Duelo
de chispazos en Balaídos
@LevanteUD

Empate insuficiente en Balaídos para ambos equipos que se jugaban mucho en este cruce, pero que no pudieron atribuirse los tres puntos que estaban en juego, y que les habrían acercado considerablemente a Europa, en el caso del Celta, y que habrían ayudado a salir del oscuro pozo al Levante, que parece que poco a poco está levantando cabeza. Aún está por ver si lo hará a tiempo o si el tren para la permanencia ya ha pasado.

Empezó frenético el partido, que a los tres minutos ya tenía a Morales cabalgando por la banda derecha, engañando a la defensa local y dejando un balón insuperable para Dani Gómez, que habría podido rematar a placer si no fuera por un Aidoo que llegó a tiempo para tocar lo justo y despistar al joven delantero, que falló a portería vacía.

@RCCelta
@RCCelta

A partir de ahí consiguió dominar el partido un poco más los de Coudet, que empezaron a asociarse y a escapar de la tímida presión que propuso el Levante, pero que no fue capaz de acercarse con el peligro suficiente a la portería que defendía de nuevo Dani Cárdenas. Los de Alessio Lisci iban ganando terreno, pero tampoco lograban inquietar a Dituro.

Lo intentaron los granotas, pero se encontraron con dos muros infranqueables con nombres y apellidos: Fran Beltrán y Joseph Aidoo. A donde no llegaba el español lo hacía el senegalés, y así todo el partido. El centrocampista dominó todo el encuentro y fue la pieza clave para el Celta, robando cualquier tipo de balón que se le acercara, o no, a su zona, y siendo un pilar para la construcción del juego ofensivo del equipo. Por parte del central, fue inexpugnable, no se dejó regatear, despejó balones, ganó seis duelos, y por si fuera poco, empujó al equipo desde abajo con sus balones en largo.

Duelo de pistoleros

Así estaba el encuentro, que llegó a la segunda parte donde, tras un comienzo, Dituro tuvo que intervenir por primera vez para salvar a los suyos. Subió la apuesta Alessio Lisci, que introdujo a De Frutos y a Roger. Fue precisamente el delantero quien tuvo la más clara, con un disparo que se marchó fuera. En la jugada siguiente, Javi Galán puso un centro medido para que, desde segunda línea, Cervi llegara con todo y pusiera el balón en el fondo de la red.

@RCCelta
@RCCelta

Se adelantaba casi sin merecerlo el Celta de Vigo en el minuto 68, pero no le iba a durar mucho, pues en vez de intentar anotar el segundo, se convirtieron en un manojo de nervios. La máxima expresión de este sentimiento fue Carlos Domínguez, que había salido para sustituir a un poco efectivo Araújo y que fue muy blando con Roger, que anotó tras un gran movimiento de delantero el primer gol y puso un empate en el marcador de Balaídos que ya no se movería.

Debut de Orbelín

La gran noticia para los aficionados celestes es que Coudet decidió dar entrada en el minuto 62 a Orbelín Pineda, el solitario fichaje invernal que todavía no había debutado en LaLiga. El técnico argentino acusó esta situación a la falta de ritmo, pero lo cierto es que el mexicano fue uno de los más destacados desde que saltara al campo.

Le costó un par de balones perdidos arrancar, pero a partir de ahí, se mostró muy dinámico, veloz y vertical, ayudando a los suyos en la presión y siendo una amenaza constante arriba. A punto estuvo de marcar tras un sensacional pase de Brais, pero Cárdenas, con un pie dificilísimo, le frustró lo que habría sido un debut soñado.

Duelo de chispazos en Balaídos, entre dos equipos que no se mostraron muy sólidos y que por muchos momentos no se merecieron mucho más. El Celta de Vigo deja escapar un tren de oro engancharse a las tan ansiadas plazas europeas con las que lleva tiempo soñando, y se queda a seis puntos, mientras que el Levante rentabiliza solo a medias las derrotas de Granada y Alavés, pero empieza a ver algo de luz al final del túnel, demostrando una gran competitividad en sus últimos dos partidos y volviendo a llenar el cargador de su delantero referencia, un Roger que debe empezar a aportar con goles como el del día de hoy para conseguir una salvación que se antoja difícil, pero que podría ser histórica.

VAVEL Logo