Intensidad
El scrum tuvo buenos y malos momentos, pero hasta aquí se han podido observar pequeños crecimientos. Crédito: Jaguares.

Intensidad

Con locura para defender y veinte minutos finales de grandes acciones ofensivas, Jaguares consiguió su primer éxito en este Super Rugby tras superar por 27-12 a Bulls, en el Estadio José Amalfitani de Liniers. Individualmente, los más destacados fueron Tomás Cubelli, Joaquín Díaz Bonilla y Marcos Kremer. El próximo sábado, nuevamente en casa, el rival será Blues.

cocoangel
Santiago Ángel

sDespués de una hora de juego en la que fue superior pero que no logró plasmar en números, la franquicia argentina, con Gonzalo Quesada como entrenador, logró soltarse y acabó llevándose el punto bonus en un deslucido Vélez, que, como mucho, habrá contado con siete mil espectadores en sus desoladas tribunas. Si uno debe buscar un momento en particular, el quiebre de este juego se produjo tras el penal ejecutado por Handré Pollard que terminó rebotando en uno de los postes. En ese momento, tras un dominio claro de la escuadra local en el luminoso, la visita, que venía de vapulear a Stormers por 40-3, instantes atrás había conseguido ponerse por delante en el tanteador (12-10) y, de convertir el envío a las haches, la distancia entre ambos equipos sería de cinco puntos. Pero no pasó. A partir de allí, los capitaneados por Jerónimo de la Fuente, quien a esa altura del encuentro ya había sido reemplazado por Matías Moroni, tomaron la posta y dos tries (más sus respectivas conversiones) y un penal sin respuesta del adversario: primero, gracias al gran empuje en el maul, con Rodrigo Bruni llegando al ingoal rival; luego, con un envío a los palos por parte de Joaquín Díaz Bonilla; por último, por obra de Bautista Delguy, tras una consecución de buenos pases.

Ya con el juego resumido, ¿qué cambio de una semana a otra para el dueño de casa? En principio, el tiempo en el campo de juego. Para el debut frente a Lions (que acabó en caída por 25-16), Jaguares había arribado sin amistosos de calidad. Eso, en definitiva, fue decisivo. Un cúmulo de errores en los metros finales más la jerarquía del oponente terminó siendo un combo letal para las aspiraciones del representativo de la UAR; hoy, en cambio, mantuvieron la férrea defensa mostrada en su presentación, pero, a eso, le agregaron buenas manos en ataque y una mejor defensa del maul, que contra los de Johannesburgo había sido un constante problema.

Individualmente, los puntos más altos fueron los medios (Tomás Cubelli y Díaz Bonilla) y Marcos Kremer. Los dos primeros manejaron los tiempos cuando tuvieron posesión; el tercera línea, por su parte, se destacó por su bravura a la hora de portar la guinda y su “locura” en el tackle. Desde el banco de relevos, lo mejor lo aportaron Juan Cruz Mallía, quien reemplazó a Joaquín Tuculet sobre el cierre de la contienda, y Matías Moroni, quien no es titular por el simple hecho de tener a un gran jugador como Matías Orlando por delante.

En la lluviosa tarde-noche porteña, Jaguares aprobó el segundo examen del año. Evolucionaron ostensiblemente con respecto a lo producido siete días atrás. Pero no hay tiempo para quedarse festejando. Desde el lunes, cuando comience una nueva semana de trabajo, el foco estará en Blues, que aterrizará en la Argentina con jugadores como los hermanos Akira y Rieko Ioane, Sonny Bill Williams, Ma’a Nonu, Karl Tu’inukuafe, Ofa Tu’ungafasi y Patrick Tuipulotu. Todos ellos, salvo Nonu que ya está en los últimos metros de su carrera profesional y el primero de los Ioane, son habituales miembros de los All Blacks. Será, a priori, un cotejo distinto a los dos primeros. Enfrente estará una escuadra menos física pero que conllevará una mayor demanda en el juego abierto, debido a las grandes destrezas típicas de las franquicias neozelandesas, que, en líneas generales, son las más completas. A pensar ya mismo en lo que viene. Y a mantener la intensidad que los catapultó a la primera victoria de la temporada.

Síntesis del partido:

Jaguares (27): 15- Joaquín Tuculet; 14- Bautista Delguy; 13- Matías Orlando y 12- Jerónimo de la Fuente (C); 11- Ramiro Moyano; 10- Joaquín Díaz Bonilla y 9- Tomás Cubelli; 8- Javier Ortega Desio, 7- Marcos Kremer y 6- Pablo Matera; 5- Tomás Lavanini y 4- Guido Petti; 3- Santiago Medrano, 2- Agustín Creevy y 1- Mayco Vivas.

Ingresaron: 16- Julián Montoya, 17- Juan Pablo Zeiss, 18- Enrique Pieretto, 19- Matías Alemanno, 20- Rodrigo Bruni, 21- Martín Landajo, 22- Juan Cruz Mallía y 23- Matías Moroni.

Entrenador: Gonzalo Quesada.

Bulls (12): 15- Warrick Gelant; 14- Cornal Hendricks; 13- Jesse Kriel y 12- Burger Odendaal; 11- Rosko Specman; 10- Handré Pollard y 9- Embrose Papier; 8- Duane Vermeulen, 7- Hanro Liebenberg y 6- Ruan Steenkamp; 5- Lood de Jager (C) y 4- Jason Jenkins; 3- Trevor Nyakane, 2- Schalk Brits y 1- Lizo Gqoboka.

Ingresaron: 16- Corniel Els, 17- Simphiwe Matanzima, 18- Dayan van der Westhuizen, 19- Eli Snyman, 20- Thembelani Bholi, 21- Ivan van Zyl, 22- Chris Smith y 23- Dylan Sage.

Entrenador: Pote Human.

Puntos en el primer tiempo: 17´ Try de Matías Orlando convertido por Joaquín Díaz Bonilla (Jaguares 7-0 Bulls). 24´ Penal de Handré Pollard (Jaguares 7-3 Bulls).

Puntos en el segundo tiempo: 5´ Penal de Handré Pollard (Jaguares 7-6 Bulls). 8´ Try de Joaquín Díaz Bonilla (Jaguares 10-6 Bulls). 13´ y 19´ Penales de Handré Pollard (Jaguares 10-12 Bulls). 24´ Try de Rodrigo Bruni convertido por Joaquín Díaz Bonilla (Jaguares 17-12 Bulls). 26´ Penal de Joaquín Díaz Bonilla (Jaguares 20-12 Bulls). 32´ Try de Bautista Delguy convertido por Joaquín Díaz Bonilla (Jaguares 27-12 Bulls).

Árbitro: Brendon Pickerill (Nueva Zelanda).

Jueces de touch: Mike Fraser (Nueva Zelanda) y Rasta Rasivhenge (Sudáfrica).

Asistente de video: Santiago Borsani (Argentina).

Estadio: José Amalfitani (Liniers).

 

VAVEL Logo