El tapado de Inglaterra 2018: Jamie Vardy, el pura sangre inglés

El tapado de Inglaterra 2018: Jamie Vardy, el pura sangre inglés

El "killer" del Leicester buscará hacerse un hueco en el once de Southgate para demostrar de lo que es capaz en la máxima competición internacional. Su raza, ímpetu y goles serán fundamentales para la selección británica.

franciscoarrieta
Francisco Arrieta Artigas

A escasos días de que comience el Mundial de Rusia 2018, las selecciones nacionales que participan están terminando de pulir sus sistemas de juego mediante partidos amistosos que dejan entrever pistas de los entrenadores acerca del estilo de cada conjunto. 

La selección dirigida por Gareth Southgate será una de las mayores incógnitas del torneo debido al juego mostrado en los últimos amistosos, destacando su irregularidad, siendo capaz de lo mejor y de lo peor. 

El combinado inglés posee un amplio elenco de estrellas de talla mundial, presentando un once en el que se presupone que no partirá de inicio uno de los delanteros que mejor temporada han completado en la Premier League con 20 goles: Jamie Vardy.

No acusa la edad

El delantero nacido en Sheffield ya fue convocado para la Eurocopa disputada en Francia hace dos años tras ganar la Premier con su actual equipo. 

Se convirtió, desde ese momento, en una baza recurrente para las convocatorias de los Pross, debido a que en estas últimas dos temporadas su aporte ofensivo no se ha visto desmejorado, si no que ha continuado siendo una flecha en la punta del ataque de los Foxes.

A sus 31 años, Vardy es el "as en la manga" de Southgate. Fuente: Getty Images.
A sus 31 años, Vardy es el "as en la manga" de Southgate. Fuente: Getty Images.

A sus 31 años, el ariete inglés se presenta en Rusia con la vitola de suplente puesto que, en los amistosos que han disputado los Three Lions frente a Nigeria y Costa Rica, el míster ideó un sistema de juego con carrileros en los que se inhabilita la posibilidad de que jueguen dos puntas de referencia, aminorando las posibilidades de titularidad que tenía Vardy para jugar junto al intocable Harry Kane

En el primer partido de preparación frente a Nigeria, se dispuso el que parece que será el once encargado de disputar el partido inaugural de los ingleses en Rusia frente a Túnez, donde Vardy partió desde el banquillo. 

Sterling y Kane se postulan como los encargados de copar el ataque de Inglaterra de modo que, el atacante del Leicester, deberá cumplir un rol de revulsivo que le viene como anillo al dedo.

A la hora de desglosar los principales futbolistas destacados de uno de los paises que disputaron el primer partido internacional de fútbol de la historia, se da importancia a Harry Kane como estrella del combinado británico o a Sterling por la gran temporada realizada en el Manchester City de Guardiola, dejando en segundo plano a uno de los jugadores que representan uno de los mayores espíritus de lucha de toda la competición (Vardy). 

Vardy representa la garra que necesitarán los ingleses. Fuente: Getty Images.
Vardy representa la garra que necesitarán los ingleses. Fuente: Getty Images.

Un estilo de juego único

La forma que tiene el killer británico de actuar sobre el césped es idéntica a la mostrada en las últimas tres temporadas desde que se dio a conocer, habiendo acusado de manera imperceptible la llegada a la treintena. 

Lo más sorprendente de este hecho, se descubre a la hora de analizar el tipo de juego que practica, debido a que explota virtudes propias de jugadores de mediana edad o incluso jóvenes, tales como la velocidad, explosividad, cambio de ritmo o puntería en el mano a mano. 

Famoso por sus cabalgadas, no es desconocido por nadie su afán por ganar la espalda a las defensas rivales, sirviéndose de una asombrosa habilidad para generar arrancadas que desembocan en duelos mano a mano con el portero contrario. 

Pero su producción no se limita al aspecto ofensivo, destacando sus presiones incesantes a la hora de entorpecer la salida de balón del otro equipo, siendo una pieza fundamental para cualquier equipo que busque robar rápido. 

Velocidad y definición a partes iguales son los principales atributos de un '9' diferente, de aspecto cheposo, pero que cuando arranca en sus cabalgadas, se antoja casi imposible frenar su avance, resultando incómodo para cualquier contrincante, sabiendo exprimir sus minutos de juego con una potencia en sus movimientos a la altura de muy pocos. 

Con estas condiciones, su físico puede parecer que está expuesto constantemente, pero, aquello que le hace tan singular, es la capacidad de ir al límite en cada movimiento sin haber sufrido en estos años ninguna lesión de gravedad a sus 31 años, manteniendo su velocidad punta y aceleración intactas. 

Inglaterra deberá ir a por todas en Rusia. Fuente: Getty Images.
Inglaterra deberá ir a por todas en Rusia. Fuente: Getty Images.

¿Qué puede aportar en el Mundial 2018?

Sin duda alguna formará, junto a Rashford, uno de los revulsivos de mayor importancia del Mundial, gozando  a buen seguro de minutos para demostrar que está a un nivel para ser titular. 

Sus galopadas en las segundas partes, así como su sociedad con Kane cuando se requiera mayor pólvora en ataque, conformarán algunos de los minutos más vibrantes de esta selección. 

Desatascar partidos, sentenciarlos, desajustar defensas y, sobre todo, aprovechar el cansancio del rival para presentarse frente al arco y hacer lo que mejor se le da, marcar goles. 

Southgate optará por un sistema de un único punta, pero el tiempo dirá si Vardy, tal y como ha acabado la temporada, se convierte en algo más que un revolucionario de partidos, pudiendo convencer a base de goles en fase de grupos para hacerse un hueco en el once en caso de pasar a la fase final. 

No entra en las quinielas de jugadores a tener en cuenta en la cita mundialista, pero Jamie Vardy puede llegar a ser una pieza de gran importancia para una selección que necesita de su experiencia y compromiso para llegar lejos este verano, siendo un "tapado" que quiere dar mucha guerra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VAVEL Logo