Unicaja - RETAbet Gipuzkoa Basket: seguir creciendo en busca de la sorpresa
Fotografía: ACB.

No hay nada imposible. Menos a estas alturas. Eso es lo que tiene que pensar el RETAbet Gipuzkoa Basket, que viaja hasta la Costa del Sol para medirse a un equipo que, a pesar de no atravesar su mejor forma en la competición de casa, atesora una de las plantillas con más calidad de la Liga Endesa: el Unicaja de Málaga. En el mejor momento de la temporada, los visitantes buscan seguir creciendo de la misma manera que lo han hecho en el último mes de competición. Los andaluces, en cambio, se encuentran inmersos en la lucha por entrar en la Copa del Rey en las dos últimas jornadas de la primera vuelta y todo lo que no sea ganar complicaría mucho la situación a los de Joan Plaza. Aspiraciones diferentes para los dos equipos, pero un sólo objetivo en común: conseguir la victoria en el Martín Carpena.

Los donostiarras lograron el pasado domingo una victoria trascendental ante el Movistar Estudiantes (85-90) en un choque importantísimo ante un rival directo. Un triunfo solvente que ha hecho que los de Porfi Fisac sumen ya tres victorias en la campaña, todas ellas en las últimos cinco partidos. Los visitantes demostraron ser un equipo que está muy vivo, que no se rinde y que, jugando como en las últimas semanas, luchará hasta el final por lograr la permanencia. Todavía están a dos triunfos de llegar a la cifra de la salvación, pero queda más de una vuelta por disputarse. "No nos entierren, que todavía vamos a pelear", dijo el técnico segoviano, que ha lavado la cara al equipo desde su llegada a San Sebastián.

Cambio radical en los guipuzcoanos 

El RETAbet Gipuzkoa Basket es otro equipo en el último mes de competición. Así lo demuestran los resultados (tres victorias en cinco partidos) y las sensaciones que transmiten los guipuzcoanos, que se han metido de lleno en la lucha por la permanencia. El conjunto visitante ha mejorado en el porcentaje efectivo en tiros, el rebote defensivo y en las pérdidas de balón en los últimos cinco partidos. Tres facetas vitales donde la mejora ha sido más que evidente, tal y como demuestra la estadística avanzada. Los de la capital guipuzcoana, que han demostrado que son capaces de competir ante cualquier rival ahora mismo, llegan en el mejor momento de la temporada al Martín Carpena en busca del cuatro triunfo de la campaña.

Marcus Landry fue de los mejores en Madrid. | Foto: ACB.
Marcus Landry fue de los mejores en Madrid. | Foto: ACB.

Por otro lado, el Unicaja llega al encuentro teniendo el billete a la Copa del Rey en el aire todavía. Intratables en Europa, a los andaluces les cuesta sacar todo su potencial en la competición doméstica, donde se encuentran con siete victorias (sexta posición) igualados en el balance con MoraBanc Andorra, Dominion Bilbao Basket y Montakit Fuenlabrada. El no llegar a Galicia sería un fracaso total para los de la Costa del Sol. En las últimas seis jornadas los locales sólo han sumado dos triunfos, los dos en los dos últimos encuentros disputados en el Martín Carpena, aunque lograron un triunfo más que convincente (90-67) en Euroliga ante el Cedevita. Sin embargo, los de Joan Plaza muestran dos caras totalmente distintas en la Liga Endesa, donde el año pasado fue uno de los referentes de la competición.  

Unicaja, equipo muy físico y con mucha intensidad

La rotación es uno de los puntos fuertes de los malagueños. Cabe destacar que muy pocos jugadores superan los 20 minutos por encuentro, muestra de la gran competencia y la alta calidad que hay en la plantilla. Cuentan con tres bases que se reparten los minutos de manera equitativa, además de tener un juego exterior que tiene gran facilidad para anotar por todas partes. Mindaugas Kuzminskas es uno de los estandartes del equipo en su tercera temporada y Dani Díez, exGBC, ha realizado en las últimas semanas sus mejores actuaciones en el Carpena. Por último los interiores tienen una gran potencia reboteadora con Richard Hendrix y el gallego Fran Vázquez. Un equipo muy físico que es capaz de sacar, en cualquier momento, al rival de la pista gracias a un gran nivel de intensidad y dureza. 

La pasada campaña los donostiarras compitieron en el Martín Carpena, donde realizaron el mejor partido en las cinco primeras jornadas de competición. Igualados hasta el final del tercer cuarto, en los últimos diez minutos los de Jaume Ponsarnau no estuvieron tan finos y un triple de Green sentenció el duelo a favor de los andaluces ante un cuadro guipuzcoano mermado por las bajas de Díez, Iarochevitch y Grimau. Los andaluces se llevaron un encuentro (74-59) donde los visitantes demostraron que con coraje, garra, sacrificio y trabajo se podía luchar por la victoria en tierras malagueñas. 

Jordi Grimau, uno de los líderes del GBC.
Jordi Grimau, uno de los líderes del GBC.

A pesar de la derrota, el hecho de hablar del Martín Carpena también trae gratos recuerdos al RETAbet Gipuzkoa Basket. En la temporada 2006/07 el Bruesa GBC venció, ante todo pronóstico, al Unicaja (80-81), que era el actual campeón de la ACB en aquella época. Superiores durante todo el encuentro, los de Porfi Fisac sudaron hasta el final para lograr el primer triunfo de la campaña después de haber ascendido a la élite meses antes. Urtasun y Doblas, actualmente en el equipo junto al técnico segoviano, fueron jugadores importantes en el choque, además de Smith y Davis, que anotaron 40 de los 81 puntos entre ambos. Los visitantes, otra vez como víctima perfectas para sellar una victoria, esperan repetir el éxito cosechado hace casi diez años en la Costa del Sol y lograr el cuarto triunfo de la temporada.

Plantar cara y no perder en sitio en una pista donde siempre es difícil jugar ante un gran equipo en rachaJon Txakartegi, que sustituyó a Porfi Fisac en la rueda de prensa previa por un problema puntual de salud, aseguró que el grado de dificultad del encuentro para los donostiarras es máximo "no sólo por la calidad del rival sino por lo que ellos se juegan. Es un partido importante para ellos de cara a la clasificación de la Copa del Rey. Siempre es difícil jugar en Málaga y sobre todo por las sensaciones que ellos tendrán del partido de ayer. Un partido de Euroliga que desde el principio pasaron por encima de su adversario. Vienen con muy buenas sensaciones". Los guipuzcoanos han trabajado toda la semana con un gran nivel de agresividad y de físico muy alto para ser capaces "de plantar cara y no perder el sitio contra esa defensa tan agresiva y tan física tendremos muchas más opciones".

El técnico local Joan Plaza, por su parte, es consciente de lo que está en juego a dos partidos de finalizar la primera vuelta: el billete a la Copa del Rey. El catalán sabe que el margen de maniobra es menor: "Porque llevamos ocho derrotas. Es evidente que para mí la ayuda de tener más de 7.000 espectadores en el público es fundamental en un momento en el que tenemos que intentar hacer un paso más para la clasificación. Es crucial la participación del público. Antes de todo de la Euroliga es Gipuzkoa, Doblas, Urtasun... todo es Gipuzkoa. Quiero que el equipo disfrute. Todos están entrenando muy bien y lo importante es la actitud del equipo".

Los jugadores veteranos, como Doblas, han dado un paso adelante.  | Foto: ACB.
Los jugadores veteranos, como Doblas, han dado un paso adelante. | Foto: ACB.

El RETAbet Gipuzkoa Basket confía en las casualidades, en las sorpresas. No hay nada imposible y, como se ha visto en anteriores ocasiones, las campanadas suceden de vez en cuando. Los de Porfi Fisac, que son el séptimo mejor equipo en los cinco últimos partidos, quieren la cuarta victoria de la temporada en una de las canchas más difíciles de la Liga Endesa, pero el Unicaja no tiene las mismas prestaciones en el torneo doméstico que en la Euroliga. Sin duda, la gran baza para los donostiarras ante un equipo que tiene máxima presión de cara a lograr la clasificación para la Copa del Rey. Las sorpresas suceden y eso es lo que buscarán los guipuzcoanos para seguir creciendo.

VAVEL Logo