La experiencia llevó a Ramos a segunda ronda
Ramos pega de revés en Rio de Janeiro.

La experiencia llevó a Ramos a segunda ronda

Luego de dos horas y media de juego, Albert Ramos Vinolas logró sacar adelante un duro encuentro ante el italiano Lorenzo Sonego por 7-6 (7) y 6-3. Con este resultado accede a la segunda ronda del ATP 500 de Rio de Janierio, donde se medirá al argentino Federico Delbonis.

esposito_martin
Martín Espósito

Tras su buen desempeño hace unos días en el ATP de Buenos Aires, hoy en su estreno en Río de Janeiro, Ramos consiguió una gran victoria ante el italiano Lorenzo Sonego por 7-6 (7) y 6-3 en dos horas y 29 minutos de juego. Con este resultado accede a la segunda ronda, donde se medirá al argentino Federico Delbonis.

Nada pudo hacer Lorenzo Sonego en esta primera ronda del ATP en Río de Janeiro. El italiano jugó un gran partido, pero se chocó con la constancia, regularidad y garra del español. Un partido muy reñido en el que ambos estaban muy equilibrados pero la clave estuvo en la variedad de golpes que propinaba Ramos en los distintos rallys, donde sacaba la mayor diferencia.

En el primer set, la eficiencia del servicio no estuvo presente para ambos. Las oportunidades de ruptura fueron constantes en cada juego de saque, pero por una razón u otra la debida concreción quedaba en la nada. Este es el caso del décimo juego cuando Sonego tuvo dos puntos de break para quedarse con el set, pero no logró capitalizarlos debido a los tiros ganadores de la mano fina del español. Llegaron al tiebreak y, nuevamente, la ventaja estuvo del lado del italiano. Llegó a estar 4-1 y perdió la oportunidad con una nueva remontada de Ramos. Pero el español tampoco podía concretar, ya que estando 6-5 en el desempate, perdió su oportunidad. Sonego buscó y encontró un nuevo punto para set, que se esfumó rápidamente. En el final, Ramos apuró y logró quedarse con un largo set por 9-7 en el tiebreak tras una hora y 22 minutos.

En el segundo set, el número 93 del mundo elevó su juego, mejorando en el intercambio de golpes, especialmente con la paralela, y empezó a encontrar huecos donde antes no los había. Gracias a la profundidad de sus tiros de fondo, Ramos logró quebrarle el servicio al italiano en el tercer juego, poniendo el parcial más favorable. Fue una ventaja que le dio mucha confianza y parecía que el partido estaba en sus manos. Pero el deseo de pelear y no darse por vencido de Sonego fue admirable, y el logró salvar seis puntos de partido, dos en el noveno juego y cuatro en el décimo. Pero todo tiene su final. La experiencia de Ramos fue más que las ganas del joven jugador de 23 años. El español cerró el partido por 7-6 (7) y 6-3. 

El próximo rival del español será Federico Delbonis, que hoy derrotó a Malek Jaziri por 6-3 y 7-5.

VAVEL Logo