Wenger: "Es muy temprano, pues solo se han jugado siete partidos y quedan 31 más"
Arsène Wenger atiende a Arsenal Player tras el encuentro | Fotografía: Arsenal

Posiblemente, el partido ante el Brighton sirvió para constatar la mejora, tanto en los resultados como en el juego del Arsenal. Si bien la temporada no comenzó del todo bien para los Gunners, ahora pueden presumir de haber conseguido cuatro victorias de manera consecutiva y un empate, ante el Chelsea, en sus últimos cinco partidos. Ya ocupan la quinta plaza y aunque ese lastre sigue pesando demasiado en lo que a alcanzar la zona alta de la tabla se refiere, es cierto que la mejora en el equipo de Wenger ya es una realidad. El encuentro ante el equipo de Hughton se iba a convertir en una dura prueba de toque a pesar de jugar en el Emirates Stadium, pues las Gaviotas plantearon un choque basado en la resistencia defensiva y en el máximo aprovechamiento de cualquier jugada de ataque. Por eso, el tanto al cuarto de hora del primer tiempo de Monreal tuvo mucha importancia, pues obligó a salir a los recién ascendidos dejando algún espacio más para los atacantes Gunners. Ya en los segundos cuarenta y cinco minutos, Iwobi sentenció tras materializar una espectacular jugada combinativa.

"Creo que ha habido veces en las que nos hemos relajado un poco"

Sobre el rendimiento habló un Arsène Wenger que, además, se quedaba con el hecho de haber mantenido la portería a cero: "Me gusta el no haber recibido goles, el tener los tres puntos y el haber ganado el partido después de tres encuentros consecutivos. Lo que no me gustó es el rendimiento en algunos momentos. Creo que ha habido veces en las que nos hemos relajado un poco, perdimos algunos pases que no estábamos acostumbrados y todo tiene que ver con alguna falta de concentración". Destaca, además, que "es importante ser imaginativo contra un equipo defensivo y también mover el balón rápidamente" aunque cree que se debe mejorar la eficacia en esos tramos de partido porque "hay momentos en los que se generó confusión".

Por desgracia para él, este buen rendimiento que ha adoptado el equipo se va a ver frenado por un parón internacional que no le hace ninguna gracia: "Me hubiera encantado seguir jugando, pero no podemos hacer nada al respecto y esperemos que los jugadores vuelvan en buena forma". Lo que sí está claro es que, en este parón internacional, el francés va a perder a menos jugadores que de costumbre, pues lesionados como Koscielny, Özil o Welbeck no han sido convocados por sus respectivas selecciones: "Laurent Koscielny no viajará porque tiene un problema en el tendón de Aquiles, Özil por una inflamación en su rodilla y Welbeck porque aún no está en forma".

"No eres malo de manera permanente si puedes hacer algo al respecto y no es bueno de manera permanente si no mantienes tu fuerza"

Como no podía ser de otra manera, en un equipo como el Arsenal la parta alta de la clasificación siempre es la referencia, a pesar de ser una zona que en los últimos años han pisado más bien poco. Sin embargo, Wenger vuelve a usar su ya mítico discurso conservador y señala que "es muy temprano, pues solo se han jugado siete partidos y quedan 31 más". "Sabíamos que después del partido ante el Liverpool todo el mundo nos descartó, pero todo depende de nosotros, de nuestra manera de responder. Nada es permanente. No eres malo de manera permanente si puedes hacer algo al respecto y no es bueno de manera permanente si no mantienes tu fuerza. El año pasado, después de seis partidos, el Manchester City fue líder con 18 puntos, así que no vamos a tomar conclusiones. Ante el Chelsea jugaron muy bien, pero hay un largo camino por recorrer", añadió el alsaciano.

A nivel individual, muchos fueron los nombres que saltaron en la sala de prensa. El primero el de unos de los goleadores, un Alex Iwobi que anotó su primer tanto de la temporada tras un excelente pase de tacón de Alexis Sánchez después de una buena jugada combinativa del Arsenal. Mostrando la confianza que siempre ha tenido en él, Wenger le pide al nigeriano de 21 años que "debe anotar diez goles y dar entre seis y diez asistencias por temporada" para cumplir con sus expectativas: "Es un tipo de jugador que tiene una buena disponibilidad. Te ayuda mucho a salir de la presión cuando estás en un juego en construcción y crea muchos espacios". Otro nombre propio destacado fue el de Kolasinac, una vez más rindiendo a un gran nivel. Sin embargo, Wenger cree que se menosprecia al lateral por la cuantía de su traspaso: "Sabes por qué nadie habla tanto de él, porque la cantidad de su traspaso no fue excesiva, pero lo importante es la calidad de sus actuaciones. Estoy muy contento con él".

Finalmente, los otros dos protagonistas tienen que ver con la parcela ofensiva. Alexis Sánchez y Alexandre Lacazette aún no se complementan a la perfección, algo de lo que discrepa un Arsène Wenger que pide algo de tiempo: "Creo que sí combinan bien y en general es una pareja prometedora. Para adaptarse el uno al otro sobre el terreno de juego, en primer lugar, necesitas esas ganas por conseguir entenderse, para mejorar mutuamente. Siempre es lo mismo. Los jugadores grandes, con la actitud correcta, se hacen mejores. Si no tienes esa actitud entonces tienes un problema, pero los dos buscan ser correctos". Así pues, habrá que esperar quince días para ver si, tras los compromisos de selecciones, tanto el chileno como el francés son capaces de encontrarse mejor sobre la hierba del Emirates Stadium.

VAVEL Logo