Quique Sánchez Flores necesita una reacción

Recibirán los pericos a la SD Eibar tras no haber llegado a cuajar un buen arranque de temporada a pesar de las sobresalientes incorporaciones recibidas durante el mercado de traspasos, lo que está sembrando dudas en la afición del RCD Espanyol Stadium.

Quique Sánchez Flores necesita una reacción
Piatti disputando un balón. Fuente: LaLiga

Sorprendentemente en descenso y con unas sensaciones que no son buenas del todo. Y más si se tiene en cuenta que en el banquillo se encuentra uno de los mejores entrenadores del país como Quique Sánchez Flores y sobre el terreno de juego hay jugadores contrastados y de nivel como Leo Baptistao, José Antonio Reyes, Gerard Moreno o Diego López. Ese, es el estado del RCD Espanyol, un equipo del cual se esperaba muchísimo más, pero que hasta ahora no ha logrado encajar los engranajes de su maquinaria.

Actualmente, los pericos solo tienen en su cuenta siete puntos, de un total de 24 que se han disputado. Con dicha puntuación, son antepenúltimos, empatados con el Sporting de Gijón, por delante de Granada y Osasuna y por detrás de Betis, Deportivo, Valencia y Málaga, en ese embotellamiento de equipos que hay en las posiciones bajas de la clasificación. Dichos siete puntos, fueron conseguidos con cuatro empates y un único triunfo. Los repartos de puntos tuvieron lugar frente a Málaga, Real Sociedad, Villarreal y Las Palmas, mientras que la victoria fue adquirida en El Sadar.

En esta pasada jornada, los pericos visitaron a la UD Las Palmas, un partido bastante complicado para tratar de despegar. Los de Quique Sánchez Flores no desplegaron su mejor versión sobre el terreno de juego, ya que se vieron superados durante bastantes trances del encuentro por los de Setién, y aunque acabaron salvando un punto de las Islas Canarias, no ha servido para que las sensaciones mejoren. Los fichajes realizados tenían la intención de alejar al Espanyol del descenso y, por el momento, no se está consiguiendo.

Los jugadores del combinado blanquiazul se mantienen optimistas a pesar de este mal arranque de temporada, son conscientes de que tienen nivel para hacer algo más, pero les falta encajar las piezas. Tal vez recibir a un equipo como el Eibar, sólido e incómodo de tratar, no sea lo mejor para los pericos, que quieren echar el vuelo en La Liga cuanto antes. No obstante, el tiempo empieza a agotarse, y aunque no se aprecian cambios en el horizonte, el entrenador podría ser más que discutido si no empieza a obtener resultados.