El 'increíble' Sagan, rey de Europa

El ciclista eslovaco Peter Sagan se ha impuesto en la prueba en línea de los Campeonatos Europeos de ciclismo. Tras varios intentos de escapada, finalmente la carrera se resolvió al sprint final, en el que Sagan logró sobrepasar, con holgura, al francés Julien Alaphilippe, segundo, y al español Dani Moreno, tercero. Con esta victoria, Sagan completa una temporada espectacular, con una gran actuación en el Tour de Francia, y siendo el vigente campeón del mundo, al que desde hoy se unirá el título de campeón de Europa.

El 'increíble' Sagan, rey de Europa
Sagan, Alaphilippe y Moreno forman el podio de campeones de Europa / Foto: UEC

Era el gran favorito y lo consiguió. Peter Sagan se ha proclamado campeón de Europa, venciendo en la prueba masculina de ruta celebrada en Plumelec (Francia).  El ciclista eslovaco  acudía a la carrera sin un equipo fuerte que le arropase, pero aún así no lo ha necesitado para entrar en meta en la primera posición, y superar con una clara ventaja al segundo y tercer calsificados, Julien Alapphilippe (Francia) y Dani Moreno (España), respectivamente, tras un sprint lanzado por el propio corredor español.

Con esta victoria, Sagan adquiere el título de campeón de Europa, en unos campeonatos que por vez primera han competido ciclistas de la categoría Élite (sin límite de edad), y haciéndolo ya como actual campeón del mundo. Sin embargo, no podrá completar la triple corona, ya que en la prueba para ser el campeón nacional de Eslovaquia, dejó entrar en línea de meta a su hermano, Juraj Sagan, por delante de él,  tras una carrera en la que ambos se disponían a llegar juntos. Sea como fuere, Sagan ha demostrado una vez más su superioridad como buen llegador y ciclista todoterreno y ha confirmado el buen año que ha completado, haciendo gala de su apodo, el ‘increíble Sagan’ y dando por buenas las apuestas que le situaban como el gran favorito para vencer la prueba.

Clásica de repechos y final para llegadores

La carrera se disputó en la ciudad francesa de Plumelec, localidad escogida por motivos de seguridad tras desestimarse la ubicación inicial, Niza, debido a los atentados perpetrados el 14 de julio en la ciudad gala. Sobre Plumelec  y alrededores se diseñó finalmente un circuito de 13,9 kilómetros al que los ciclistas dieron 17 vueltas. El recorrido, tiene la particularidad de ser el mismo que se disputa en el Gran Premio de Plumelec – Morbihan, con final en la Côte de Cadoudal, un repecho que sin llegar a ser un puerto, supone 1,7 kilómetros al 6,2%, lo que convertía en una llegada ideal para uphill finishers como Peter Sagan, Julien Alaphilippe y Philippe Gilbert (Bélgica), a priori, los máximos favoritos.

La prueba comenzó  de manera tranquila, con tímidos ataques que el pelotón, con Francia a la cabeza tomando la responsabilidad de la carrera desde el inicio, no tardó en neutralizar. El primer aviso serio tuvo lugar a falta de 70 kilómetros para el final, con una fuga de la que participaron Omar Fraile y David de la Cruz (España) y que llegó a tomar 20” de diferencia respecto al grupo.  Un grupo en el que tiraban Francia e Italia, consolidándose como las selecciones más ambiciosas. Poco después, y a pesar de llevar ciclistas en la fuga, Bélgica se unió a los esfuerzos del pelotón por neutralizar.

Bélgica mete el susto en el cuerpo

Una vez fusionados el grupo de cabeza y el pelotón, tras un buen movimiento de Bélgica, Bakelants, a falta de 27 kilómetros para meta,  lo probó con un ataque duro propiciando una escapada importante con ciclistas de nivel y formada por Giovanni Visconti, Fabio Aru y Moreno Moser (Italia), Sébastien Reichenbach y Mathias Frank (Suiza), Tiejs Benoot, Ben Hermans y Philippe Gilbert (Bélgica) y Diego Rubio (España), entre otros.

Bélgica fue una de las selecciona más activas / Foto: UEC
Bélgica fue una de las selecciona más activas / Foto: UEC

Tras la neutralización del grupo, fue el italiano Moreno Moser quien se marchó en solitario, con un ataque que puso nervioso al grupo. Aprovechando la indecisión del pelotón, el transalpino consiguió una ventaja que llegó a los 30”, siendo los únicos que trataban de contrarrestarla Diego Rubio y Hermans.  Al ver como se marchaba, Peter Sagan buscó la reacción, subiendo a las posiciones delanteras del pelotón y su presencia surtió efecto, pues el pelotón se organizó y rápidamente  dio caza a Moser.

Comenzado el repecho final, los favoritos comenzaron a tomar posición: Gilbert, Alapphilipe y Sagan se colocaron en posiciones de cabeza, en una segunda línea esperando que se lanzase el sprint. Luis León Sánchez intentó subir hasta cabeza de carrera pero se vio encerrado y no pudo pasar. Fue Dani Moreno el primero en lanzar el sprint,  en una acción que sirvió para que Sagan se pusiera a su rueda y entrara a placer en meta. Seguidamente lo hizo Alaphilippe, en un disputado sprint con Dani Moreno, que finalmente entró en tercera posición, y se llevó la medalla de bronce.

Clasificación Campeonato de Europa masculino en ruta