Halep hizo historia en La Catedral
Halep posando con el trofeo | Foto: Wimbledon

Primera final en Wimbledon y primer título para Simona Halep. La rumana vapuleó a Serena Williams por 6-2 y 6-2 en apenas 57 minutos de partido. Una verdadera exhibición de la nacida en Constanza, que desarticuló todos los planes de la estadounidense y festejó uno de los títulos más importantes de su carrera.

La jerarquía de la actual número siete del escalafón se notó desde los primeros compases, donde logró consumar la primera rotura en el juego inicial, capitalizando la primera oportunidad que se le presentó. Acto seguido, volvió a repetir el break en el tercer game y, rápidamente, se colocó 4-0, demostrando su total supremacía, cometiendo muy pocos errores y con un montón de aciertos.

Ya con esa ventaja conseguida, Halep se limitó a pasar las responsabilidades del otro lado de la red, y los errores de Serena le facilitaron las cosas a la europea. Sin entrar en el juego de su adversaria, la rumana sostuvo esa ventaja y en el segundo set point, hizo propio el primer capítulo, con el fin de estar mucho más cerca de su objetivo.

Para la segunda manga, la menor de las hermanas Williams salió decidida a tomar todos los riesgos necesarios, intentando tomar la iniciativa en el episodio. Durante los cuatro primeros games, todo fue parejo, pero a partir de allí, Halep prendió el turbo y fue una fiera indomable. En el quinto game propinó el primer break del parcial y se fue al cambio de lado, 3-2, y servicio en su favor.

Serena atacó buscando recuperarse, pero se encontró con una sólida rival que, a base de consistencia y actitud, supo defenderse de los golpes de la norteamericana. Para colmo, a Williams se le vino el partido encima cuando volvió a perder su servicio y Halep tenía la oportunidad de sacar para el encuentro. Y así fue. Sin dejar dudas, la rumana ganó los cuatro puntos de forma consecutiva para ser la nueva campeona de Wimbledon.

Con este gran triunfo, Halep logró su primer título en La Catedral y el segundo de Grand Slam, dado que ya había vencido en Roland Garros 2018. Además, volverá a ser número cuatro del mundo, quedando a menos de 700 puntos de la número uno del mundo.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo