La chispa de Gentile y de Brizuela vencen al Zaragoza (87-72) 
Brizuela con Radovic / ACB.COM

La chispa de Gentile y de Brizuela vencen al Zaragoza (87-72) 

El alero y el escolta estudiantiles, ambos con 25 puntos, bastan para tumbar a los hombres de Fisac tras una segunda parte sublime

miguel-angel-cazorla
Miguel Angel Cazorla
ESTUDIANTESSola (0) Clavell (16) Gentile (25) Hakanson (3) Brizuela (25) Vicedo (2) Cook (6) Sutton (0) Grytsak (0) Carner-Medley (1) Whittington (9) Lampropoulos (0)
Real ZaragozaJustiz (5) Martin (3) Maccaleb (11) Okoye (17) Barreiro (4) Brnanemes (7) Santana (0) Seibutis (7) Radovic (4) Alcocen (5) Vázquez (9) Martí (0)
MARCADOR22-17, 36-30, 57-46, 87-72

La ACB regresaba al Wizink Center un mes después. La vuelta a la competición después del parón, se saldó de diferente manera para los dos equipos. Por un lado, el Estudiantes cayó derrotado ante el Manresa después de un partido frenético. El Zaragoza, por su parte, logró una victoria muy importante con la que seguir enganchado a los ocho primeros ante el Tenerife.

El Estudiantes se mantiene en tierra de nadie. Un peldaño por encima del descenso y relativamente cerca de los playoffs. El triunfo o la derrota determinará a qué lado mirar. Este es uno de esos partidos que nunca defraudan, bonitos de ver. Dos equipos muy rocosos y con mucha energía.

Escaso ritmo inicial 

De una manera un tanto trabada comenzó el partido. Gentile perdonó dos canastas fáciles y el Tecnyconta Zaragoza tomó la iniciativa en el marcador. SeibiutisMaccaleb y Vázquez fueron los encargados de dar esa primera ventaja a su equipo. Pronto reaccionó el Estudiantes gracias a su verticalidad. Un triple de Cook, una bandeja de Brizuela y, de nuevo, otro triple de Clavell, igualaron el marcador.

A la salida del tiempo muerto, Gentile mostró su poderío bajo el aro. Cinco puntos consecutivos del italiano adelantaron al equipo colegial y, con esto, el primer cuarto finalizó con un 22-18 en el luminoso.

Gentile y Okoye, mano a mano

No cambió demasiado la dinámica del partido en el segundo cuarto. Defensas fuertes y ataques muy grises. En los primeros cinco minutos, sobresalieron dos jugadores. Uno de cada lado. Gentile continuó en sus trece y se colocó con 15 puntos. Dos canastas consecutivas y dos tiros libres colocaron el marcador en 30-24. 

A esa velocidad de vértigo que puso el alero del Estu, trató de seguirle Okoye del lado maño. El jugador del Zaragoza llegó hasta los 12 puntos. Bomba de oxígeno para impedir que su equipo se quedase atrás. El ritmo del partido fluía de manera muy viscosa. Gentile, tras un gran reverso, convirtió una canasta a tabla a falta de siete segundos. El luminoso reflejaba un 36-30 en el camino a los vestuarios.

Brizuela pisa el acelerador

Maccaleb apretó el marcador a la salida del tercer cuarto. Un triple y una canasta suya redujeron la distancia a tres puntos. Sin embargo, el excelso Gentile, de nuevo, se sacó de la manga cinco puntos. No fue el único, pues Brizuela, que había estado tapado a lo largo del partido, enchufó un triple y un contrataque que puso el electrónico en 46-36.

Debido a esto, Fisac tuvo que interrumpir el juego. A la salida, la historia no cambió. La pólvora de Brizuela rompió el partido por completo. A las canastas de Vázquez, el escolta del equipo madrileño respondió con dos triples consecutivos que ampliaron la distancia a quince puntos. El tercer cuarto concluyó con un marcador de 57-46. Darío se convirtió en el máximo anotador del partido con 23 puntos, 15 en estos diez minutos.

Okoye y Maccaleb aprietan, pero Clavell los para

El Zaragoza lo intentó. Alocen anotó un triple en el inicio que obtuvo la respuesta de Clavell. Poco más tarde, Cook también sacó el cañón y puso la distancia en trece puntos. Un triple de Hakanson mantuvo esa distancia tras un par de ataques transformados por los visitantes. Okoye y Maccaleb trajeron el nerviosismo de vuelta a la grada.

Ambos se encargaron de poner el marcador en 74-68 tras otra canasta de Gentile. Berrocal solicitó tiempo muerto tras este acercamiento del Zaragoza. A la salida, Clavell enchufó dos triples consecutivos que devolvieron la tranquilidad al cuadro local. Poco más que añadir. El Estudiantes se lleva una victoria que le permite seguir alejándose de la quema y no perder de vista el tren de los ocho primeros. 

VAVEL Logo