Previa Napoli - Manchester City: una cita romántica en San Paolo
De Bruyne controla el balón ante la presión de Hamsik e Insigne, / Foto: uefa,com

Arranca la vuelta de la fase de grupos de Champions League. Y con ello, la emoción de las tres últimas jornadas, con batallas encarnizadas por hacerse con uno de los dos boletos que dan acceso a los tan ansiados octavos de final en su ruta por alcanzar Kiev. Por ello, San Paolo y Nápoles se engalanan para vivir una segunda cita romántica entre el Napoli de Maurizio Sarri y el Manchester City de Pep Guardiola. En la primera, fueron los partenopeos quienes pagaron la cuenta

Si bien es cierto que los napolitanos se sienten cómodos en la Serie A (son líderes por encima de Inter y Juventus), a la hora de salir de las fronteras, esa 'imbatibilidad' se desmorona cual castillo de naipes. Los dos duelos disputados lejos de su feudo se cuentan por derrotas. Primero en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk, y casi un mes después en Inglaterra frente al Manchester City. En cambio, en el partido que recibieron al Feyenoord se impusieron de forma holgada. Precisamente son esos tres puntos los cuales les mantienen con vida.

El Manchester City ha ganado 13 de los 14 partidos que ha jugado

Por otro lado, el cuadro sky blue traslada su dominio en la Premier League a la máxima competición continental, liderando ambas. Al igual que sus rivales, también se encuentran invictos, pero en su caso, hay que contar con la Champions League. Es más, de los 14 partidos en total que han jugado, han ganado 13, empatando el restante (ante el Everton en la primera jornada). Por tanto, en los enfrentamientos ante sus contrincantes en el grupo, los tres puntos han volado siempre en dirección Manchester.

Ansia de vendetta

Con el final de esta fase a la vuelta de la esquina, el Napoli ya divisa en el futuro dos caminos. Por uno, el centrarse en el Scudetto únicamente. En el otro, se incluye el luchar también por la Champions League. Son muchas las opiniones de qué hacer. Pero lo que está claro, es que a la mayoría de los jugadores y tifosi napolitanos no se les pasa otra cosa por la cabeza que ganar el miércoles. Y a los que tengan dudas, en cuanto suene el himno a eso de las 20:45 en San Paolo, se les acabarán disipando.

Mertens tras el triunfo este fin de semana ante el Sassuolo. / Foto: sscnapoli.it
Mertens tras el triunfo este fin de semana ante el Sassuolo. / Foto: sscnapoli.it

No obstante, los pupilos de Sarri necesitan ganar sí o sí para poder seguir dependiendo de ellos en el resto de las jornadas. Para ello, se aferran a su talismán, que es el de convertir su estadio -como es habitual- en un auténtico infierno. Todo aquello que no sea ganar, y un buen resultado de los ucranianos del Shakhtar Donetsk frente al Feyenoord les dejaría prácticamente fuera de la lucha por el segundo puesto. Algo que podría ser considerado como un fracaso ya que, a priori, eran grandes favoritos para pasar de ronda. 

En nueve de las once jornadas de Serie A, el Napoli ha marcado como mínimo tres goles

Asimismo, los azzurri deberán de corregir los fallos registrados hace unas dos semanas en el Etihad Stadium. La solidez defensiva que parecía haber encontrado su punto álgido de forma en este inicio de curso, volvía a relucir sus principales carencias ante un rival de gran entidad. Precisamente, son esos errores los que acabaron penalizando su camino en la lucha por algún título. Eso sí, la potencia de la ya llamada 'Máquina de Sarri' es sabida. Y un gran dato, es que en nueve de las once jornadas de Serie A, éstos han marcado como mínimo tres goles. Una locura. 

Continuar su 'dictadura'

Una dirección similar llevan los citizens. Comandantes de la Premier League (cinco puntos por encima de sus archienemigos del United de Mourinho) y su grupo europeo. Además, la semana pasada también se clasificaron para los cuartos de final en la Carabao Cup. Sí, sufrieron ante el Wolves, pero lo lograron en penaltis. Ahora, tienen entre ceja y ceja hacerse con el billete para los octavos cuanto antes y, así, prolongar su 'dictadura' pudiendo dosificar a sus futbolistas.

Pero se medirán a una prueba que no resulta nada sencilla. Solamente han habido dos equipos capaces de imponerse en la arena del coliseo de San Paolo. El primero, un sorprendente y guerrero Beşiktaş. Y después, sufriría para ello nada más y nada menos que el Real Madrid, vigente campeón de Europa -por segunda vez consecutiva-. Aunque son buenos sabedores de ello, ya que tuvieron que rendirles visita seis años atrás. Por aquel entonces, daría el triunfo a los napolitanos un doblete de Cavani en el 2-1. Mientras que el gol de los ingleses lo anotaría un tal Mario Balotelli. Esa temporada, fue el Napoli quien se clasificó, dejando en la cuneta al City (los otros dos eran Bayern de Múnich y Villarreal). 

Sterling, De Bruyne y Sané celebrando un tanto. / Foto: mancity.com
Sterling, De Bruyne y Sané celebrando un tanto. / Foto: mancity.com

Sin embargo, bien es cierto que son muchas las esperanzas puestas en los de Guardiola. Después de la decepción del pasado año, este curso parece que sí que pueden conseguir grandes logros. La profunda paleta de recursos tácticos, unido a la riqueza en conocimientos del técnico de Santpedor, están haciendo del Manchester City un auténtico camaleón, capaz de pasar de jugar con un 4-3-3, para posteriormente mutar a un 3-5-1-1. Aunque el primer esquema se está alzando como el favorito. En él, hay dos jugadores que sobresalen por encima del resto: Kevin De Bruyne y Leroy Sané. Ambos han encontrado su zona de confort, rindiendo a un nivel excepcional de la mano de Pep. El primero, en la zona de interior diestro. Y el segundo, en la de extremo izquierdo. Además, cabe reseñar la reconversión -y exitosa- de Fabian Delph al lateral zurdo (obligada por la lesión de Mendy). 

Onces posibles

VAVEL Logo