Obras de arte y desastres en las mascotas de los Mundiales
Más o menos bonitas, las mascotas son siempre protagonistas | Fotomontaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL)

Las mascotas. Ellas son uno de los principales atractivos de cada Mundial desde que se estrenasen en Inglaterra 1966 con Willie como protagonista. Desde entonces, trece figuras se han convertido en símbolos de sus respectivos países al representar el Mundial de su país. Zabivaka, la mascota de Rusia 2018, será la decimocuarta de la historia de los mundiales.

Willie (Inglaterra 1996)

Un león, símbolo típico del Reino Unido, vestido con una camiseta de Gran Bretaña, esa fue la primera mascota de la historia de los Mundiales. Su nombre es sinónimo del tema musical oficial del Mundial de Inglaterra, interpretado por Lonnie Donegan.

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Willie simboliza la fuerza, nobleza y linaje de su pueblo; justamente, la imagen del león aparece en el escudo inglés. Por esta razón, entre otras, fueron desechados otros íconos de Londres como los autobuses rojos de doble piso, la cerveza tibia o el policía dirigiendo el tránsito.

Como curiosidad histórica, Willie compartío protagonismo con Pickles, una perra doméstica pues la Copa del Mundo había sido robada del Hall Central de Westminster en Londres, donde era exhibida, y Pickles siguió su rastro y la encontró.

Juanito (México 1970)

Juanito representa a un niño mexicano con el sombrero tradicional de ese país y ojos rasgados, en referencia a los pueblos originarios de México. Sus colores son los del combinado nacional mejicano. Al ser un poco panzón, la camisa le queda corta. El aspecto inocente simbolizó el juego limpio que caracterizó a ese Mundial ya que sigue siendo uno de los pocos Mundiales con menor número de incidentes.

Foto: La Opinión
Foto: La Opinión

Juanito tuvo mucho más éxito que Willie, debido que el Mundial de 1970 fue el primero en ser televisado, lo cual aumentó las posibilidades de merchandising de la mascota. Por ejemplo, los que tenían televisores (todavía en blanco y negro) pudieron ver desde sus hogares a Juanito, al igual que la cobertura del Mundial.

Tip y Tap (Alemania Occidental 1974)

Alemania es el otro país que ha creado mascotas para dos Mundiales, ya que ha sido sede mundialista en dos ocasiones, si bien el de 1974 se disputó únicamente en la República Federal Alemana (en plena Guerra Fría). Dicho Mundial se caracterizó por tener dos mascotas en lugar de una.

Foto: Timetoast
Foto: Timetoast

Tip y Tap son dos pequeños hermanos, uno alto y rubio, con forma de salchicha alemana; el otro, moreno y bajito, luciendo ambos el primer uniforme de la selección alemana, compuesta por playera blanca con shorts negros. Entre ambas playeras se lee “WM 74”, la abreviatura de “Weltmeisterschaft ’74”, Campeonato Mundial 1974, en alemán.

El concepto de dos niños alemanes, diferentes pero juntos, invita a creer en el esfuerzo de las dos Alemanias para lograr la reunificación, que en aquel entonces parecía muy lejana. Alemania Federal ya había ganado el Mundial de Suiza 1954 y luego ganó el de Alemania Occidental 1974. Su siguiente triunfo fue en el Mundial Italia 1990, nueve meses después de la caída del Muro de Berlín.

Gauchito (Argentina 1978)

Argentina continuó con la idea de usar niños como mascotas del Mundial. Con ese motivo, los Estudios García Ferré crearon a Gauchito, un pequeño niño proveniente de la región de la Pampa. Usaba un sombrero típico del país, que lleva escrito el lugar y el año del Mundial y el pañuelo al cuello característico de los gauchos, la remera con los colores de la selección.

Foto: Primera Edición
Foto: Primera Edición

Gauchito fue ampliamente criticado por la FIFA y por los representantes de México, acusándolo de haberse copiado de Juanito, la mascota de 1970.

Otra crítica fue acerca de no haber usado otro personaje que ya existía, y que ya era para los argentinos símbolo de los Mundiales: Clemente, el personaje de historieta de Caloi. De todos modos Clemente marcaría una página a fuego en la historia deportiva al aparecer en los partidos alentando a la hinchada durante la “guerra de los papelitos”.

Naranjito (España 1982)

Naranjito rompió con la costumbre de utilizar niños como mascotas mundialistas. Representa una naranja, la fruta típica de la zona de Valencia, y viste el uniforme de la selección española. Se rechazaron las ideas de usar toros y panderetas, símbolos españoles por excelencia.

Foto: Hay que estar al Loro
Foto: Hay que estar al Loro

Al principio Naranjito fue ampliamente criticado, pero luego fue aceptado por el público. Miles de recuerdos y artículos de merchandising lo usaron como modelo, y en nuestros días su imagen se recuperó como motivo iconográfico para utilizarla en nuevos productos.

Al igual que Juanito en México y Clemente en Argentina, Naranjito fue estrella de televisión, al protagonizar la serie animada “Fútbol en acción”.

Pique (México 1986)

Foto: Sportpl
Foto: Sportpl

La segunda mascota mexicana repitió el concepto de ser un alimento autóctono. Pique es un chile jalapeño con sombrero de charro (igual que Juanito) y un gran bigote. Tiene piel verde (con lo cual queda claro de que es muy picante) y una camiseta roja. Fue creado en 1983 y tuvo una gran participación en los meses previos al Mundial.

Ciao (Italia 1990)

Italia fue sede mundialista en 1934; sin embargo, la única mascota que creó es la que se utilizó para el Mundial de 1990.

Ciao es la mascota incomprendida en la historia de los Mundiales. Es un personaje geométrico, compuesto por cubitos coloreados con los tres colores de la bandera italiana (verde, blanco y rojo) que forman el cuerpo de un futbolista hecho con palitos. Animales, vegetales y niños humanos ya habían sido utilizados hasta el cansancio desde 1966, por eso los italianos quisieron marcar la diferencia creando un diseño original, simple y simbólico a la vez.

Foto: Twitter
Foto: Twitter

Además de su diseño, hay un detalle que la diferencia de las demás mascotas: todas las que se crearon entre 1966 y 2010 van acompañadas por una pelota. Ciao no lo hace, ya que su cabeza es la pelota.

Ciao fue una figura poco representativa y recibió altas críticas por la extrañeza del concepto, por lo cual no tuvo el éxito esperado.

Striker (EEUU 1994)

Algunos critican la elección de un perro como mascota de un mundial de Fútbol (denominado soccer en Estados Unidos) por considerarlo una antítesis de este deporte, pero no puede olvidarse que el perro es la mascota por excelencia y este país lo considera como un miembro más de cada familia.

Striker fue creado por los estudios de Animación de Warner Brothers, quienes tomaron el modelo del perro por su alto valor cultural en Estados Unidos, al ser la mascota familiar por excelencia en ese país.

Foto: 20Minutos
Foto: 20Minutos

Striker fue un intento de crear consciencia en Estados Unidos acerca de la importancia del fútbol como deporte, de ahí que este perrito fue presentado como el mejor amigo del hombre y el mayor compañero de los futbolistas, al cumplir labores como jugador delantero del equipo. Representa el esfuerzo y la autosuperación personal.

Footix (Francia 1998)

Foto: Primer Edición
Foto: Primer Edición

A diferencia de otras opciones, se consultó a los usuarios de FIFA.com por su mascota favorita por primera vez en la historia de la Copa Mundial de la FIFA. En ese contexto, los resultados finales en el cierre de este artículo marcaron una carrera cabeza a cabeza entre dos personajes que hicieron las delicias de los aficionados: Footix, de Francia 1998, y Naranjito, característico de España 1982.

Footix, un alegre gallo característico por portar la leyenda ‘France 1998’ en su pecho, fue el anfitrión de la única edición del torneo ganada por los Bleus hasta la fecha.

Ato, Kaz y Nik (Japón/Corea del Sur 2002)

Ato, Kaz y Nik es el nombre de las tres mascotas de la Copa Mundial de Fútbol de 2002, que se realizó en Corea del Sur y Japón.

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Se trata de un entrenador: Ato (amarillo) y dos futbolistas: Kaz (violeta) y Nik (celeste), todos ellos hechos de energía. Ellos conforman el equipo de Atmoball (un deporte ficticio similar al fútbol).

Los tres nombres individuales fueron seleccionados de listas restringidas por los usuarios en Internet y en el McDonald's de puntos de venta en los países de acogida.

Goleo VI (Alemania 2006)

A este respecto hay varias versiones. Lo seguro es que GOLEO VI y Pille se toparon con la indicación "Casting de mascotas" cuando iban de camino a un punto de inscripción para balones de la Copa Mundial de la FIFA. Allí se apelotonaban los individuos más peculiares, desde la enorme salchicha con curry de Berlín hasta la galleta brezel bávara.

Foto: 20Minutos
Foto: 20Minutos

También se dice que Pille convenció al jurado, presidido por Franz Beckenbauer, con una impresionante demostración de centros, pases y regates, aunque GOLEO VI no confirma esta teoría. No obstante, hay gente que asegura que GOLEO VI emitió un fuerte rugido en la sala de espera, tras el cual la estancia se quedó completamente vacía, y nuestro amigo se convirtió en el único candidato.

Zakumi (Sudáfrica 2010)

Zakumi nació el 16 de junio de 1994, y es la mascota oficial del Mundial de Sudáfrica 2010. Se trata de un simpático leopardo, que tiene el pelo verde. Fue presentado el 22 de septiembre de 2008.

Foto: Aeromental
Foto: Aeromental

Su nombre es la unión de la sílaba “ZA”, que es el código ISO para Sudáfrica y “kumi” una palabra que significa diez en varias lenguas africanas. La fecha de nacimiento de Zakumi coincide con el Día del niño en Sudáfrica, y 1994 marca el nacimiento de democracia en el país africano, significando esto que Zakumi simboliza a la generación libre de los sudafricanos.

Fuleco (Brasil 2014)

Foto: El Bocón
Foto: El Bocón

Se trata de un armadillo, de la especie “Tolypeutes Tricinctus” una de las especies más amenazadas en Brasil debido a la caza, a tal punto que se ha declarado en peligro de extinción en varias regiones del país sudamericano. De ahí, que varias organizaciones civiles le propusieran como mascota, con el nombre de ‘Tatu Bola’ por la habilidad del animal para curvarse sobre sí mismo y protegerse cuando se siente amenazado.

 

VAVEL Logo