El Granada cae en Vallecas en el tramo final

Un gol de Dorado en el 88' decantó la balanza a favor del Rayo, en un encuentro donde tanto madrileños como andaluces pudieron ganar. Rui Silva estuvo brillante. Los vallecanos superan a los granadinos en la clasificación.

El Granada cae en Vallecas en el tramo final
El Granada cayó en Vallecas | Foto: LFP
Rayo Vallecano
1 0
Granada CF
Rayo Vallecano: Alberto García; Galán, Dorado, Velázquez, Álex Moreno; Unai López, Fran Beltran, Embarba (Amaya, m.90), Diego Aguirre (Cerro, m.63); Chori Domínguez; y Trejo (Javi Guerra, m.46).
Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Saunier, Álex Martínez (Adrián Ramos, m.89); Montoro, Kunde, Pedro, Machís (Baena, m.77); Espinosa (Rey Manaj, m.54); y Joselu.
MARCADOR: 1-0, m.87: Dorado
ÁRBITRO: Varón Aceitón (colegio balear). Amonestó a los locales Chori Domínguez y Cerro, y a los visitantes Montoro y Joselu.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga 123. disputado en el estadio de Vallecas entre Rayo y Granada, ante algo más de 8.000 espectadores.

El Granada CF cayó ante el Rayo con un gol de Dorado en el 88’ en una tarde marcada por el frío. El partido fue muy disputado, con una primera parte más cerrada y unos últimos 45 minutos frenéticos, en el que los vallecanos salieron vencedores de un golpe a golpe incesante.

Rui Silva. Ese fue el nombre propio de la previa del partido. Y también el jugador más destacado de su equipo en el encuentro. El guardameta luso se estrenó como titular en Liga por la baja de última hora de Javi Varas, ausente por problemas personales. Su actuación fue brillante, lo más positivo, sin duda, de la derrota en Madrid.  Más allá del cambio en la portería, la noticia en el once estuvo en la medular. Oltra introdujo a Montoro como eje defensivo, con Kunde a su lado y Espinosa un poco más adelantado.

Sin profundidad en la primera

La primera media hora fue muy igualada. La mayoría de las jugadas morían en la franja central del campo. El Granada tenía un poco más de balón, pero el Rayo era más vertical. Nada más empezar, Diego Aguirre mandó con la zurda al lateral de la red un buen centro de Embarba desde la derecha. Montoro respondió para los andaluces con un zapatazo desde 30 metros que puso en apuros a Alberto.

Rui Silva fue el mejor del Granada | Foto: LFP
Rui Silva fue el mejor del Granada | Foto: LFP

Los vallecanos aprovecharon la falta de ideas en la creación del cuadro nazarí, incapaz de llevar el peso del encuentro, y fueron a más. Los locales ahora jugaban en campo rival casi siempre. Los rojiblancos, hoy de negro, buscaban salir a contra, pero las incansables carreras de Joselu resultaban infructuosas. El Rayo daba cada vez más sensación de peligro. Embarba, tras un error de Saunier en la entrega y el ‘Chori’ Domínguez tuvieron las más claras.

El choque llegó al descanso tras unos primeros cuarenta y cinco minutos que recordaron mucho a los de León. Esta vez, eso sí, el Granada se escapó invicto. La mejor noticia estuvo en la meta, donde Rui Silva se mostró muy seguro en todo momento.

El Rayo venció en el golpe a golpe

En la reanudación, los de Oltra subieron sus líneas unos 15 metros. En ese tramo peligro llegó a balón parado, con una ocasión para cada bando. Javi Guerra, que ingresó en el entretiempo por un lesionado Trejo, no acertó por poco marcar un saque de esquina botado por Embarba. Manaj, que había sustituido un minuto antes a Espinosa, tuvo la réplica al saque de una alta. Pedro puso un gran centro y el albanés no remató por muy poco.

El partido había entrado en una fase totalmente distinta. Despojados de cualquier timidez, Rayo y Granada decidieron batirse en el golpe a golpe. Ese terreno en el que los nazaríes suelen salir victoriosos. Sin embargo, la primera fue para Domínguez. El argentino quebró a Germán en la frontal, pero su disparo  salió defectuoso. Los visitantes no tardaron en contestar. Víctor Díaz remató con complicaciones un centro de Pedro y el rechace llegó a Joselu, que envió el esférico alto.

Dorado convirtió el gol de la victoria | Foto: LFP
Dorado convirtió el gol de la victoria | Foto: LFP

El intercambio no cesaba. Rui Silva desvió con una buena palomita un tiro de Javi Guerra desde fuera del área. Tres jugadas después, Pedro mandó una falta por encima del marco. Acto seguido fue Fran Beltrán el que rozó el tanto para los rayistas con un buen chut. El correcalles se había tornado peligroso, o eso debió pensar Oltra, que retiró a Machís para dar entrada a Baena, ovacionado por la afición local. Nada más producirse el cambio, Rui Silva salvó, con una parada felina, un disparo de Beltrán a bocajarro.

Tras otra buena intervención del guardameta luso, llegó el gol del Rayo. Embarba recogió el rechace de un córner botado por él mismo y cedió el esférico a Dorado, que lo alojó en las mallas granadinas con un gran chut raso desde la frontal. Minuto 88. Demasiado tarde para reaccionar. Ni la entrada de Adrián Ramos a la desesperada modificó el fin de la historia.

El cuadro madrileño, con la victoria, supera al Granada en la clasificación. Los andaluces, que pueden salir mañana de puestos de promoción, continúan sin poder dar un golpe en la mesa que le permita distanciarse de sus perseguidores. Nadie dijo que fuera fácil. La semana que viene espera el Almería de Lucas Alcaraz.