejar de viajar por el viejo continente en duelos intersemanales durante el resto de su carrera deportiva.

VAVEL Logo