Campazzo, el piloto del cohete blanco en el Play-Off
Facundo Campazzo recibiendo el MVP / Archivo VAVEL

El Real Madrid culminó un Play-Off casi perfecto. El balance de victorias y derrotas ha sido de 8-1. Sin demasiados esfuerzos se deshizo por la vía rápida en dos partidos del Manresa en cuartos de final. El Valencia también hincó la rodilla a las primeras de cambio en tres partidos. Ante el Barça hubo que prolongar los esfuerzos un partido más para alzarse con el 35º trofeo doméstico.

Todos los jugadores han sido imprescindibles en la consecución de esta nueva hazaña. Aunque tanto jugadores como entrenador aseguraran no sentirse por delante de los demás, la sensación desde fuera ha sido la de un bloque único en el que los destellos individuales dejaron paso a la coralidad. La palabra clave del éxito del Real Madrid. Una palabra que solo este equipo puede lucir y eso le convierte en el enemigo más temible del país y del continente.

Facundo Campazzo, MVP

F
Facundo Campazzo durante el cuarto partido / Archivo VAVEL

Hay que resaltar también las individualidades y es que Campazzo ha sido el hombre de la temporada. El líder del Real Madrid en todas las guerras. Tras la marcha de Doncic, alguien debía coger el timón del equipo y el argentino ha aceptado el reto. El doble dígito en su valoración ha sido rutinario. 14 puntos y 19,2 de media de valoración  en la final, han puesto el colofón a una temporada magnífica.

La muñeca y la pillería de Rudy

Rudy cel
Rudy celebrando el título con Thompkins / Archivo VAVEL

El mallorquín ha sacado su pólvora en el mejor momento. Después de unos meses y de unas temporadas complicadas en la que sus lanzamientos habían perdido puntería y su fatídica lesión de espalda le frenase, ha regresado en el momento justo. Sus tres triples de salida en el último partido sirvieron para entonar a un Real Madrid con el cuchillo entre los dientes. Rudy ha superado el 50% de acierto en el tiro exterior en prácticamente todo el Play-Off además de realizar un excelente trabajo defensivo robando balones como siempre. El rebote previo al triple de Carroll en el segundo partido es el mejor reflejo. El Rudy de la NBA ha vuelto.

Carroll y Tavares, coraje y casta

Si hay que hablar de héroes es muy fácil acordarse de Jaycee Carroll y de Edy Tavares. Es sencillo recordar el triple 'in extremis' del de Wyoming que le otorgó ese triunfo milagroso al Real Madrid, pero el esfuerzo por evitar que su equipo se cayera durante aquel partido fue aún más importante. No hay que olvidar la crisis personal que sufrió en las últimas semanas como bien relató en aquella rueda de prensa. El mejor Carroll, esa versión que le ha convertido en el extranjero con más partidos en la historia del Club, deslumbró en el momento oportuno. A sus 36 años, el microondas sigue dando guerra.

En cuanto al gigante de Cabo Verde se agotan los calificativos. En el último partido culminó una temporada excelente. 13 rebotes, 10 puntos y 28 de valoración. Su papel en la pintura ha sido esencial. La presencia de Tavares es una intimidación para el atacante contrario. Es el principal socio de Campazzo en el ataque. La rabia y la lucha que ambos componen constituyen la piedra angular de los éxitos merengues. Parece que el pívot seguirá cinco años más vistiendo de blanco y esto es lo mejor que le puede pasar al Real Madrid.

El
El Madrid conquista su 35ª Liga / Archivo VAVEL
Celebración del Real Madrid / Archivo VAVEL
Celebración del Real Madrid / Archivo VAVEL

La quinta ACB en ocho temporadas. La hegemonía continúa....

VAVEL Logo