Sin adjetivos para calificar a Novak Djokovic
Sin adjetivos para calificar a Novak Djokovic (Foto: Zimbio)

Fenómeno, insuperable, invencible, ... Los adjetivos empiezan a terminarse para calificar a Novak Djokovic, que está cuajando una temporada espectacular (otra más), y actualmente domina con mucha autoridad el circuito masculino, mostrándose a un nivel prácticamente inalcanzable para el resto de jugadores que conforman el ránking ATP. El serbio llega con excelentes sensaciones a Miami para disputar el segundo Masters 1000 del año donde es el rival a batir sin lugar a dudas.

Novak Djokovic consiguió vencer en el día de hoy al belga David Goffin por 7-6 (5) y 6-4 en un encuentro que se alargó a las dos horas y cinco minutos de partido, en un gran partido de tenis y donde se podría haber decantado por cualquiera de los dos.

El partido comenzó muy igualado con ambos tenistas manteniendo con firmeza sus respectivos saques, sin apenas inquietar el servicio de su rival. Con el 2-2, todo hacía apuntar, como al final fue, que el tie break iba a inclinar la balanza a favor de uno o de otro en un choque en el que, de momento, las fuerzas estaban sumamente equilibradas. Ambos tenistas se aferraban a un saque seguro y Djokovic gracias a su derecha y Goffin con su gran resistencia en los puntos más largos se aseguraban el desempate con el 6-6.

Novak Djokovic | Foto: Zimbio
Novak Djokovic | Foto: Zimbio

Fue aquí cuando el belga falló. Con igualdad a dos puntos, un error no forzado del tenista belga pusieron el tie break franco a un Nole que no desaprovechó el regalo y que a base de dos servicios tremendos se metió la primera manga en el bolsillo por 7-6 (5) en 49 minutos de juego.

La vida sigue igual en el mundo del tenis con Nole

En la segunda manga Goffin se soltó algo más, pero más por desesperación que por esperanza. Se vio totalmente fuera del partido y quiso, al menos, proveer al público local de cierto espectáculo. Incrementó su ritmo de piernas y acertó en algunos golpes inverosímiles que le dieron moral. Sin embargo, Djokovic decidió en el noveno juego que ya había disfrutado lo suficiente el bueno de Goffin. Subió su nivel y logró el break. Así de fácil, así de desesperante para su rival.

David Goffin puede irse orgulloso de Miami, al haber mostrado un gran juego. Además, ha dado un paso adelante crucial en su lucha por entrar en el Top Ten, al situarse como decimotercera en la clasificación. Por su parte, Djokovic sigue haciendo historia, y dando lecciones de diplomacia y saber estar dentro de una pista de tenis, sin lugar a dudas, puede convertirse en uno de los mejores tenistas de la historia.

Novak Djokovic | Foto: Zimbio
Novak Djokovic | Foto: Zimbio
VAVEL Logo