Querrey sorprende a un Thiem que sigue muy verde sobre hierba
Thiem se despide de la afición en Wimbledon. Foto: Getty Images.

Sam Querrey se impuso a Dominic Thiem por 6-7, 7-6, 6-3 y 6-0, en el partido correspondiente a la primera ronda de Wimbledon. El tenista americano continuó con su buena racha, mientras que el finalista de Roland Garros sigue sin poder hacerlo bien sobre hierba. Thiem es el tercero de los ocho primeros cabezas de serie que ya han caído eliminados en esta primera ronda, tras Zverev y Tsitsipas. Gran partido de Querrey, que ha demostrado por qué ha llegado tan lejos en este torneo en los últimos años.

Los dos tenistas estuvieron muy acertados al servicio en todo el primer set. Thiem ganó sus seis juegos al servicio cómodamente, no tuvo que salvar ni una sola bola de rotura. Querrey, en cambio, sufrió ligeramente la presión del tenista austriaco, que tuvo un total de tres bolas de rotura, que las acabaría salvando gracias a grandes servicios. El americano tan solo lo pasó mal en dos juegos, en el resto dominó, y finalmente todo se acabó decidiendo en la muerte súbita. Ahí la cosa fue igual, y tan solo un punto al resto que logró Thiem, acabó decidiendo todo el set. El austriaco estuvo perfecto al saque, y se llevó el primer parcial por 7-6, un pequeño error castigó mucho a Querrey.

El segundo set fue parecido, exceptuando que el dominio del sacador fue mayor durante la mayoría del set. La única excepción fue en el décimo juego, en el que Thiem dispuso de dos bolas de rotura. El americano las salvó y acabó forzando la muerte súbita, la segunda del partido. Si en la primera Thiem estuvo imparable con el saque, en la segunda fue un desastre, ya que no le salió nada bien. Querrey fue muy superior y tan solo cedió un punto en este desempate. El americano igualaba el choque a un set.

En el tercer set la cosa fue bastante parecida, salvo que no se decidió en la muerte súbita. Los dos tenistas siguieron bastante finos a la hora de jugar con su saque, sin conceder apenas oportunidades a sus rivales. Sin embargo, Thiem iba a meter la pata y lo iba a hacer a lo grande en el octavo juego, perdiendo su servicio por primera vez en el partido, y dándole la oportunidad de sacar para ganar el set a Querrey. El tenista americano no perdió la oportunidad y cerró el tercer parcial, colocándose por delante en el partido y a tan solo un set de la victoria. La cosa se le complicaba al finalista de Roland Garros.

Nadie se lo esperaba, pero nada más volver a perder su servicio en el primer juego del cuarto set, Thiem se fue completamente del partido. El austriaco comenzó a arriesgar y no le acabó saliendo absolutamente nada. Finalmente, Querrey le acabó metiendo un rosco al número cuatro del mundo, que un año más vuelve a caer a las primeras de cambio en Wimbledon. Una nueva sorpresa más en este tercer Grand Slam de la temporada.

VAVEL Logo