Cissé, el padre de la criatura de la
esperanza de los “Leones”
NO RENUNCIA A SU IDEA. Alilou Cissé tiene su mentalidad clara y viene jugando en gran nivel últimamente. Foto: Getty images

Contra todos los pronósticos en la previa al arranque de la cita mundialista había perdido a su ancho de espalda por lesión y así todo cumplió con el deber de clasificar a la próxima instancia de la Copa del Mundo. Durante estas horas, Senegal no va a poder dormir al menos en la noche del martes y están viviendo un sueño que no quisieran despertarse llegaba con la soga al cuello en esta última fecha de la primera fase y tenía la obligación de ganar.

En la vereda de enfrente se encontraba un equipo aguerrido y duro como son los conjuntos conducidos por Gustavo Alfaro, en el Khalifa Internacional Stadium dio la nota y se impuso por un sufrido 2-1. A lo largo de los noventa minutos, sufrió más de la cuenta y el gol de Kaliduo Koulibaly, su capitán le dio la clasificación a la próxima instancia, donde se enfrentará ante uno de los candidatos y nada menos que contra Inglaterra (jugarán el domingo 4 de diciembre desde las 16:00).

La particularidad en medio de esta locura, la revolución de Alilou Cissé, su director técnico y otra vez, está en boca de todos por un nuevo batacazo en este último tiempo. Cuando en el 2015 se conoció el adiós de Alain Giresse, las autoridades del país africano posaron sus ojos en un viejo conocido y en menos de siete años cambió la mentalidad de la noche de la mañana, lo transformó en un seleccionado difícil de derrotar.

Desde que asumió, el ex defensor que supo vestir la camiseta del poderoso París Saint Germain y la mayor parte de su trayectoria la realizó en la Premier League, formó parte del inolvidable plantel de Corea y Japón 2002. En esta competición llegó hasta los cuartos de final (su mejor performance), Turquía lo dejo afuera por la mínima diferencia en tiempo extra y su actual DT fue el emblema de aquella selección.

Por otra parte, en Rusia 2018 de manera insólita quedó en el camino en la fase de grupo por acumulación amarilla y Japón sacó el pasaje al cuadro de los dieciséis mejores del certamen. Un hecho increíble que se dio en suelo ruso, pero real y una dura piña bajo el mentón.

A principios de este año, Senegal gritó campeón por primera vez en su historia y en una definición histórica derrotó por penales en la final al complicado Egipto. Tras el empate sin goles en tiempo regular, en los remates desde los doce pasos ganó 4-2 y dio su primera vuelta olímpica.

Sin embargo, en su camino al campeonato que se está llevando acabó en el país de Medio Oriente, volvió a dejar sin nada a su rival que venció en la Copa Africana de Naciones y dejo a Mohamed Salah, la estrella del Liverpool sin mundial. En la ida fue derrota por 1-0, en la vuelta ganó 1-0 y otra vez en los penales lo derrotó por 3-1.

Ah, como si esto fuera poco, Cissé en los días antes al debut ante Países Bajos sufrió la baja sensible de Sadio Mané, el atacante del Bayer Múnich es su principal figura y se está perdiendo el certamen por una dura molestia en el peroné. La estadística de los “Leones” en esa primera parte del torneo, ganó dos compromisos (Qatar y Ecuador, sus víctimas) y cayó en el restante (Holanda, fue su único verdugo) clasificó con seis puntos de nueve en juego.

Además, en medio de esta euforia, cortó la racha de 32 años sin triunfos de representantes de África enfrentándose ante una Selección de la Conmebol y el último que lo había conseguido fue el sorprendente Camerún en Italia 1990. En aquel registro, en tiempo suplementario venció agónicamente al duro Colombia en Nápoles.

Sin ser un entrenador de pesos o conocido en el mundo futbolero, Cissé se ganó al ámbito de la Copa del Mundo y se ilusiona con su Senegal superar su mejor marca en sus participaciones en mundiales. ¡De pie ante un combinado que estaba caminando por cuerda floja y se puso de pie dejando afuera a Ecuador!

VAVEL Logo