Entrevista. Eric Vila: "Jugar en el Barça ha sido la mejor experiencia de mi vida"
Fotomontaje: Javi García (VAVEL)

Eric Vila, el último gran talento salido de la cantera del Barça, fue el causante de gran revuelo hace unos años. ¿El motivo? Rechazar un contrato profesional con el Barça para vivir el sueño americano e irse a jugar a la NCAA. 

Los inicios no fueron fáciles, se vio obligado a pedir un transfer request poco después de aterrizar en Texas. Llegó, pues, a los Bulldogs de Fresno State, pero allí no todo era lo que parecía. Rodney Terry, quien le había convencido para jugar allí, marchó a mitad de temporada. 

Eric se vio obligado a jugar en la NJCAA, en la que pudo volver a crecer como jugador. Ahora, formando parte de los Miners, de vuelta en la NCAA, nos ha querido conceder una entrevista para hablar acerca de su carrera. 

Pregunta: Ha pasado por todas las categorías del Barça Lassa entre su niñez y juventud, ¿qué balance hace de aquellos años? 

Respuesta: Para mí jugar en el Barça ha sido la mejor experiencia de mi vida. Me han dado seis años increíbles y al club le tengo que agradecer la persona que soy hoy. Todo fue gracias a la oportunidad que me dieron, siendo un niño de 11 años, de salir de mi casa, jugar en Barcelona con el mejor equipo de España. Y yo creo que el balance es muy positivo, más después del último año que nos fue verdaderamente bien, hicimos un grupo muy bonito. Los mejores años de mi vida, seguramente.  

P: Se estrenó en un partido en ACB. ¿Cómo recuerda aquella experiencia, siendo el más joven de la historia culé? 

R: Aún no me entra en la cabeza, cuando me lo cuenta la gente me sigo sorprendiendo. Siempre he sido del Barça, mi familia es toda del Barça, y ser el más joven en debutar es una experiencia increíble, algo que nunca olvidaré. Siempre agradeceré a Xavi Pascual que confiara en mí.  

P: ¿Cómo se sintió al ver el revuelo creado tras su rechazo a un contrato del Barça? 

R: Me sorprendió, la verdad, porque no esperaba que se le diera tanta importancia a un junior, y sí que, de alguna manera, es algo sin precedentes. Yo, entre comillas, lo disfruté, todo el proceso fue diferente a la vez que estresante, porque al fin y al cabo no quieres defraudar a nadie, pero sabes que tomando una decisión así, va a pasar. Siempre he dicho que el Barça me ha ayudado muchísimo a ser quien soy, pero era una decisión que significaba más que sólo ir al Palau o no. Supongo también que tanta importancia que se le dio fue gracias a todo lo que conseguimos aquel año.  

P:¿Qué fue para usted participar en el Basketball Without Borders

R: Es uno de estos momentos que te marcan mucho, especialmente cuando estuve en el All-Star de Toronto, fue increíble. Tener la oportunidad de jugar contra los mejores del mundo fue una experiencia que nunca olvidaré. Pero también te ayuda mucho a seguir motivado, porque ves el nivel que hay en el mundo, y lo que la gente trabaja, lo que al final te motiva a seguir mejorando para competir con esa gente.  

P: ¿Y cómo sobrelleva tanta presión un joven que acaba de aterrizar en Estados Unidos? ¿Cómo sintió la expectación en torno a usted? 

R: Mi gente cercana me ayudó mucho a gestionar la presión que tenía. Creo que es lo que le debería pasar a todo el mundo, que tus seres queridos te den ese confort que necesitas. Al final, había muchas expectativas, y a mí, siendo tan joven, me sorprendió. Pero son cosas que tienes que saber llevar, si quieres dedicarte a esto hay que vivir con esto.  

P: ¿Fue decepcionante su lenta adaptación en la NCAA y el verse obligado a pedir el transfer request

R: Fue complicado, porque no entendía demasiado bien cómo iba la NCAA, y creo que hay mucha gente que aún no lo entiende, o no ve la realidad. Y al fin y al cabo es un negocio. Yo ahora tengo 21 años, y entiendo cómo funciona, y no me sabe ya tan mal. Pero sí que es verdad que el primer año estaba muy contento, y me vi forzado a irme. Y ahora, si miro atrás, no me arrepiento. Son momentos que te dejan mal gusto, pero al final son cosas que pasan.  

P: ¿Cómo se sintió al verse siempre en el banquillo en California, y la posterior ida de Rodney Terry? 

R: Fue frustrante. Ser bencher no es tan diferente, en España es un concepto que no es muy conocido, pero en Estados Unidos es lo habitual. Fue frustrante en el momento en el que se fue el entrenador, porque esperas que la situación sea una y luego cambian las cosas. Pero, lo dicho, es un negocio y la gente tiene que hacer lo que va mejor para ellos, tanto jugadores como entrenadores. Las cosas siempre pasan por algo, tiene que adaptarte y seguir jugando. 

P: ¿Fue enriquecedor su paso por la NJCAA? 

R: La verdad es que sí, me ayudó a ganar confianza, íbamos los primeros. Mis compañeros de equipo se fueron a sitios como Oregon o North Texas, grandes equipos de NCAA. Personalmente me ayudó a recuperar mis sensaciones de jugar bien, de ganar partidos, de tener minutos. Todo lo que el año anterior no pude hacer.  

P: ¿Cómo se siente ahora, de vuelta en la NCAA, en los Miners? 

R: A nivel personal no estoy muy contento. A nivel de equipo, tenemos talento, y espero que el año que viene yo esté mejor. Soy muy crítico conmigo mismo, y he estado poco consistente, que es lo que normalmente estoy acostumbrado. Pero en estos momentos uno no puede hacer nada, así que estoy mirando al año que viene. Sigo entrenando, como se puede ahora, para darlo todo el año que viene.  

P: ¿Cómo está viviendo el confinamiento? 

R: Está siendo complicado. Terminó la temporada muy rápido, estábamos a mitad del torneo cuando ocurrió. Yo me sentí frustrado, pero es lo que tocaba. Pasamos por un periodo de decir ’no está nada mal esto’, con relax y desconectando de la rutina, pero ahora echo mucho de menos no poder ir a tirar. Tengo una canasta en el patio, pero no es lo mismo, teniendo acceso al pabellón 24/7. Supongo que estoy como todo deportista, intentando mantenerme activo. Por suerte tengo equipamiento para entrenar, pero sí que uno echa de menos la rutina, tirar y desconectar de lo que está pasando. 

Los profesionales, NBA, NFL o NHL, sí que pueden tomar medidas que la NCAA no puede. Yo ahora mismo tengo la incertidumbre de no saber si jugaremos el año que viene. Está claro que los Summer Work Outs que tenemos en verano están en seria duda, pero ya te planteas hasta si jugaremos o no la siguiente temporada. Al ser atletas y estudiantes al mismo tiempo, no sabemos si podremos ir a la universidad. Son tiempos frustrantes, pero lo que sea será.  

P: ¿Cómo se compagina el estudio universitario con el baloncesto? 

R: La universidad te ayuda mucho. Proveen tutores y gente que está a tu lado. Te ayudan para saber qué tienes que hacer, qué clases tienes que tomar o si necesitas algún refuerzo. Tenemos tutores cada semana que nos ayudan a estar preparados para las clases, y sí que los profesores, generalmente entienden los viajes que tenemos que realizar. Sobre todo, entre enero y marzo, tenemos muchas clases por videoconferencia. Por regla general, acostumbran a entender que somos atletas, también estudiantes, pero un tipo de estudiante diferente.  

P: ¿Cuáles son sus planes de futuro? 

R: Ahora mismo, terminar el año, y lo dicho, ser más consistente, y jugar mejor al baloncesto. Luego, pues explorar el mundo profesional. Lo dejé temporalmente cuando me fui de Barcelona, pero mi intención es ser jugador profesional de baloncesto. Primero hay que jugar bien, y luego ya se verá en el futuro.  

P: ¿Se nota la rivalidad por llegar a la NBA? ¿Por ser el que más likes tiene en Instagram, el que más atención mediática se lleva...? 

R: Vivimos en un mundo en el que las redes sociales nos intentan dar una imagen de las cosas que tal vez no representan una realidad, aunque son una gran parte de nuestra sociedad ahora mismo. Está bien ver las fotos y los work outs, o todos los vídeos de la gente preparándose para el Draft, pero la NBA utiliza filtros para analizar a los jugadores totalmente diferentes. Está bien para los fans, creo que para los jóvenes viene muy bien. Yo cuando era pequeño disfrutaba viendo como entrenaban, pero los expertos son los que saben lo que hacen. Y estudian mucho a los jugadores.  

Yo no puedo hablar en boca de todo el mundo, pero para mí el objetivo siempre ha sido ganar. Si ganas, tienes visibilidad. Para mí es más importante formar un equipo ganador que llega al March Madness y compite que destacar en un equipo mediocre. No hay que centrarse en estadísticas, los jugadores tenemos que jugar.  

Desde VAVEL España queremos agradecer a Eric Vila su predisposición y sus ganas de contestar nuestras preguntas. ¡Te deseamos lo mejor!

VAVEL Logo