Lazio – Roma: rivalidad eterna a orillas del Tíber
Foto: AS Roma

Lazio y Roma; Roma y Lazio, historia de una rivalidad que, desde el año de la fundación de la Roma allá por el 1927, enfrenta a los dos equipos de la capitale en su eterno propósito de imponerse al rival y conquistar así la hegemonía de la ciudad durante los meses venideros, antes de la llegada del siguiente derbi. Y así una y otra vez, hasta un total de 154 partidos de máxima rivalidad, de gran expectación, de emoción, de alegría, de tristeza, de victorias, empates y derrotas, de Derby della Capitale. Que no les engañen, este domingo el fútbol está, pero, sobre todo, se vive en la ciudad eterna.

Porque pocos de estos partidos entre clubes de la misma ciudad son comparables al gran derbi capitalino. Con sus muchas luces, y también algunas sombras, el Lazio-Roma es sin duda el choque del año en la capital de Italia. Sin embargo, este derbi será diferente a la inmensa mayoría de los anteriores y muy parecido a los vividos la temporada pasada. Y es que son los tifosi los que dan verdadero sentido a este partido, y los que no estarán tan presentes como a todo aficionado al fútbol le gustaría.

"Pocos de estos partidos entre clubes de la misma ciudad son comparables al gran derbi capitalino"

Alrededor de 30.000 espectadores presenciaron los derbis de la pasada temporada en el Olímpico. Sin duda uno de los peores datos que se recuerda en Roma. Las barreras en ambas Curvas, además de las protestas contra Lotito por gran parte de la hinchada laziale hicieron que ambos partidos fueran muy fríos, demasiado fríos. Sin embargo, esta temporada vuelve la normalidad y se esperan más de 45.000 aficionados en las gradas del estadio romano. Será sobre todo la ilusión generada por los pupilos de Inzaghi en la tifoseria laziale la que ayude a aumentar la asistencia en partido de derbi. Por su parte, la Curva Sud romanista se ha reafirmado en su protesta contra el mantenimiento de las barreras que separan los diferentes sectores de cada uno de los fondos del estadio.

Sorpasso o distanciamiento

Después de los extraños derbis de la pasada temporada, vuelve la tan manida normalidad al partido del año en Roma. Como ya sucediera en la temporada 2014/15, en la que, en la jornada 37, Roma y Lazio se disputaron la segunda plaza de la clasificación, solo un punto separa a los dos equipos capitalinos con 14 jornadas disputadas. La Roma, segunda, suma 29 unidades; los laziali, por su parte, se sitúan cuartos con 28, aunque los de Inzaghi acumulan ya unos nada desdeñables nueve partidos sin conocer la derrota. De hecho, la Lazio es el equipo de la Serie A que menos ha caído esta temporada, con solo dos.

Por estos motivos, una victoria de uno u otro equipo puede implicar, como marca un buen derbi, la euforia para unos, lo que podría ayudar al vencedor a finalizar el año arriba y con la moral por las nubes; y la tristeza para otros, que se verían derrotados por su eterno rival, por lo que aumentarían las dudas en el seno del equipo perdedor. De todas formas, en el Derby della Capitale, el resultado que predomina es el del empate.

Buen momento en liga, mala racha en los derbis

La Lazio llega a este importante choque con la intención de vencer y efectuar el sorpasso sobre la Roma para seguir en el camino, con la clasificación para la fase de grupos de la Liga de Campeones como objetivo prioritario tras la desastrosa temporada pasada. Sin embargo, el contraste de rachas según se hable de la presente campaña o de los enfrentamientos directos ante el eterno rival es claro. Es por esto que en casa Lazio plantean el derbi del domingo como una auténtica final: ganar o ganar. Y es que son ya tres los años que llevan los biancocelesti sin vencer en un derbi, precisamente desde la inolvidable final de Coppa Italia 2013, con el histórico gol de Lulic. Por unas cosas o por otras, los últimos seis partidos entre Lazio y Roma han acabado en empate o victoria para los giallorossi.

Foto: Lazio
Los jugadores de la Lazio celebran el gol de Milinkovic ante el Palermo | Foto: Lazio

Por otra parte, el contraste con la temporada pasada y el comienzo de esta es claro e invita al optimismo en Formello. La consecución de 28 puntos en 14 jornadas es el mejor inicio de la Lazio con Lotito como presidente del club (2004-actualidad). Desde el Scudetto conseguido en el año 2000, solamente la Lazio de Mancini -en la temporada 2002/03-, había conseguido un mejor rendimiento en las primeras catorce jornadas, con 31 unidades. Ahora, la intención de los biancocelesti es seguir creciendo a imagen y semejanza de lo sucedido en la campaña 2014/15, cuando, un equipo que no estaba pensado para llegar a los puestos altos de la tabla se hizo merecidamente con el tercer puesto, a solo un punto del segundo.

El último partido, siempre complicado y diferente por ser el llamado choque prederbi, se saldó con una nueva victoria, la cuarta en cinco partidos para el bloque de Simone Inzaghi. Fue el Palermo el que, continuando con su horrenda racha de juego y resultados, volvió a ser derrotado en el Renzo Barbera gracias a un solitario gol de Milinkovic-Savic en el ecuador de la primera parte. Sin duda, lo más peligroso para el conjunto palermitano es que hasta una Lazio a medio gas pudo llevarse los tres puntos de la capital de la Sicilia sin demasiadas complicaciones.

Mantener la hegemonía, recuperar sensaciones

No está siendo ni mucho menos el mejor comienzo de temporada para una Roma que, en el mercado de fichajes, fue concebida para estar más arriba. La eliminación a manos del Porto de la posibilidad de volver a disputar Champions, el comienzo titubeante en Liga, las dudas ofrecidas en los partidos de Europa League… Esta Roma de Spalletti necesita recuperar sensaciones para volver a sentirse un equipo ganador. Y qué mejor partido para recuperarlas que en el derbi capitalino, que es, precisamente, uno de los encuentros que mejor se le está dando a la Loba en los últimos tiempos. Tres años sin caer ante el eterno rival es algo que llena de orgullo a todos los tifosi romanistas, no es para menos.

Sin embargo, y a pesar de las malas sensaciones en algunos encuentros, el equipo de Spalletti se mantiene segundo, con 29 puntos; y, en Europa League, clasificado ya para dieciseisavos como primero de grupo con 11 unidades en su haber. Los romanistas deben prepararse en estas tres próximas semanas para verse las caras con Lazio, Milan y Juventus antes de Navidad, tres encuentros que sin duda marcarán el desarrollo de la competición para ellos.

Foto: AS Roma
Varios jugadores celebran un de los goles locales ante el Pescara | Foto: AS Roma

El último encuentro disputado por el equipo giallorosso fue en el propio Estadio Olímpico ante el Delfino Pescara el pasado domingo. Dos goles de Dzeko en los primeros 11 minutos de partido parecían dejar el juego sentenciado; sin embargo, los recién ascendidos se levantaron y pusieron el 2-1 con un tanto de Memushaj en el 60’ de partido. Un gol de penalti, el noveno de la temporada a favor de la Roma, puso el 3-1 que prácticamente sentenciaba el partido. Aunque el Pescara no se dio por vencido y logró anotar el 3-2 gracias a un tanto de Caprari, los de Abruzzo volvieron a irse de vacío a pesar de sus intentos de sacar algo positivo del Olímpico.

Antecedentes

Un total de 154 partidos han disputado Lazio y Roma desde la fundación del equipo giallorosso. De estos encuentros, 38 han terminado siendo para los laziali y 57 para los romanistas, con 59 empates. En los últimos 20 derbis, la superioridad de la Roma es evidente: 11 victorias, por seis de la Lazio y tres empates. Este domingo, los laziali tendrán la oportunidad de romper la racha de seis derbis consecutivos sin ganar, precisamente desde la histórica final de Coppa Italia 2013.

Sin duda uno de los encuentros más importantes de los 154 disputados hasta la fecha. Aquel 27 de mayo de 2013, la Roma buscaba ser el primer equipo de Italia en llegar a los diez títulos de Coppa, recibiendo así la Estrella de Plata. Sin embargo, un solitario tanto de Lulic en el minuto 71 de aquel partido imposibilitó este hecho y dio a la Lazio su sexto entorchado en el torneo del KO.

Declaraciones de los entrenadores

En estos términos se ha referido Simone Inzaghi al derbi de este domingo: "Mañana será un juego de ser o no ser. Como jugador he jugado muchos, como entrenador sólo en el sector de la juventud, y será la primera vez para mí en el banquillo del primer equipo. Hemos preparado el partido como siempre. Sabemos que nos encontraremos con un equipo fuerte. Con humildad y determinación sabemos que podemos hacer un buen derbi y ganarlo. Mañana vamos a tener que luchar por cada balón, el jueves hubo una gran cantidad de personas en Formello [unas 5.000] y los jugadores estaban muy contentos con esto. Ellos lo perciben también como un reto muy importante. No estamos solos, hemos entendido sobre todo en los últimos partidos en casa, porque el estadio quiere nuestro bien y la victoria. Estamos encantados de que las entradas para la Curva Nord estén agotadas para el derbi, también esto era nuestro objetivo. Han pasado 14 partidos y ahora estamos ahí, nosotros queremos quedarnos allí, pero será difícil de conseguirlo. Tenemos que mantener esta posición, no va a ser fácil. Hemos preparado lo mejor posible este reto y tratar de dar esta satisfacción a nuestros fans".

Foto: Lazio
Simone Inzaghi debuta en un derbi como entrenador del primer equipo | Foto: Lazio

Por el lado romanista, Spalletti ha generado malestar entre parte de la hinchada de la Lazio por su comparación a modo de chanza del equipo biancoceleste con el Real Madrid: "Los futbolistas de la Roma tienen la calidad para vencer este derbi. No es como cuando juegas con el Real Madrid, que dices: "Podemos hacerlo", sino que en el discurso vas a intentar decir otras cosas de lo que pueden hacer todos los jugadores. Buscar la excelencia en más cosas. Mañana debemos ser nosotros mismos lo más posible, el partido es difícil porque la Lazio está bien, hace un buen fútbol y está en un momento de euforia, pero la Roma puede jugarlo al menos a la par".

Foto: AS Roma
Spalletti vivirá un nuevo derbi en el banco romanista | Foto: AS Roma

Arbitra Luca Banti

El colegiado de Livorno será el encargado de dirigir el primer derbi de la temporada, por lo que repetirá tras el pitado este mismo año, que terminó con un claro 4-1 favorable a la Roma. Banti ha dirigido a la Lazio en 18 ocasiones, en las que los romanos han obtenido seis triunfos, tres empates y nueve derrotas. No es, por lo tanto, un colegiado muy bien considerado en la parte blanca y celeste de la capital.

Foto: legaseriea.it
Luca Banti | Foto: legaseriea.it

Por parte de la Roma, el toscano les ha arbitrado en 25 ocasiones, en las que los romanistas han sumado 15 victorias, cinco empates y cinco derrotas. La última victoria fue precisamente en el último derbi.

Convocatorias

En la Lazio, regreso de de Vrij y Marchetti a la convocatoria con el equipo de Inzaghi. Por otra parte, siguen destacando las ausencias de Leitner y Luis Alberto en todas las convocatorias del técnico italiano. Estos son los 23 jugadores convocados para medirse a la Roma.

Marchetti, Strakosha, Vargic; Basta, Bastos, de Vrij, Hoedt, Lukaku, Patric, Radu, Wallace; Biglia, Cataldi, Felipe Anderson, Lulic, Milinkovic, Murgia, Parolo; Djordjevic, Immobile, Keita, Kishna, Lombardi.

Con 21 futbolistas contará Spalletti de cara al partido de mañana. Pocas dudas en la alineación de la Roma, que buscarán despegarse del eterno rival en la clasificación con estos convocados:

Alisson, Lobont, Szczesny; Manolas, Emerson, Mario Rui, Fazio, Seck, Vermaelen, Bruno Peres, Juan Jesus, Rudiger; Gerson, De Rossi, Strootman, Nainggolan, Perotti; El Shaarawy, Dzeko, Totti, Iturbe.

VAVEL Logo