Importante victoria de Cervantes ante un irregular Almagro
Iñigo Cervantes durante un partido/Foto ATP

Se juntaban dos tenistas que venían de tener buenos resultados en la gira latinoamericana de tierra. El primero fue el murciano Nico Almagro, que en Buenos Aires consiguó derrotar a dos de sus grandes bestias negras del circuito como son el francés Tsonga y David Ferrer, y jugar la final en la caería ante Dominic Thiem. También Inigo consiguió un gran resultado llegando a la semifinal de Sao Paulo, dónde caería ante su compatriota Pablo Carreño. 

La carrera de Iñigo está marcada por su superación. Cuando en 2013 estaba en plena progresión, varias lesiones le obligaron a pasar por el quirófano y a tirarse casi un año sin jugar con regularidad y a empezar de cero. Aún así, no se rindió y con esfuerzo y trabajo está consiguiendo sus frutos. El año pasado hizo una gran temporada llegando a ser el maestro del circuito Challenger y llegando por pimera vez al top 100 del ATP. Esta temporada tiene que ser la temporada de confirmación para él, dónde vivirá muchas cosas nuevas.

Iñigo Cervantes empezó firme, manteniendo las buenas sensaciones que ésta teniendo en las últimas semanas. Almagro sin embargo, le costaba más entrar en pista y varios errores no forzado le procaron ceder tres bolas de break consecutivas en su primer juego al servicio. Sin embargo, Nico se sirvió de buenos primeros y de experiencia en éste tipo de situaciones para sacar el juego. Poco a poco el partido fue cambiando, Iñigo seguía sin parecer un novato en éste tipo de encuentros, sacando muy bien y con buenos golpes de fondo, pero Almagro cada vez estaba más metido en el partido, y provocó que los nervios del tenista vasco llegaran progresivamente. La anédota en este momento fue el poco acierto que tuvieron los líneas y los jugadores tuvieron que hacer uso varias veces seguidas del ojo del halcón. 

Todo siguió normal hasta el 4-4, llegados a la parte más clave del set, los nervios de Iñigo empezaron a brotar, y su rival lo aprovechó para conseguir su primera bola de break. Aún así, el vasco no se amilanó y se jugó varios puntos para salvar el break y conseguir el servicio. En el siguiente juego pasó lo contrario, 15-40 a favor de Cervantes, que al igual que en su primer juego al resto no puedo finalizar la rotura. El partido había dado la vuelta y ahora era Iñigo el que se le veía más nervioso, tanto en sus fallos como en aciertos, y Nico haciendo uso de su experiencia, buscó el fallo de su rival para conseguir esta vez una oportunidad de quiebre y consiguíendola tras una doble falta de Cervantes. En el siguiente juego el murciano no daría oportunidad para la réplica y cerró el set por 7-5 con cuatro grandes saques. 

A pesar de haber conseguido el primer set Almagro, no se veía nada claro el signo del partido. En el segundo set el partido se igualó por abajo, los dos comentieron bastantes errores, y mantenían sus servicios por al poca regularidad de su rival, especialmente del murciano. Iñigo quiso aprovechar ésta circunstancia, y se centró más para conseguir su ansiedo break en el sexto juego y ponerse 2-4. Esto le dio confianza para confirmar el break con su servicio sin dificultades, y esperar al siguiente servicio para cerrar el set por 6-3. 

El definitivo set empezó con las mismas sensaciones del anterior, los dos cometían errores y salió beneficiado el que menos fallaba, en este caso Cervantes, que conseguía el break en el primer juego y ganando en blanco su servicio. Fue en este juego dónde vimos la peor versión de Almagro, en el primer punto tiró la raqueta tras fallar un resto, y en el segundo desquiciado y seguramente para quitarse toda la rabia acumulada destrozó su raqueta al golpear varias veces contra la pista. En ese momento cualquiera podía pensar que Nico iba a tirar el partido, pero no fue así y consiguió sacar sus dos juegos y mantenerse en el partido. Iba 3-2 el partido, tocaba un juego clave en el que Almagro intentó poner en jaque a su rival, pero supo aguantar los intercambios, y con grandes saques logró sacar el servicio. Tras esto vinieron tres servicios cómodos para los dos y llegamos al 5-4, y Almagro volvió a apretar mucho al resto buscando una última oportunidad. Pero otra vez la irregularidad fue su peor enemigo y sus errrores ayudaron a que Cervantes consiguiera su primera victoria en Indian Wells. 

En la siguiente ronda se enfrentará ante uno de los cabezas de serie, el gigante canadiense Milos Raonic.

VAVEL Logo