Lorenzo revela su
gran objetivo con Yamaha 
Jorge Lorenzo, en el Test de Sepang. Foto: motogp.com

El piloto mallorquín, cuenta en una entrevista para motogp.com, desde el salón de su casa, cuál es su objetivo principal nada más adoptar el nuevo rol como Test-Rider oficial de Yamaha: “Ahora tengo un rol totalmente distinto, y mi objetivo es que algún piloto de Yamaha gane el título”. También comentó que ahora disfruta más el pilotaje, se centra en ayudar al equipo y no tiene tanta presión: “desde que he sido piloto profesional e iba a un test, sentía la necesidad de que tenía que demostrar algo, estar siempre en las posición más alta, con esa ansiedad y esa presión. Esta vez en Malasia fue totalmente distinto, simplemente fui allí a disfrutar y ayudar al equipo”.

El tres veces campeón del mundo de la categoría reina, relata por qué Yamaha no ha cambiado mucho en estos 4 últimos años: “El hecho de que la Yamaha no haya cambiado mucho en estos cuatro años es positivo en un sentido y negativo en otro (se rie). Positivo porque era una gran moto cuando estaba luchando por el título y me fui, pero por el otro es malo porque en cuatro años no ha cambiado mucho. Ha cambiado en algunas cosas, por ejemplo, frenando la moto es un poco más juguetona, puedes jugar más con ella y es menos rígida, y creo que esto es algo bueno”.

Sin embargo, no pierde la oportunidad de comparar la Yamaha con las otras motos que ha pilotado, como son la Ducati y la Honda. Él mismo nos lo explica: “El motor no ha mejorado demasiado. Comparando la telemetría con la de mi moto en 2016 no había mucha diferencia, por eso creo que en 2018 había tanta diferencia con la Ducati, que era la más rápida, y la Honda, que estaba un poco por detrás. 8 ó 10 km/h es demasiado, en este sentido creo que había un gran margen, creo que lo mejoraron mucho con la moto de 2019, en términos de potencia. Por eso digo que para lo bueno y lo malo la moto es bastante similar a la de hace cuatro años”.

Lorenzo expone cómo ayuda a contribuir a la mejora de la Yamaha de 2020. Primero se fija en los pilotos Yamaha, en este caso en Maverick Viñales y a continuación rueda junto a ellos y es ahí cuando comenta si ha visto o él mismo ha tenido un problema: “En Sepang me fijé en Maverick rodando conmigo en ese mismo momento y en las mismas curvas, pude ver que la nueva moto tenía algunos problemas al pararla, y cuando me detuve en el box les dije lo que había visto, y parece que durante el último día y medio, después de mi comentario, pudieron mejorar un poco en ese área, y en Qatar les fue mucho mejor. Creo que fue un comentario positivo que les ayudó un poco”.

Y para terminar, Jorge comenta que está disfrutando de la vida porque ya no tiene tantos compromisos como antes. La sensación que le puede dar una victoria o un título son momentos que no podrá igualar, ya que es algo inolvidable que le da una inmensa felicidad y es algo que no puede sentir en cualquier parte. Finaliza la entrevista con estas palabras, con las que se plantearía su regreso si la oferta es con una moto ganadora: “Es cierto que nadie ha cogido el teléfono y me ha llamado para hacer esto. No sé qué podría pasar si ocurriera algo así. Si esto no ocurriera yo estaría feliz igualmente, pero si ocurre por supuesto que les escucharé, y si esta posibilidad cruza mi mente, por supuesto que la cogería para intentar ganar, si veo esta posibilidad muy clara de que puedo ganar el campeonato. Por el momento estoy muy bien y no creo que esto vaya a ocurrir, está bien así”.

VAVEL Logo