Un gran Mallorca accede a cuartos a costa del Espanyol
Fuente: Twitter oficial del RCD Mallorca (@RCD_Mallorca)

10 años después, el RCD Mallorca ha conseguido el acceso a los Cuartos de Final de la Copa del Rey en un encuentro marcado por la rivalidad que cosecharon ambos conjuntos la temporada pasada en la Segunda División, como así afirmó el entrenador bermellón en la previa del encuentro.

Los dos equipos comenzaron el partido respetándose el uno al otro, sin ocasiones manifiestas de gol salvo un acercamiento de los locales por la banda de Brian Oliván que acabaría con un disparo desde la frontal de Jaume Costa. Tras la baja de Pablo Maffeo, confirmada en la rueda de prensa previa al choque, Luis García Plaza se decantó finalmente por la experiencia del ex lateral de Valencia y Villarreal antes que por el joven Miguel Martín 'Miguelito', jugador del filial, a la espera de un sustituto para Joan Sastre. 

  • Volcados en la izquierda

Los ataques más peligrosos del conjunto bermellón vendrían por ese costado izquierdo, atacando la espalda de Óscar Gil, pero sin encontrar en ninguna ocasión rematador alguno, con Salva Sevilla y Galarreta se han encargado de filtrar a su compañero balones envenenados a su compañero. Ni la tarjeta amarilla a Pedrosa cambió el plan inicial de los locales, mucho más intensos en las disputas y con más decisión de atacar el área contraria que los de Vicente Moreno. Un disparo del lateral izquierdo perico al borde de la frontal y un lanzamiento muy lejano de Raúl de Tomás han sido las únicas ocasiones visitantes.

Tras media hora de juego, en uno de los primeros intentos de ataque por la banda derecha ha nacido el primer tanto local. Un desmarque a la espalda de la defensa de Amath, poco participativo en la primera mitad, provocaría una falta peligrosa de Sergi Gómez que Take Kubo se encargaría de mandar lejos del alcance de Diego López. Segundo gol del japonés este curso, marcado por la lesión que le apartó más de un mes de los terrenos de juego. El Espanyol no reaccionó a este golpe en los minutos restantes del primer tiempo.

Takefusa Kubo en el primero gol del RCD Mallorca. Foto: Twitter oficial del RCD Mallorca (@RCD_Mallorca)
Takefusa Kubo en el primero gol del RCD Mallorca. Foto: Twitter oficial del RCD Mallorca (@RCD_Mallorca)
  • Nula respuesta del Espanyol

El paso por vestuarios no cambió mucho el signo del encuentro. Vicente Moreno dejó en el vestuario a un Dimatta desaparecido en los primeros 45 minutos, dando entrada a Melendo, pero fue el Mallorca el que buscó con mucha más insistencia el gol. Cuatro saques de esquina en los primeros nueve minutos de segunda parte son prueba de ello, y tras el quinto intento llegaría el segundo gol mallorquinista. Un centro de Salva Sevilla teledirigido a la cabeza de Abdón Prats acabaría en dirección a las redes de la portería del Visit Mallorca Estadi. Con estos dos jugadores como protagonistas y Moreno por los banquillos, a algunos aficionados bermellones les habrá entrado nostalgia de la temporada de Segunda B.

La alegría de los baleares, sin embargo, duró poco. Un lanzamiento de falta que cogió desprevenida a la defensa local acabó en un tanto anulado a Javi Puado que acortaría distancias para los pericos, pero la revisión del VAR lo terminó de dar por válido. Ahora sí, el Espanyol había reaccionado con contundencia a un golpe que podría haber sido definitivo para sus aspiraciones coperas.

Ambos cuerpos técnicos movieron sus equipos dando muestras de lo que iban a ser los minutos finales del encuentro, con la entrada de Battaglia, Hoppe, Kang-In y Antonio Sánchez por el bando local y de Manu Morlanes en los catalanes. La afición despidió con una sonora ovación a Abdón, autor que del que acabaría siendo el tanto de la victoria. Sin embargo, lejos de replegarse atrás, el Mallorca siguió en búsqueda de un gol que les diese tranquilidad, y a punto estuvo de lograrlo Dani Rodríguez en un contragolpe frenado por Aleix Vidal, quien vería la tarjeta amarilla tras esa acción.

El Espanyol apenas logró inquietar en los minutos finales la portería de un Leo Román que, ante los rumores de la llegada de Sergio Rico, se mostró muy seguro en búsqueda de asentarse con la titularidad. La nota negativa para los pericos fue la expulsión por agresión de Pedrosa. Tras la derrota del pasado lunes en liga frente al Elche, dicen adiós a una Copa donde tenían depositadas muchas esperanzas. Por otra parte, el Mallorca coge aire ante el ambiente negativo que se respiraba entre sus aficionados en la previa del choque, y encara con ilusión una competición en la que se encuentra a tan solo tres encuentros de disputar su final, como en 2003. 

Ficha técnica:

RCD Mallorca: Leo Román, Jaume Costa, Martin Valjent, Franco Russo, Brian Oliván, Takefusa Kubo (Kang-In Lee, min. 82), Ínigo Ruiz de Galarreta (Aleksandar Sedlar, min. 90), Salva Sevilla (Battaglia, min. 73), Dani Rodríguez, Amath Ndiaye (Antonio Sánchez, min. 82), Abdón Parats (Hoppe, min. 82)

RCD Espanyol: Diego López, Óscar Gil (Loren Morón, min. 67), Sergi Gómez, Leandro Cabrera, Adriá Pedrosa, Aleix Vidal, Keidi Baré (Manu Morlanes, min. 67), Sergi Darder, Javier Puado(Wu Lei, min. 90), Landry Dimatta (Oscar Melendo, min. 46), RDT.

Goles: Take Kubo (min. 32), Abdón Prats (min. 60), Javier Puado (min. 62)

VAVEL Logo