Nadal sigue encaminado a la defensa del título
Nadal festeja el mejor punto del partido | Foto: Roland Garros

Roland Garros es un torneo muy especial para Rafael Nadal, dado que se siente sumamente cómodo y, además, es el múltiple campeón del Grand Slam parisino. Hoy dio una función de tenis en la cancha central y superó al alemán Yannick Maden por 6-1, 6-2 y 6-4 en dos horas y 14 minutos. El español demostró todo su talento ante el hombre proveniente de la clasificación.

El primer set fue un monólogo de Nadal, que hizo lo que quiso ante el número 114 del ranking ATP. Rafa logró el quiebre en el segundo juego, para repetir las acciones en el cuarto colocándose 4-0 en el marcador. El español estaba inmaculado y no le daba opciones al joven alemán para que pudiera recuperarse o, al menos, mantener el ritmo que el manacorí le imponía al encuentro.

Con esa ventaja, el ganador de 11 Roland Garros siguió presionando para intentar sellar el parcial cuanto antes. No pudo consumar un tercer break, pero en el juego decisivo aniquiló el capítulo en el primer match point que dispuso. Nadal se hizo con el primer set demostrándole la supremacía a su adversario y haciéndole sentir toda su trayectoria.

Las cosas en el segundo set no cambiaron mucho y siguió con un Nadal combativo queriendo cerrar el partido cuanto antes. Sin perder mucho tiempo, consumó un quiebre en el primer compás, para dominar la secuencia desde el primer instante. Volvió a repetir la secuencia en el quinto game y, prácticamente, estaba sellando dicha manga. Sin mayores preámbulos, Nadal hizo suyo el segundo episodio y el triunfo estaba muy cerca.

Tras estar por debajo en el marcador, Maden no se dio por vencido y salió a tomar muchos más riesgos soñando con torcer la balanza. Los primeros juegos fueron parejos, pero a partir del quinto compás, todo se desvirtuó. Nadal concretó el quiebre en el quinto juego, pero el teutón se lo recuperó al instante, manteniéndose a tiro en el encuentro.

Otra vez Nadal fue a la carga en el mítico séptimo juego, pero el alemán volvió a intimidarlo y puso la paridad en 4-4. Fiel a su estilo, Nadal siguió intentando y volvió a consumarle el tercer quiebre para poner en jaque a Maden. Y así fue. Esta vez Rafa no aflojó, impidió que su contrincante lo dominara y pudo sellar su victoria para estar en la tercera ronda de Roland Garros.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo