Vallecas - Granada, una conexión de luces y sombras

En la última década han sido muchos los futbolistas que han vestido la elástica de la franja y la rojiblanca horizontal. Dos entrenadores también probaron suerte en sendos banquillos.

Vallecas - Granada, una conexión de luces y sombras
Fotomontaje: Redacción VAVEL Granada CF

422 kilómetros es la distancia que separa la calle del Payaso Fofó de Madrid de la calle Pintor Maldonado de Granada. Casi cuatro horas en coche (no olviden descansar por el camino) para llegar desde el Estadio de Vallecas al Nuevo Los Cármenes. Un largo trayecto por las interminables rectas de La Mancha que, en los últimos años, ha servido como vía de intercambio habitual de jugadores entre dos equipos que se ven las caras este sábado: Rayo Vallecano y Granada Club de Fútbol.

La vida de madrileños y nazaríes ha discurrido muy pareja en la última década. Desde un ascenso a la máxima categoría en la misma temporada, continuando con una lucha agónica por la salvación en Primera curso tras curso y acabando con la pugna que ambos equipos (junto a otros muchos) mantienen ahora mismo por retornar a la élite. Y, por medio, una larga lista de futbolistas y entrenadores que un día defendieron una camiseta y posteriormente la otra.

Amaya y Mainz abrieron la veda

El tránsito reciente e indirecto de jugadores entre ambas entidades comenzó en 2009 con la llegada de Iván Amaya y Diego Mainz a la ciudad de la Alhambra. Aterrizaban procedentes del Elche CF y el Albacete Balompié respectivamente, pero ambos compartían un pasado común: el Rayo.

Mainz durante un encuentro con el Granada. | Foto: Antonio L. Juárez
Mainz durante un encuentro con el Granada. | Foto: Antonio L. Juárez

Tanto el de San Cristóbal de Los Ángeles como el Mariscal de Vallecas se iniciaron en el fútbol profesional de la mano del club de la franja. Mainz dejó más huella en el barrio obrero de Madrid puesto que fueron seis años los que jugó allí, de la misma manera que más tarde lo haría en Granada. En la ciudad andaluza Amaya vivió un ascenso a Segunda para marchar a Murcia posteriormente, mientras que Mainz llegó a Primera con los rojiblancos y se mantuvo varias temporadas en la élite.

En la campaña 2009/10 se inició también el intercambio directo con el traspaso de Juan José Collantes desde el Rayo al Granada. El extremo venía de ascender a Segunda en Vallecas y lo mismo hizo en el club nazarí, si bien se marchó en la siguiente temporada debido a su falta de minutos.

Viajes de ida y vuelta

Durante este periodo han sido varios los componentes rayistas que hicieron las maletas para marcharse a los pies de Sierra Nevada y que, más tarde, retrocedieron sobre sus pasos. El caso más sonado, sin lugar a dudas, es el de Francisco Medina 'Piti'.

El Granada ha fichado a cinco futbolistas procedentes del Rayo en el último lustro

El catalán marchó a tierras andaluzas en el verano de 2013 tras conquistar Vallecas con un ascenso, varias permanencias y un reguero de goles y buen juego. Su llegada generó muchas expectativas en la parroquia nazarí pero estas no se correspondieron con el rendimiento ofrecido por el de Reus durante las dos temporadas y media que vistió la rojiblanca horizontal. Lesiones, bajo rendimiento general del equipo y particular suyo, su alta ficha y un supuesto desencuentro con el entrenador propició que en invierno de 2016 regresara a la capital de España, al club que se lo había dado todo. Sin embargo, segundas partes nunca fueron buenas y para Piti no fue distinto ya que acabó descendiendo a la categoría de plata y marchándose a Chipre.

Piti en su presentación con el Rayo Vallecano | Foto: Rocío Sánchez (VAVEL)
Piti en su presentación con el Rayo Vallecano | Foto: Rocío Sánchez (VAVEL)

Ese míster que lo apartó de Granada fue, precisamente, uno con el que ya había coincidido en su anterior etapa en el Rayo: José Ramón Sandoval. El de Humanes salvó de manera épica a los nazaríes en la 2014/15 y continuó en la siguiente, en la que fue cesado mediada la misma. Al igual que hiciera Piti, retornó a Vallecas aunque no de manera directa. Lo hizo a inicios de la 2016/17 para devolver a la entidad a la máxima categoría pero los malos resultados acabaron por fulminarlo allí también. Otro caso de segunda parte fallida.

Además, Lass Bangoura jugó en el Granada con el que Sandoval obró el milagro y lo hizo cedido por el Rayo, equipo al que aún pertenece. Ni en una orilla ni en otra ha llegado a consolidarse como pieza importante.

Pocas cara y muchas cruces

De la larga lista de jugadores que han vestido las dos camisetas en los últimos años solo podríamos destacar a dos cuyo rendimiento fue satisfactorio en ambos . Uno, el ya mencionado Diego Mainz. El otro, Rubén Rochina.

El de Sagunto contribuyó de manera decisiva a la salvación del Rayo en la temporada 2013/14 llegando como cedido desde el Blackburn Rovers. Su buen hacer le valió su fichaje por el Granada en el siguiente mercado veraniego, en el que se le esperaba un papel protagonista.

Rochina celebra su primer tanto con el Granada. | Foto: Antonio L.Juárez
Rochina celebra su primer tanto con el Granada. | Foto: Antonio L.Juárez

A pesar de debutar con gol ante el RC Deportivo de La Coruña, a Rochina le costó encontrar su hueco en el club rojiblanco. Su demarcación en los extremos y las lesiones le hicieron pasar desapercibido hasta el tramo final de campaña donde de la mano de Sandoval sacó a relucir su magia para conseguir la permanencia. En Anoeta todavía recordarán su tanto desde el centro del campo.

La siguiente temporada, la 015/16, fue la de su eclosión como rojiblanco. Se enfundó el mono de actor principal y tiró del equipo anotando seis goles, dando seis asistencias y ofreciendo un gran juego que no pasó desapercibido más allá de España. Y es que el Rubin Kazan ruso pagó su cláusula de rescisión de 10 millones y lo reclutó en el verano de 2016.

Actores de un desastre anunciado

Diego Mainz, el jugador que más tiempo ha estado en ambos clubes

El desembarco chino en el Granada a inicios de la pasada temporada trajo consigo muchos cambios en la entidad, incluyendo a la práctica totalidad de la plantilla y afectando también al cuerpo técnico. En el intento de construir un proyecto ambicioso, Paco Jémez abandonaba el banquillo rayista tras consumar el descenso a Segunda y se enrolaba en el reto de Jiang Lizhang.

Al técnico cordobés lo engatusaron con cantos de sirena que se quedaron en agua de borrajas. Una confección de plantilla hecha a contrarreloj y plagada de diversas nacionalidades le hizo ver las orejas al lobo a Jémez, que desde el primer día lanzó pullas a diestro y siniestro y coqueteó sin reparos con la opción de ser seleccionador nacional. Su propuesta de juego requería un largo acoplamiento y muchos riesgos defensivos para un equipo que hacía aguas en actitud y aptitud. El resultado: despedido a las seis jornadas.

Paco Jémez durante su etapa en Granada. | Foto: Antonio L.Juárez
Paco Jémez durante su etapa en Granada. | Foto: Antonio L.Juárez

De este fiasco participaron también dos jugadores que le habían dado mucho al club de la franja y que fueron engullidos en tierras de Lorca. Uno llegó de la mano de Jémez y fue el lateral diestro Roberto Trigueros 'Tito'. El otro y que levantó gran expectación venía a préstamo desde el Porto: Alberto Bueno. Ambos dieron un resultado ínfimo y se marcharon al Leganés en el mes de enero, avalando la nefasta gestión que estaba llevando a cabo el director deportivo, Javier Torralbo 'Piru', reforzando a rivales directos.

Los últimos del trasvase

Lass, único jugador del actual Rayo que ha pasado por el Granada

Con el descenso de categoría el Granada se propuso crear un equipo ganador que devolviera al club a la élite a las primeras de cambio. Manolo Salvador, nuevo encargado de la parcela deportiva, se lanzó a conformar un bloque que aunara calidad y experiencia en Segunda con producto nacional y para ello pescó en Vallecas como ya lo hicieran sus antecesores. Y lo hizo por partida doble.

Raul Baena y José Joaquín Marín 'Quini' fueron los rayistas elegidos para sumarse al barco granadino. Hasta el momento, Baena es el que más protagonismo está teniendo, ejerciendo eficazmente la tarea de barredora en la medular aunque una lesión lo ha mantenido un mes fuera de los terrenos de juego, reapareciendo el pasado fin de semana. Por su parte, Quini ha dispuesto de escasos minutos hasta ahora dada la dura competencia que tiene en el lateral derecho con Víctor Díaz.

A estos habría que sumar a Luis Carlos Pereira, más conocido como 'Lica', que tuvo pasado en la entidad vallecana y que se convirtió en refuerzo nazarí a últimas horas de mercado y que contabiliza tan solo 32 minutos.

La relación completa de jugadores y entrenadores que han defendido ambas elásticas en los últimos años es la siguiente:

NOMBRE ETAPA RAYO VALLECANO ETAPA GRANADA CF
Amaya 1998-2000 2009-2010
Baena 2013-2017 Desde 2017
Bueno 2013-2015 2016-2017
Collantes 2004-2009 2009-2011
Fatau 2015-2015 2013-2015
Iriney 2002-2005 2013-2014
Iturra 2016-2016 2013-2015
Lass 2010-2014,  2015-2016 y 2016-Presente 2015-2015
Licá 2014-2015 Desde 2017
Mainz 2001-2007 2009-2016
Piti 2007-2013 y 2016-2017 2013-2016
Quini 2014-2017 Desde 2017
Rochina 2013-2014 2014-2016
Tito 2009-2016 2016-2017
Toño 2014-2017 2012-2013
Jémez 2012-2016 2016-2016
Sandoval 2010-2012 y 2016-2017 2015-2016