Colorado elimina de la manera más cruel a St. Louis
Darren Helm apuntilló a los Blues | Foto: espn.com

(2) St. Louis Blues 2-3 Colorado Avalanche (4)

Partido entretenido en el Enterprise Center entre Blues y Avalanche, quizás no por el despliegue de habilidades puras, si no por el empeño y esfuerzo puesto por parte de ambos equipos para conseguir la victoria. Porque ninguno de los dos, ni locales ni visitantes lograron establecerse de manera estable en la zona rival para construir jugadas que dieran lugar a tiros claros que pusieran en apuros a los guardametas, si no que cada vez que se veía la portería a tiro, el disco salía lanzado hacia la misma, más en el caso de los Avalanche que en el de los Blues.

Porque el forecheck de Colorado no dejaba construir a St. Louis y les ponía en la pala de nuevo el disco para poner a prueba a Ville Husso que resolvía todo el trabajo que le llegaba. Los Blues llegaban poco a la portería de Kuemper, pero las pocas veces que llegaban ponían en dificultad al guardameta, y así a falta de un minuto para cerrar el primer tercio, Justin Faulk se estrenaba en la postemporada y el 1-0 campeaba en el marcador.

El segundo periodo seguía con la misma tónica, pero en una entrada de zona iniciada por un de vuelta a la alineación Burakovsky, cruzó el disco para Josh Manson que se encontró con Husso, pero el finlandés dejó el disco suelto para que J.T. Compher marcara el gol del empate, que recompensaba la mayor cantidad de tiros de su equipo.

Minuto tras minuto se iba consumiendo el periodo con la misma tónica, hasta que como en el primer periodo, en un contraataque, St. Louis aprovechó para volver a atacar el cuello de Colorado, Jordan Kyrou le gana el duelo a Darcy Kuemper y los Blues volvían a mandar en el marcador.

Esa ventaja quitaba estrés a los locales, pero tampoco les daba tranquilidad, la presión de los Avalanche aún seguía siendo demasiado difícil de gestionar para los Blues, así que estos siguieron aferrándose al plan que de momento les estaba dando la posibilidad de volver a Denver para jugar un séptimo partido. De la necesidad hacer virtud, pero Colorado no cejaba, si los Blues rompían el forecheck en su zona, los Avs se reorganizaban en la zona neutral, y si aún así, el disco llegaba al hielo defendido por los visitantes, poco tardaba en volver el disco a la pala de un stick de Colorado

Fruto de este desarrollo de partido, llegó tal vez la jugada decisiva junto al gol ganador. Colton Parayko sacaba el disco por encima del cristal, con la consiguiente sanción por pérdida de tiempo. En principio nada preocupante, hasta el momento, las 17 ocasiones que los Blues habían afrontado la inferioridad numérica en playoff, las 17 salvaron su portería. Pero los Blues escogieron el peor momento para romper esa estadística. Además como anticipo del final, de la peor manera. Tras un esfuerzo baldío de la primera unidad de power play de Colorado y a segundos del final, la segunda unidad entró en el hielo, y en su primera llegada a la zona visitante, Compher hacía su segundo gol de la noche y empataba el partido.

Los Blues luchaban por su vida y empezaron a insistir sobre la meta rival, pero ese esfuerzo se acabó diluyendo y el mando del partido volvió a Colorado. Así con el paso del reloj, se llegó al último minuto, con esa calma tensa que se impone en un partido de playoff empatado, y cuando más de uno estaba preparándose para la prórroga, Colorado salió por medio de Erik Johnson, con 15 segundos por delante y se plantó en el hielo de los Blues, para pasar a Logan O´Connor que dio la asistencia a un Darren Helm, que escogía la mejor ocasión para estrenar su casillero goleador, dejando a los Blues sin respuesta posible, y llevar a Colorado Avalanche a la final de conferencia. Final en la que enfrentarán a los ayer clasificados Edmonton Oilers. No lideraron el marcador en ningún momento, salvo cuando importa, al final. Los Blues cierran una buena temporada, con un final cruel, eso si, pero con una eliminatoria frente a un equipo superior, bien luchada y que ha sido capaz de meter el miedo en sus rivales en más de un momento.

VAVEL Logo