Navegando por aguas tranquilas

La francesa Kristina Mladenovic venció a la tailandesa Kumkhum en dos sets por 6-2 y 7-5 en una hora y 31 minutos. Mladenovic tuvo un primer set muy tranquilo, pero en el segundo las cosas se le complicaron.

Navegando por aguas tranquilas
Kristina Mladenovic Foto: Zimbio
Luksika Kumkhum
0 2
Kristina Mladenovic

Venia Kristina Mladenovic de estar a punto de ganar el US Open en la modalidad de dobles con su compatriota Caroline García, ya que las números uno de la modalidad cayeron en la final, esto tal vez le sirvió a la gala para hacer uno de los mejores sets del año. Un año en el que ni mucho menos ha rendido al nivel que se le esperaba a una de las grandes promesas del tenis. Es cierto que solo tiene 23 años y esto se le nota en algunos partidos.

De hecho, algo de eso le pudo pasar en la segunda manga del partido que diputó hoy en el torneo de Seúl. Un partido en el que brilló con luz propia en los primeros compases del mismo, pero en el que luego se relajó y a punto estuvo de pagarlo. Sin embargo, la calidad de Mladenovic es superior a la de su rival y al final pudo conseguir su objetivo de pasar a la segunda ronda.

La francesa quería acabar rápido el partido

Mladenovic empezó el partido como un tiro. Cuando apenas se habían disputado veinte minutos de juego, sobre la pista de la capital surcoreana, la francesa ya dominaba con dos roturas de ventaja y mostraba una superioridad sobre la cancha que demostraba quien era la favorita del encuentro. La tailandesa lo intentaba, pero la potencia del juego de "Kiki" hacía difícil encontrar una rendija para su rival.

Mladenovic encontraba rendijas en cada resto

El saque de Kumkhum era propicio para que la jugadora que restaba hiciera su juego y esto se pudo comprobar en cada servicio de la asiática, ya que sufrió en todos y cada uno de ellos. Sin embargo, poco a poco la tailandesa empezó a mejorar y aunque no le sirvió para hacer nada relevante en el primer set, consiguió una velocidad de crucero que le hizo empezar muy fuerte la segunda manga.

Tanto es así que a las primeras de cambio conseguía romper el servicio de la gala y colocarse por delante por primera vez en todo el encuentro. En este set, Kumkhum puso en mucho aprietos a una Mladenovic que volvía a demostrar esta inconsistencia que ha enseñado a lo largo de todo el año y que le ha privado de la victoria en muchos partidos. Sin embargo, cuando se llegó a los juegos decisivos demostró que en esta ocasión no quería sustos y se hizo con el partido con un gran último juego. En la siguiente ronda se enfrentará a la promesa española Sara Sorribes.