Anuario VAVEL 2017. Caroline García: volando hacia la élite

La jugadora francesa ha vivido la mejor temporada de su carrera, destacando especialmente el tramo final donde, tras conquistar dos títulos en territorio chino, logró situarse entre las diez mejores tenistas del mundo y disputar las WTA Finals por primera vez en su trayectoria deportiva.

Anuario VAVEL 2017. Caroline García: volando hacia la élite
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL.

Caroline Garcia ha vivido en 2017 una temporada inolvidable, de esas que quedarán marcada a fuego en su retina y su memoria durante toda su trayectoria vital y profesional. La tenista francesa ha escalado hasta la cima del tenis mundial para situarse por méritos propios entre las diez mejores jugadoras del planeta, un sueño cumplido del que no quiere despertar jamás.

Y es que la tenista nacida en Saint-Germain-En-Laye no comenzó bien la temporada. Situada en el 24º lugar de la clasificación mundial, Caroline no conseguía tocar la tecla adecuada en su tenis, lo que se tradujo en derrotas prematuras en los primeros torneos del año. Tras perder en la tercera ronda del Open de Australia, la jugadora francesa fue disputando torneos diferentes pero con un mismo resultado: caer en primera o segunda ronda.

La francesa finalizó la temporada en el número ocho de la clasificación mundial

Llegar a semifinales en Monterrey podía convertirse en un punto de inflexión, pero la gala cayó a las primeras de cambio en la tierra batida de Madrid y en la segunda ronda en Roma, completando con las semifinales en Strasbourg la preparación para la gran cita de la temporada de todo tenista del país francés: Roland Garros. Allí, en su casa y un año después de proclamarse campeona del torneo en la modalidad de dobles junto a su compatriota Kristina Mladenovic, Caroline Garcia fue capaz de llegar hasta la antepenúltima ronda del segundo Grand Slam de la temporada, donde perdió ante la número tres del mundo, la checa Karolina Pliskova.

Los buenos resultados cosechados en París espolearon los ánimos de Caroline, que firmó las semifinales en Mallorca (donde había ganado en 2016). Pese a este resultado en territorio balear, la hierba tampoco pareció sentarle demasiado bien a la tenista francesa, pues además de alcanzar únicamente la cuarta ronda en Wimbledon, la gala no terminó de encontrar su nivel óptimo y de nuevo cayó en las derrotas prematuras en la mayoría de los torneos, destacando su eliminación en tercera ronda en el US Open, cuarto y último Grand Slam de la temporada.

Remontando el vuelo

Pese a su mejora paulatina en el ránking WTA, pocos podían imaginar el espectacular final de temporada que iba a protagonizar Caroline Garcia. El otoño comenzó con excelentes noticias para Garcia, que en el torneo de Wuhan fue capaz de plantarse en la final cediendo únicamente un set en todo el torneo, y tras derrotar en la final a la australiana Ashleigh Barty, levantar el cuarto trofeo de su carrera deportiva y el primero de la temporada.

Las mieles de la victoria dejaron un sabor muy dulce en Caroline Garcia, que mantuvo su excelente estado de forma siete días después también en territorio chino. En esta ocasión, fue la capital quien vio el mejor tenis de la jugadora francesa, que fue capaz de dejar por el camino en las tres últimas rondas a Elina Svitolina, Petra Kvitova y Simona Halep para conquistar su segundo trofeo del año.

Estas dos últimas victorias de la temporada le permitieron sumar 1.900 puntos y le catapultaron al top ten de la clasificación mundial por primera vez en su carrera. Pero esto sólo era el principio de un sueño. Y es que con este gran final de temporada, la jugadora gala consiguió colarse entre las ocho primeras del ránking WTA, lo que le sirvió para disputar las WTA Finals. En Singapur, lejos de acusar la presión del debut, Caroline venció dos de los tres partidos del Round Robin, despidiéndose del torneo en semifinales tras caer ante Venus Williams. 2017 ha sido el año del despegue de Caroline Garcia, que ha comenzado a volar cada vez más alto con el único objetivo de cumplir su sueño