Murray apabulla a Groth
Andy Murray en Melbourne. Foto: australianopen

Un día más en la oficina. Murray no es un jugador que se inquiete con los sacadores. El juego a la vieja usanza de saque-red, no supone ningún contratiempo para uno de los jugadores más estables de fondo de pista del mundo, que adquiere un plus de concentración ante este tipo de rivales, y hace un tenis tan sólido como efectivo.

Sam Groth abusó de este argumento. Es el australiano un jugador que podría exprimir un abanico más amplio de recursos, pero está empeñado en jugar en la red de manera continua. No se erige en un voleador nato, y sus saques son potentes pero poco constantes. Puede valerle para jugar con tenistas de su nivel, pero cuando se enfrenta a los primeras espadas es un jugador realmente vulnerable.

Así quedó plasmado desde el primer instante del partido. Groth no lograba desbordar con el saque a un Andy que sí está centrado en el torneo, aunque tenga también puesta su atención en el embarazo de su mujer Kim Sears, que dará a luz en cuestión de días. Con el anillo de compromiso atado al cordón de la zapatilla, el británico salió en tromba dispuesto a resolver cuanto antes el encuentro.

Nueves juegos seguidos de Andy para empezar

Tanto es así que llegó a encadenar nueve juegos seguidos. Cuando el resultado parecía que podía ser de escándalo, Groth encadenó una serie de buenos primeros saques y aprovechó la relajación del de Dunblane para equilibrar el encuentro. Pero poco duraría la igualdad, después de que Andy volviera a activarse y se impusiera por 6-4 en la segunda manga.

Todo siguió igual en el tercer set, con un Groth entregado y mucho más tras ceder su servicio en los compases iniciales. Victoria cómoda para el escocés, que tendrá a Joao Sousa como rival en tercera ronda. El portugués es un buen jugador pero debería suponer ningún problema para Andy, si éste se encuentra en plenas condiciones.

VAVEL Logo