Schwartzman y un soberbio debut
El Peque a paso firme. Foto: Zimbio.

Schwartzman y un soberbio debut

El argentino aplastó a Kyle Edmund por 6-1 y 6-2 en apenas una hora de juego. Ahora espera por Sam Querrey o Adrian Mannarino.

VellaMauro
Mauro Vella

Luego de una semana en la que el tenis giró en torno al tercer puesto del ranking mundial, la acción comenzó hoy en Toronto en un día pasado por agua. Ahora sí, la mayoría de los jugadores se dan cita en la ciudad canadiense de cara al gran objetivo de esta gira sobre pistas duras: el US OPEN. El que no parece haber notado esta circunstancia fue el argentino Diego Schwartzman, que venció a Kyle Edmund por 6-1 y 6-2 en lo que dura una práctica. Claro está, lo único semejante a un entrenamiento para El Peque fue el tiempo de partido. Su nivel de juego fue más que  soberbio.

El partido a priori tenía un condimento interesante: era el primer enfrentamiento entre el argentino y el británico. Ambos tuvieron un comienzo prometedor de temporada, con Edmund alcanzando semifinal en el Australian Open. Por su parte, Schwartzman cerró de gran manera el 2017, ganó este año el Rio Open y alcanzó su mejor posición en el ranking: el número 12.

Contra todos los pronósticos, el partido fue todo para un lado de la red. Si bien en los números del primer parcial no se sacaron grandes diferencias (hubo un ace por lado y sin dobles faltas), la gran diferencia la marcó el argentino con su efectividad. El porcentaje de primeros saques también los mantuvo parejos, pero el número 12 del mundo fue mucho más contundente a la hora de ganar los puntos: se quedó con el 81% de los jugados con el primer servicio y no dio chances al británico. Por el contrario, Edmund apenas ganó el 44% de los puntos disputados con su primer saque y cedió al argentino tres oportunidades de quiebre. El Peque se hizo con dos de ellas y ganó el primer set en tan solo 25 minutos.

La segunda manga fue bastante similar a la primera. Si bien por momentos parecía que Kyle estaba a punto de despertar, el argentino le cerró los caminos antes de que la ilusión del británico lo pusiera en peligro. Schwartzman aumentó el porcentaje de primeros servicios y eso dificultó aún más la misión del británico. Con el primer saque en un 79% e igual cantidad de puntos ganados con él, nuevamente Edmund se quedó sin oportunidades de quebrar el servicio de su rival. Y al igual que en el primer set, El Peque capitalizó dos de sus tres chances. En 35 minutos, el segundo parcial y el encuentro quedaban en manos del argentino.

El Peque espera ahora por su próximo rival, que saldrá del duelo entre Adrian Mannarino y Sam Querrey. El horizonte para el argentino es por demás esperanzador. Contra ambos jugadores su historial es positivo. En los dos casos Diego Schwartzman ganó el único partido disputado: venció 6-1 y 6-3 a Mannarino en el Masters de Madrid este año y derrotó a Sam Querrey por 6-2 y 6-4 en Brisbane el año pasado.

VAVEL Logo